Este pasado día 2 de mayo el PCPE ha recibido una comunicación, vía mail, del Departamento de Internacional del KKE que, arrogándose la autoridad del Secretariado de la ICE, comunica a nuestra Secretaría de Internacional que a la actividad de los próximos días 6 y 7 de mayo en Berlín asistirán dos delegaciones del PCPE.

Como primera posición, para dejar las cosas claras, decir que, bajo ningún concepto, el PCPE acepta una manipulación de este tipo, que es un ataque inaceptable a la soberanía de nuestro Partido y una injerencia en cuestiones internas. El PCPE rechaza esta actuación chantajista y manipuladora.

El KKE no tiene ningún derecho a decidir cuestiones relativas a un miembro de la ICE que, además, en este caso, se trata de un miembro del Secretariado. Cabría, en relaciones de camaradería y respeto, plantear cualquier debate político que los camaradas del KKE tengan interés en colocar sobre la mesa. Pero no cabe ninguna imposición, y menos la manipulación en relación a una fracción absolutamente minoritaria en el CC y en el conjunto de la militancia,  sobre la que hemos informado puntualmente a los Partidos hermanos. Parece que el KKE, sin realizar si quiera una mínima consulta a nuestro CC,  no ha necesitado ni una semana para dar carta de legitimidad a los miembros de la fracción.

El KKE no debe repetir anteriores errores del MCI en relación al respeto a la soberanía de los partidos.  Errores que si entonces se justificaron por la  autoridad de un gran Partido en el poder, el PCUS, hoy ni tan siquiera por esa razón puede permitirse que exista quien se abroga el papel de conductor del movimiento revolucionario internacional que sí hubo  en épocas pasadas.

El presente artículo es la elaboración del camarada Alexis Dorta - Secretario del Área Ideológica del CC - presentada por el PCPE a la edición de la RCI en homenaje al Centenario de Octubre. 

La crítica a este artículo en el Consejo de Redacción  de la Revista Comunista Internacional por parte del PCM y el KKE fue la primera escenificación internacional del trabajo de una fracción propiciada e impulsada por estos dos partidos.

La utilización del cínico pretexto de cuestionarlo por calificar la  Revolución de Febrero como burguesa es la razón de la retirada del mismo por parte de la dirección del PCPE.

A la vista de los acontecimientos el SP del PCPE entiende que ahora es el momento de hacerlo público.

Sean nuestros lectores y lectoras quienes lo valoren


Lecciones de Octubre: el PCPE en el centenario de la revolución de Octubre

La revolución proletaria de Octubre en Rusia, significa unos de los acontecimientos históricos más trascendentes. Pero su trascendencia no sólo se encuentra en que significó que por primera vez se diera un cambio radical en la correlación de fuerzas sociales y políticas que supuso la construcción histórica del poder político de los trabajadores, sino, porque su triunfo colocó al marxismo, y su aplicación práctica en el elemento fundamental de la transformación social.

Nunca antes, en la historia, se ha plasmado con mayor intensidad aquella máxima teórica que nos advierte de que en la sociedad de clases la ideología dominante es la de la clase dominante. Los medios actualmente disponibles, su extensión casi ilimitada, y la profundidad de sus mecanismos e instituciones dedicados a la dominación ideológica y -lo que no es menor-, la capacidad para engatusar a las capas populares, para invadir todos los aspectos de la vida diaria y establecer un horizonte mental de individualismo egoísta, inmediatez y despreocupación -entre otros muchos elementos-, hacen tremendamente difícil el escapar a esa fabulosa maquinación.

Se desprenden, de ahí, las inmensas tareas que el PCPE ha de asumir en estos momentos.

Enfoquemos, por ejemplo, una de las más inmediatamente prioritarias, como es la de construir la independencia política-ideológica y organizativa de la clase obrera, o bien, la de eliminar el individualismo e individuo burgués, sólo alcanzable en una sociedad plena como la comunista: o sea, suprimir la materia sobre la que se asienta toda la ideología burguesa y pequeño burguesa, desde la propiedad privada a la inmensa construcción jurídica que la protege.

"Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase."

V.I. Lenin-El Estado y la Revolución

Desde la irrupción de PODEMOS en la escena política, se ha iniciado un estilo de comunicación centrado en utilizar palabras que por sí mismas, no dicen nada, pero que en el contexto en que se utilizan, enmarcan una aspiración política determinada.

