• Trabajadores contra la ocupación de sus centros de trabajo por la milicia

     

    Según reporta la agencia SANA, la milicia Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) respaldada por el ocupante estadounidense, se apoderó el pasado sábado por la fuerza de las armas de la sede de la Administración General de Cereales de Siria, la sede de la Compañía Estatal de Electricidad, la ciudad deportiva, partes del complejo de Viviendas Juveniles, la Sociedad Siria de Informática, los departamentos provinciales de Industria, turismo y medioambiente, la sede de Policía de Tráfico, la dirección de Registro Civil y el Banco Comercial, en la ciudad de Hasakeh, donde expulsó a los empleados de todas esas sedes.

  • Trabajadores de la basura emprenden huelga salvaje en Pittsburgh mientras se extiende la ola de Huelga General

    PITTSBURGH, PA - El pasado 25 de marzo, un grupo de varios cientos de trabajadores de saneamiento, en su mayoría afroamericanos, en Pittsburgh, miembros del Teamsters Local 249, realizaron huelgas ilegales y salvajes para protestar por condiciones de trabajo inseguras durante la pandemia COVID-19.

  • Trabajadores y sindicatos en hospitales de Sevilla, Málaga y Huelva denuncian presiones, amenazas y ceses

    En Huelva la gerente del Hospital Infanta Elena llama a la Policía para dispersar las protestas pacíficas y cívicas 

    Comienzan a llegar informaciones de que de las gerencias y direcciones de algunos de los más importantes hospitales públicos andaluces se están recibiendo amenazas y coacciones al personal sanitario por parte de los gerentes que dirigen dichos centros.

    El Sindicato Médico de Málaga (SMM) denuncia que la dirección del Hospital Costa del Sol “amenaza veladamente” a los profesionales con sanciones si usan las mascarillas, salvo ante un enfermo de Covid-19 o de otra patología respiratoria.

    Amenazas en Málaga

  • Trump medita sobre la Operación Antorcha-Gedeón (II)

    Donald sueña sobre los petroleros iraníes, ordena balear niggers y arma otras crisis en Corea y el Líbano

    La red, la tela de araña, y sus laberintos

    Esa pequeña frase: Yo, Trump, Yo el Supremo, Yo, el Imperio… Yo, Yo, (…) repetitiva, está en el comienzo de todos mis sueños nocturnos de coca o de adormidera. Es el primer fotograma, lo que salta al comienzo llenando la pantalla. No sé como sueñan ustedes pero Yo lo hago en fotogramas separados o en pequeños vídeos muy confusos: como una bruma humana de personajes que interaccionan a destiempo. El fotograma es como la imagen de un pantallazo que me llena el cerebro. En colores o en negro. Negro de niggersy de terror ante el Covid 19. Con mayúsculas de suprema potestad, gestos imperiales y tembladera de supremacista blanco. A los niggers les he acosado por los dos lados, estrangulándolos entre la pandemia de virus y los asesinatos policiales. Con ambos métodos se quedan sin oxígeno. Así los quiero. Así o en la cárcel. Soy un hombre humanitario, hace pocos años los quemábamos y en la paz del Señor".

  • Trump, entre libros molestos y mítines fracasados

    A Trump le aprietan los zapatos, y cuán difícil es caminar en una situación como esa.

  • Trump: una guerra para la re-elección

    Con una tasa de aprobación de Donald Trump del 45 % en Diciembre del 2019, los “déficit gemelos” (comercial y fiscal) creciendo inconteniblemente al igual que la deuda pública y una amenaza de juicio político en su contra los consejeros y asesores de la Casa Blanca seguramente recomendaron al presidente que apele al tradicional recurso e inicie una guerra (o una operación militar de alto impacto) para recomponer su popularidad y situarlo en mejor posición para encarar las elecciones de Noviembre del corriente año.

    Esta sería una plausible hipótesis para explicar el inmoral y sangriento atentado que acabó con la vida de Qassem Soleimani, ciertamente el general más importante de Irán. Washington informó oficialmente que la operación fue explícitamente ordenada por Trump, con la cobardía que es tradicional entre los ocupantes de la Casa Blanca, aficionados a arrojar bombas a miles de kilómetros de distancia de la Avenida Pennsylvania y de aniquilar enemigos o supuestos terroristas desde drones manejados por unos jóvenes moral y psicológicamente desquiciados desde algunas cuevas en Nevada. Esa misma prensa se encargó de presentar a la víctima como un desalmado terrorista que merecía morir de esa manera.

