Compartir

En estos días somos testigos de una nueva pero continuada concentración de capital en esta ocasión Unicaja y Liberbank fusionan sus entidades para pasar ser la sexta entidad bancaria del estado.

Estas fusiones bancarias unen en aspectos reales de capital y su potencialidad, al mismo tiempo, a través del crédito a diferentes empresas industriales, oligarquía¨ fusión financiera e industrial.

Consecuencia de esta nueva concentración del capital se pretende eliminar cerca de 1000 empleos directos a través de jubilaciones anticipadas y despidos concertados, este acuerdo aceptado por el gobierno de la burguesía de turno hoy del PSOE y por el sindicato mayoritario al servicio de la patronal en esta ocasión CC.OO , vuelve a establecer un modelo de prejubilación y despido que beneficia en su totalidad a la entidad bancaria empresarial , en esta nueva ocasión el sindicato o sindicatos vuelven a trabajar en la dirección de la culminación de unos acuerdos que se hacen pasar por justos y beneficiosos para el conjunto de los trabajadores y capas populares, sabemos que esto es falso. En este acuerdo que CC. OO presenta como el mejor posible se repite el modelo que ocasiona el saqueo de las arcas del estado. Se pretende hacernos creer que las prejubilaciones que en este acuerdo se establecen desde los 58 años se deben soportar por parte de la seguridad social y, así se ha acordado por parte de los actores en están presentes en esta negociación.

Un acuerdo que libera de toda carga económica a Unicaja y Liberbank en lo referente a las prejubilaciones pactadas más allá de mantener el pago correspondiente a la seguridad social. Si con esta fusión la entidad resultante pasa a ser uno de las principales entidades bancarias del estado, las cuales han obtenido un beneficio neto de 188 millones de € en el primer semestre 2018, es esta la que debe pagar la prejubilación a sus trabajadores y nunca el estado.

Con este acuerdo el banco, para dejarnos de eufemismos y, llamemos el asunto por su nombre, despide a cientos de trabajadores 760 para ser exactos soportando este un coste irrisorio, es el estado, somos el resto de la clase obrera hoy sobreexplotada viviendo en precariedad laboral y social la que soportamos sobre nuestros hombros el despido de los compañeros de clase. Somos el resto de obreros con las rentas de nuestro trabajo saqueadas por el capital los que costeamos los EREs y reconversiones de la patronal, de esa misma que nos sobreexplota y roba.

No podemos seguir permitiendo las actuales legislaciones laborales que establecen como elemento principal el saqueo y robo de nuestro trabajo en beneficio de las empresas capitalistas. Legislaciones que permiten que las empresas nos despidan y prejubilen con el dinero de nuestro propio trabajo reservando su beneficios.

Los acuerdos a los que en esta ocasión han llegado patronal y sindicatos como en la mayora de los que en los últimos años se han concretado son un verdadero saqueo a las arcas de la seguridad social, con estos acuerdos que establecen que seamos nosotros los que abonemos el despido de otros compañeros hoy y el nuestro mañana se consigue que la tasa de ganancias de la empresa no tan solo no decaiga si no que engorde sustancialmente a costa de las rentas del trabajo de la clase obrera.

Ni un despido más y, que el coste de sus reconversiones las paguen los capitalistas.

Denunciamos el sindicalismo de confraternidad con el capital, exigimos la derogación de las legislaciones laborales aprobadas por los gobiernos al servicio de la burguesía.