El Secretariado Político del Comité Central del Partido mantendrá una línea de información para facilitar un conocimiento claro y concreto del ataque fraccional que hoy sufre el PCPE. Esta primera nota de prensa tiene el objetivo de informar de qué miembros del Comité Central se han incorporado a la fracción y de quienes, cumpliendo con los acuerdos del X Congreso, están hoy al frente de la máxima Dirección central del Partido.

El CC elegido por el X Congreso se componía  de 38 miembros más 3 de CJC en función de su responsabilidad. Un total de 41.

Los miembros del Comité Central que se han incorporado a la fracción, y que en consecuencia han sido expulsados del Partido son:

  1. Roberto Guijarro.

  2. Emma Esplá.

  3. Marina Quintillán.

“morirás sabiendo, ya sin ninguna duda, que nada es más hermoso, más cierto que la vida… … en tu balanza la vida habrá pesado mucho más” (Nazım Hikmet)

En las últimas semanas ha vuelto a ser actualidad, tras su fallecimiento, la lucha de Pablo Ráez contra la leucemia y su implicación en la promoción de donaciones de médula ósea, tejido que se utiliza, como sabemos, para realizar trasplantes en pacientes que sufren ciertos tipos de cánceres. Con respeto a su persona y al modo en que vivió y enfrentó la muerte, cabe preguntarse si el pueblo trabajador ha de delegar la defensa de la sanidad a acciones individuales y voluntaristas, o si dicha defensa ha de asegurarse de manera colectiva y organizada, frente al ataque generalizado que el capitalismo está realizando contra algo tan serio como nuestra salud, mediante la búsqueda recalcitrante del beneficio empresarial en cualquier ámbito, incluido el sanitario.

¿Ganar sin luchar?

Pregunta de Perogrullo que la experiencia demuestra que no lo es tanto y sobre la que como clase, una y otra vez, cometemos el error de negar los aprendizajes acumulados a lo largo de los años y pretendemos empezar de cero condenándonos a repetir todos los errores anteriores.

Como en todo, en la sociedad dividida en clases y fundamentada en la explotación, son la posición social, la conciencia de clase y la ideología lo que, en última instancia, determina la asunción de tácticas y estrategias para la consecución de unos objetivos. Acuerdos que, como criterio definitivo de la verdad, será la práctica la que, en última instancia, confirme si han sido acertados o no y en qué grado lo han sido más o menos.

Conclusión: Todo lo avanzado años atrás se consiguió luchando y todo lo perderemos si no luchamos

Big Data: una cantidad tan ingente de información (datos) que un ordenador normal no tiene capacidad de procesar. Metadatos: acción-relación (dato) que, procesada, aporta conclusiones más allá de lo visible (datos).

Eso es el futuro, pero ya está aquí.

Todo en todas partes

Nuestras vidas, nuestras acciones, incluso las más rutinarias o insignificantes, se van incorporando a gigantescas bases de datos. Esos datos se procesan y se sacan perfiles (prioridades, gustos, salud, amistades, deseos, etc.)

Es imposible saber quién tiene esos datos, cuanto de cada individuo está almacenado. Mucho menos saber para qué se usarán esos datos, que definen un conocimiento tan amplio y diverso sobre cualquier persona.

Las redes sociales suministran una información ingente al Big Data. WhatsApp o Facebook valen tanto por la cantidad ilimitada de datos que obtienen de sus usuarios. Telefónica tiene ya una parte importante de su negocio en el comercio de datos.

Ciudadanía es la palabra más persistentemente de moda. Parece raro que no la hayan "elegido" palabra del año. Aunque la "elegida" (vivimos democráticamente, elegimos hasta las palabras) está en estrecha relación con ella: populismo.

Difundir y asentar en el imaginario colectivo la palabra ciudadanía es un arma de excepcional calibre en la guerra que el sistema esgrime permanentemente para imponer su dominación ideológico-política a las masas trabajadoras, Especialmente a la clase trabajadora para que no se reconozca como clase y, menos, sea capaz de fugarse del presidio ideológico del sistema del capital y quiera movilizarse por sus verdaderos intereses.

Podemos, primero como grupo, partido político después, ha manejado con amplitud y soltura este término, aportando su óbolo al caudal de la dominación ideológica burguesa y haciendo verdad, para mal, aquello ya dicho por Marx de "las ideas se convierten en fuerza material cuando arraigan en las masas" (más o menos). No en vano su afición por las palabras huecas, proviene de la más genuina e intelectualizada corriente populista: la de los Mouffe-Laclau.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"