Compartir

Ha pasado ya más de una semana desde que alrededor de sesenta trabajadoras del almacén de manipulación de naranjas Cítricos Meinar en Burriana (Castellón), se declarasen en huelga indefinida debido a que llevan sin cobrar sus nóminas desde la temporada pasada, llevando a cabo una lucha que no piensan abandonar hasta que no consigan lo que parece tan básico, sus salarios.
 
Los antecedentes ya se vienen dando desde el año pasado, cuando la antigua cooperativa, Burexport, entra en concurso de acreedores y el almacén es alquilado a otra empresa del sector. Cuatro meses después, esta empresa desaparece sin motivo aparente dejando a los nuevos trabajadores sin el salario de su último mes trabajado. A las dos semanas, un conocido empresario, Vicente Melchor, toma el control del almacén bajo el nombre de Cítricos Meinar, que vuelve a dejar sin cobrar dos meses a sus trabajadores, hasta este año, que han iniciado la campaña cobrando únicamente el primer mes, con la convicción de que no van a recibir el resto de meses trabajados, y bajo la amenaza por parte de la empresa de que si continúan con la huelga, tampoco cobrarán la Seguridad Social y el almacén será trasladado a otro lugar. Además, el 23 de octubre recibieron una surrealista carta de despido en la que se alegaba que la huelga era ilegal y que no habían acudido a trabajar cuando se las había llamado.
 
Las trabajadoras de Cítricos Meinar no están dispuestas a trabajar gratis, no quieren regalarle a nadie los beneficios de su fuerza de trabajo y esta huelga es su forma de recordarle a la empresa que sin ellas no se va a mover un solo engranaje, que es imposible que la producción salga adelante, y que por tanto, son ellas quienes tienen la última palabra.
 
Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC), queremos mostrar nuestra más sincera solidaridad con las trabajadoras de Cítricos Meinar y nuestra más enérgica repulsa hacia el trato que están recibiendo por parte de la empresa, que ha decidido tomarse al pie de la letra las expectativas  del futuro modelo de producción capitalista: Trabajadores dóciles, trabajo gratis.
 
¡NI UN PASO ATRÁS EN DEFENSA DE NUESTROS PUESTOS DE TRABAJO!
¡EXIGIMOS EL PAGO INMEDIATO DE SUS SALARIOS!
¡TRABAJADORAS DE CÍTRICOS MEINAR, HASTA LA VICTORIA!
 
Col·lectiu de joves comunistes de Vila-real