  • Ucrania, ardor nacionalista

    El pasado septiembre de 2017 entró en vigor el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Ucrania, después de introducir las exigencias holandesas (expresadas tras un referéndum) de que el convenio no implicase que los ucranianos pudiesen vivir dentro del espacio comunitario, ni obligaciones militares de defensa por parte de la Unión, ni que fuese anuncio de una futura integración de Ucrania en Europa.

    El propio embajador comunitario en Kiev, el diplomático francés Hugues Mingarelli, advertía el mismo mes que el ingreso de Ucrania en la Unión Europea ni siquiera está en la agenda comunitaria. Mingarelli no es una figura menor: dirigió la delegación europea durante las negociaciones del Acuerdo de Asociación con Ucrania.

    Además, desde enero de 2016, se estableció entre ambas partes un área de libre comercio, que provocó la suspensión de otro acuerdo comercial entre Ucrania y la CEI, solicitada por Rusia, para evitar así la entrada en territorio ruso de productos de la Unión Europea, a través de Ucrania, sin el pago de aranceles.

  • Un centenar de degañeses reclama a la Astur Leonesa que contrate a los encerrados

    "La empresa debe cumplir con lo acordado", apuntan los manifestantes

    Al grito de "¡Incorporación ya!" finalizó la manifestación programada por la Plataforma de desempleados de Degaña, ayer a mediodía en la plaza del Ayuntamiento, con el objetivo de mostrar apoyo a los tres parados encerrados en salón de Plenos del Consistorio desde el pasado jueves para reclamar su contratación por la compañía Astur Leonesa.

  • Un debate necesario: ¿se puede “usar” la bandera?

    —Me regalaron el jueguito completo —comenta una muchacha que va vestida, de pies a cabeza, con las rallas y las estrellas de la bandera de los Estados Unidos de América—; yo lo veo bonito, es tela buena, ¿por qué no lo voy a usar? Esto no es política, es moda.

    —Cuando te vistes con la bandera de un país, tu vestimenta comienza a ser política —dice un anciano que hace la cola para comprar el periódico.

    —Si tuviera una licra con la bandera cubana, me la ponía igual, pero, ¿dónde la venden? —responde la muchacha.

    —¡Poner una bandera cubana en una licra sería una falta de respeto inaceptable a nuestros símbolos nacionales! —se molesta el anciano.

    El intercambio tuvo lugar en la esquina de O e Infanta, pero seguramente ha habido debates en otros muchos lugares.

  • Un documento desclasificado de la CIA confirma el papel nefasto y traidor de Carrillo durante la llamada “Transición”

    “Los americanos pueden estar en España mientras los rusos mantengan tropas en Checoslovaquia”. El secretario general del PCE en 1975, Santiago Carrillo, defendió así la presencia de las bases que por entonces tenía EEUU en suelo español, según un informe del espionaje de EEUU desclasificado esta misma semana por la CIA. El documento recoge además las críticas del líder del PCE a su homólogo portugués, Alvaro Cunhal, por su papel en la Revolución de los Claves y las consecuencias que pudiera tener en España.

  • Un hombre que alcanzó el cielo

    Los enviados cubanos a combatir el virus del Ébola en las naciones de África Occidental dieron una lección de voluntad, valentía y profesionalismo a todo el mundo. Roberto Gómez Castellanos, doctor de una de las brigadas, ofrece su testimonio

    Roberto Gómez Castellanos no es solo el jefe de la terapia intensiva del Hospital Militar Mario Muñoz Monroy, de Matanzas; también uno de los hombres más valientes que he conocido.

    Lo veo pasar y sin pensar dos veces lo llamo: «Dóctor, ¿cuándo me va a conceder una entrevista?» Me mira sonriente, duda unos instantes y responde:

    «En el momento que tú quieras, mijo». Quince minutos más tarde está sentado frente a mí en la mesa de mi propia casa.

    Rápidamente su memoria recorre medio mundo, y llega en específico a esas tierras de Sierra Leona, en las que retó al Ébola.

    –Cuando se expandió la noticia de la epidemia del Ébola, ¿imaginó que Cuba brindaría su ayuda?

    –Sabía que Cuba enviaría ayuda, pero no pensé formar parte de ella. Ser seleccionado me asustó, me sorprendió, pero me gustó.

    –Y la familia… ¿cuál fue su reacción?

