Como acto de apoyo, hoy, en Las Palmas, se estrena "Me dicen Cuba", desde el pasado miércoles, 4 de junio, la capital estadounidense ha sido el escenario de las III Jornadas de denuncia del caso de los revolucionarios cubanos encarcelados en EEUU, desde 1998, por luchar contra el terrorismo.

Alrededor de 60 mil personas secundaron la manifestación que fue convocada en la capital tinerfeña y que recorrió la Avenida Anaga bajo el lema “Canarias una sola voz contra las prospecciones”. 

El Partido Comunista debe extraer conclusiones de los resultados electorales que ayuden a proseguir reagrupando a la clase obrera y a los sectores populares, en la perspectiva de organizar el contraataque por el poder obrero y popular y la ruptura con las alianzas imperialistas. 

 

Pasadas las elecciones la tendencia natural es a centrarse casi exclusivamente en los análisis de los resultados y dejar un poco al margen y como elemento secundario la evaluación del trabajo desarrollado. Ciertamente en la democracia representativa burguesa éste –el del trabajo realizado– es un elemento secundario y son otros los que acaban determinando los resultados (¡y si no que se lo pregunten a Podemos!), pero para los y las comunistas es una obligación de primer orden realizar un análisis lo más certero posible de nuestro trabajo para poder valorar correctamente si, al margen del aumento de votos que hemos cosechado, podemos hablar de un buen trabajo realizado o no.

La vuelta a los beneficios de las sociedades cotizadas coincidió en 2013 con una reducción de empleo del 6,7%.

Las empresas que cotizan en Bolsa repartieron el año pasado un total de 8.553 millones de euros entre sus accionistas, según un reciente informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La mayor parte de ese dinero corresponde a las incluidas en el Ibex, cuyos dividendos sumaron en 2013 la nada despreciable cifra de 7.830 millones, aunque se quedaron un 32,5% por debajo de los del ejercicio precedente.

 “… aun el Estado más pequeño realmente está dividido en dos Estados. Uno es el Estados de los pobres y el otro el de los ricos. Ambos están en permanente guerra entre sí”. Platón

Aparentemente es de una candidez angelical a la vez que inconmensurable cinismo la pretensión ideológica del capital proponiendo a los capitalistas individuales no ya como los grandes benefactores de la humanidad, sino incluso como exclusivos portadores del sostenimiento y avance que permite a los humanos poder sobrevivir en un mundo hostil, amedrentados por causas ajenas al desarrollo del propio sistema capitalista.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"