Compartir

Apenas han pasado 2 meses del último accidente laboral en la zona este y sureste de Madrid, donde un joven obrero argandeño de 28 años, moría en su puesto de trabajo al impactarle una maquina troqueladora en la que habían fallado los sistemas de seguridad reglamentarios.

Hoy nos enteramos de la noticia de que un obrero de 38 años caía desde una altura de 7 metros en una casa de la Avenida Fuentemar de Coslada. El trabajador esta grave en el Hospital de La Princesa.

Estamos hartos ya de poner los heridos y los muertos para que otros se lucren con el esfuerzo de nuestro trabajo pues de otra forma seria imposible, sin trabajo no hay capital.

Accidentes de este tipo no son casuales, “no le pasa a cualquiera”. Claro que no, solamente a aquellos que necesitan de su fuerza de trabajo para vivir en este, y cada vez más, sistema criminal. Este es otro accidente de clase, otro accidente político, es terrorismo patronal, en resumidas cuentas.

Exigimos que se esclarezcan los motivos del accidente y que enjuicie a los culpables del mismo.

También nos ponemos a disposición de la familia para lo que necesiten.

Accidente laboral, terrorismo patronal.

Ni un hermano más herido o muerto trabajando.

TODO PARA LA CLASE OBRERA

Madrid 20 de marzo de 2014

Partido Comunista de los Pueblos de España 

Colectivos de Jóvenes Comunistas