    –Regular. Ambigua. El niño no se mostró muy sensible en el sentido de ver el riesgo, pero mi mamá y mi esposa sí. La vieja ya tenía sus prejuicios por la edad y la distancia, y llegó a decirme que prefería que no fuera.

    «Entonces le recordé una anécdota de mi niñez cuando no quería estar interno y ella me dijo: “Te voy a sacar de la beca si tú quieres, pero cuando te miren en el barrio y te digan ‘rajao’, ¿qué vas a hacer?” En ese momento se quedó en silencio, consternada, y explicó: “Está bien mijo, pero es que tengo miedo a que te pase algo y no sé si estaré viva para verte cuando vires”».

    –¿Cómo fueron las relaciones entre los colaboradores cubanos?

    –Al inicio resultó complicado porque todos éramos hombres y teníamos caracteres muy diferentes, pero luego nos entendimos bastante bien.

    «Cuando nuestro instructor de la Organización Mundial de la Salud, un psiquiatra, nos convidó a evitar contacto físico con los pacientes, un grupo decidió acatar. Otros teníamos una inquietud: «La opción del psiquiatra es aparentemente buena, pero, ¿qué experiencia tendremos en caso de que uno de nosotros se enferme?», le dije a mis compañeros.

    «Primero unos pocos y luego la mayoría seguimos la política de intervenir en la enfermedad siempre que fuera posible. Algo que también nos motivó fue sentir que no estábamos en vano en esa situación; si habíamos ido para dominar una enfermedad, no estaríamos conformes con hacer de cosméticos, debíamos actuar.

    «Aumentó la preocupación por el de al lado. Todos nos manteníamos pendientes de quien tuviera un poco de malestar o algún síntoma, sobre todo de paludismo que nos afectó sobremanera».

    –¿Cómo los veían los otros colaboradores internacionales?

    –Ah, curioso. Al principio nos miraban como novatos, un personal excedente del Ministerio de Salud Pública –hace un gesto de desprecio con sus manos–. Esta idea se basó en que muchos de los empleados no tenían vínculo laboral en su país y su opción inmediata resultaba el contrato del Ébola. Pensaban que estábamos ahí porque nos convenía. Su postura parecía un tanto discriminatoria y no contaban con nuestra opinión para tomar decisiones.

    «Ellos limitaban el tratamiento endovenoso por miedo a pincharse con la aguja infectada y nosotros, aunque sabíamos que representaba un riesgo, comenzamos a hacerlo; trabajamos de forma más invasiva con el virus y tuvimos grandes resultados.

    Llegamos al punto de que siempre esperaban por los cubanos para comenzar los procedimientos de riesgo. Nos ganamos su respeto.

    «En las reuniones y fiestas buscaban contacto con nosotros por las curiosidades de lo que suponía ser de Cuba. Las preguntas sobre Fidel siempre venían. Muchos terminamos siendo amigos».

    –¿La experiencia de Sierra Leona le mostró una nueva cara de la vida o acaso de la muerte?

    –De la vida. A la gente le sorprende si uno ve muchas personas muertas.

    Desgraciadamente, mi trabajo como intensivista me adapta a este fenómeno. Lo más difícil era cuando nos encariñábamos con un niño y fallecía. Resultaba muy impactante por el vínculo, porque para ganarse su confianza había que invertir parte sensible de uno, de esa porción que un médico tanto tiene que reservar para no afectar su salud.

    –¿Cuál fue el momento más emotivo durante la misión?

    –En la despedida de dos niños jimaguas que fueron dados de alta. Me impactó que reconocieran mi voz y lo que yo había hecho aun cuando en aquellos momentos solo podían haber visto mis ojos y mi nombre escrito en el traje. Ahí fue cuando escribí para Cuba que había llorado por primera vez; y lo hice en verdad.

    –¿Quedan secuelas de esa experiencia en su actuar diario?

    –Permanentes. Los pacientes piensan que yo me limito de sus olores porque ahora paso visita con gorro y nasobuco; a veces se ofenden. Los tranquilizo diciendo que tengo catarro y no quiero perjudicarlos.

    –¿Exageran los que lo llaman «héroe»?

    –Creo que sí. Conozco a muchos que hubieran hecho lo mismo, aunque también a otros que se hicieron los sordos. Fui sin pensarlo; solo dije que allí había personas trabajando y, ¿por qué no yo? En el sentido de que hice algo extraordinario no lo acepto. Pero no desprecio un gesto de admiración por quien reconoce que fue algo bonito en bien de mucha gente; lo agradezco.

    –¿Qué dejó en África?

    –África es misteriosa y allí se me quedó la deuda de haber vencido ese misterio. Su estilo de vida muestra el principio de la sociedad porque ellos todavía viven en los orígenes. Me recuerdan al cubano antiguo; en Cuba ya no quedan muchas tradiciones, y ellos conservan casi todas.

    –¿Piensa volver algún día?

    No sé. Creo que regresar a África me gustaría, y si fuera específicamente a donde me quedó la deuda, en Sierra Leona, lo disfrutaría más. Allí, con nuestras diferencias ideológicas, sociales, políticas, idiomáticas, nos unimos en una idea, en un sueño. Y logramos alcanzar el cielo.


    Publicado en Granma el día 28 de noviemnre de 2017

  • Un KKE fuerte es un apoyo para el pueblo

    El 11 de enero, en el estadio cubierto del Pireo, se celebró un gran evento político-cultural organizado por la Organización Partidaria del KKE de la Región de Ática para honrar el 96 aniversario del KKE en la que habló elSecretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas.

    Miles de personas de todas las edades, trabajadores, desempleados y jóvenes inundaron el estadio enviando el mensaje de que el día siguiente el KKE y la oposición popular deben ser fuertes.

  • Un negocio boyante a costa de la explotación. Hacinamiento y abandono

    Seguramente sin la crisis sanitaria actual seguiríamos mirando a otro lado pese a las denuncias de las trabajadoras de residencias de tercera edad y las de algunos colectivos de familiares. La gallina de los huevos de oro de un servicio público esencial se lo reparten empresas privadas. El accionariado mayoritario son fondos buitre como en VITALIA HOME propiedad del fondo británico CVC, ORPEA o DOMUSVI de fondos franceses o de inversores inmobiliarios en Ballesol, Sanitas o La Saleta. Esas empresas privadas acaparan el 85 por ciento de las plazas y centros disponibles y sus ingresos provienen mayoritariamente de fondos públicos a través de conciertos y concesiones.

  • Un nuevo informe alarmante de las Naciones Unidas: el hambre nuestra de cada día

    Pese a la incapacidad del autor para situarse en  un análisis clasista  y una propuesta revolucionaria, hemos decidido publicar este artículo pues los datos que aporta deben constituirse en un instrumento de uso diario en el combate por la Revolución Socialista

    111_01b

    UN NUEVO INFORME ALARMANTE DE LAS NACIONES UNIDAS

    El hambre nuestra de cada día

    Según el informe anual sobre la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, 2017, el primero que se publica tras la adopción en 2015 de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, el hambre ha vuelto a crecer después de un decenio halagüeño.

  • Una médica alerta de la situación crítica en el Hospital Severo Ochoa: pide hasta botellas de agua para los trabajadores

    Vuelvo a hacer un llamamiento urgente para el Hospital Severo Ochoa. El de ayer no fue suficiente. Seguimos necesitando material, no ha llegado. Han llegado mascarillas quirúrgicas pero eso no es suficiente. Las mascarillas quirúrgicas no protejen a los profesionales que están en contacto con los pacientes con Covid-19. Necesitamos mascarillas FP2 y FP3. No hay ya mascarillas en unidades como la UCI. O los técnicos de rayos están haciendo su trabajo, están haciendo los TACs y los Torax a los enfermos de Covid sin ningún tipo de protección. Por favor, necesitamos que ese material llegue ya, hoy. No hay material, estamos desabastecidos.

  • Una trabajadora sacada de su puesto por los piquetes de D. Amancio

    La crisis sanitaria está dejando al descubierto las desigualdades del sistema y mostrando su rostro inhumano y enemigo de la humanidad. Cada día ante nuestros ojos asistimos con espanto y rabia al descarte humano de quienes ya no son “rentables” y vamos sufriendo el deterioro de nuestras condiciones laborales, la falta de medios de protección, los salarios de miseria, las insoportables jornadas o la modificación unilateral de las condiciones laborales y derechos conquistados tras largas luchas…Y nos quieren en silencio y sumisión, aceptando las ordenes del patrón sin protestar.

  • UNICEF confirma que Cuba tiene cero por ciento de Desnutrición Infantil

    La existencia en el mundo en desarrollo de 146 millones de niños menores de cinco años bajos de peso, contrasta con la realidad de los infantes cubanos, reconocidos mundialmente por estar ajenos a ese mal social.

    Esas preocupantes cifras aparecieron en un reciente reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), bajo el título de Progreso para la Infancia, Un balance sobre la nutrición, divulgado en la sede de la ONU.

    De acuerdo con el documento, los porcentajes de los niños con bajo peso son de 28 por ciento en África Subsahariana, 17 en Medio Oriente y África del Norte, 15 en Asia oriental y el Pacífico, y siete en Latinoamérica y el Caribe. La tabla la completan Europa Central y del Este, con el cinco por ciento, y otros países en desarrollo, con 27 por ciento.

    Cuba no tiene esos problemas, es el único país de América Latina y el Caribe que ha eliminado la desnutrición infantil severa, gracias a los esfuerzos del Gobierno por mejorar la alimentación del pueblo, especialmente la de aquellos grupos más vulnerables.

    Las crudas realidades del mundo muestran que 852 millones de personas padecen de hambre y que 53 millones de ellas viven en América Latina. Sólo en México hay cinco millones 200 mil personas desnutridas y en Haití tres millones 800 mil, mientras en todo el planeta mueren de hambre cada año más de cinco millones de niños.

  • Uno de los nudos de la incomprensión

    Cuando José Mª Aznar era presidente del Gobierno, yo leí en un folleto de los que se distribuían en papel impreso (entonces no se utilizaban las redes sociales de comunicación como ahora), que éste gobernaba a España como un muñeco mecánico movido por los hilos del poder oligárquico imperial.

    Eso me hizo pensar en lo que le dijo al Papa polaco Wojtyla (Pablo II) cuando éste vino a España y expresó su admiración al “milagro español” –se refería al desenvolvimiento económico-, y Aznar le contestó: el milagro español soy yo; también viéndolo con los pies a lo yanqui encima de la mesa conversando con el presidente Bush y contestando a los periodistas con acento tejano-mexicano, o en la boda de su hija asistido por una caterva de dignatarios extranjeros de su pelaje, de España y de la cúpula de la trama Gürtel. Pero lo más sonado fue lo de la foto del “trio de las Azores” arropada por Bush, Blair y Aznar, que sirvió para dar comienzo al genocidio de Irak. Blair, años más tarde, reconoció su error. Aznar no, y siguió con su mentira –dice éste- por el bien de España y de nuestra civilización. Menos mal que eso le costó la pérdida de las elecciones al PP.

  • URGENTE – Observadora noruega expulsada del Sáhara Occidental

    (publicado el  por )

    La Sra. Tone Sørfonn Moe, observadora noruega, fue expulsada hoy a las 12h50, hora local de El Aaiún, capital del territorio no autónomo del Sáhara Occidental por las autoridades marroquíes.

    http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2017/12/00-83-300x264.jpg

    Tone es una estudiante de derecho noruega y fue observadora internacional en el juicio Gdeim Izik, celebrado en el tribunal de apelación en Salé, Marruecos entre 2016/2017, y está acreditada por la Fundación Sahara Occidental, una organización que supervisa los derechos humanos y la situación de los prisioneros políticos saharauis. Tone debería observar un proceso judicial contra un grupo de prisioneros políticos en Marrakech el 12 de diciembre, que fue aplazado.

    Ella viajó de Agadir a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, el domingo pasado, 10 de diciembre.

    A las 12h50 de hoy la Sra. Moe envió el siguiente texto:

    “De acuerdo con la policía, los observadores internacionales no son bienvenidos de. Según la policía, no llegué de forma legal, expliqué al agente civil que llegué a El Aaiún en taxi desde Agadir, y que soy observadora internacional. Fui abordada en mi hotel por cerca de 20 a 25 policías no uniformados. 10 de esos agentes estaban grabándome y sacándome fotografías.

  • Venezuela y el gobierno paralelo

    Este viernes 13 de octubre de 2017 los Estados Unidos y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro impulsaran, en la sede de la OEA en Washington, las primeras acciones para la constitución de un gobierno venezolano paralelo.

    El punto de partida es la aceptación de los nombramientos de los magistrados hechos por la Asamblea Nacional Venezolana (AN) y avalados por la ex fiscal general de Venezuela Luisa Ortega. Se juramentaran como directiva de un tribunal supremo de justicia que tiene como objetivos la anulación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el enjuiciamiento del presidente Nicolás Maduro y el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral. De facto, un nuevo golpe de estado en Venezuela. Hay que destacar que la AN se encuentra en desacato y que la ex fiscal es una prófuga de la justicia.