La centralización y concentración del capital ¿son obligadas consecuencias de las crisis cíclicas del capitalismo? La respuesta a esta pregunta es un no rotundo, el capital mantiene una tendencia intrínseca en su funcionamiento que es la de <fusionarse>, centralizarse o concentrarse, Carlos Marx, en su obra el Capital, demuestra que por naturaleza el capitalismo se irá concentrando estando cada vez en menos manos propietarias. Y Lenin nos habla de la última fase del capitalismo, denominada fase imperialista-monopolista del capital

CENTRALIZACIÓN DEL CAPITAL: crecimiento del volumen del capital por la unión de varios capitales en uno solo o por la absorción de uno de ellos por otro. Este proceso significa que entre los capitalistas se redistribuyen capitales ya acumulados. La particularidad del proceso de centralización del capital estriba en que tal proceso refleja relaciones sobre todo entre los propios capitalistas. Sirven de palanca para acelerar la centralización del capital la lucha competitiva entre los capitalistas y el desarrollo del crédito capitalista. La centralización del capital hace que la riqueza social se concentre en un pequeño grupo de grandes magnates del capital o en una unión de capitalistas. Una de las formas en que el capital se centraliza es la sociedad anónima. Al centralizarse el capital < con su consiguiente concentración>, ciertos propietarios de medios de producción se arruinan y son absorbidos por otros, crece la riqueza en manos de los mayores capitalistas. La centralización del capital, lo mismo que su concentración hace que el trabajo y la producción se concentren en grandes empresas, acentúa el proceso de socialización de la producción y, al mismo tiempo intensifica los contrastes sociales y los antagonismos de clase en la moderna sociedad capitalista.

El pasado día 18 de enero el destacado defensor de los intereses de la burguesía y los señoritos, un parásito al servicio del capital que ha vivido toda una vida del presupuesto del estado, el ciudadano militante del PP Juan Manuel Moreno fue proclamado Presidente de la Junta de Andalucía, esta proclamación es producto de los acuerdos a los que llegaron los tres partidos de extrema derecha unidos en santa coalición y los cuales comparten un mismo ideario y programa. En los encuentros y debates previos a la formación de gobierno, estos escenificaron unas ciertas diferencias que en la realidad no existen, ya que los tres abogan por la privatización de los servicios públicos para ponerlos en manos de empresas del Ibex 35, los tres han manifestado su posición contraria a la ley de memoria histórica, PP y Cs votaron contra ésta en el parlamento del estado, los tres defienden una ley fiscal que favorece a las grandes fortunas, los tres coinciden en su propuesta de abolición de la ley del aborto recordar que el PP votó contra esta, esta santa alianza de extrema derecha aboga por leyes que defiendan la tauromaquia y la caza como modelo cultural. Los tres partidos de la extrema derecha han manifestado en multitud de ocasiones su rechazo a la ley de violencia de género, la cual, aun siendo insuficiente, a estos les parece un atentado a su moral misógina y machista y pretenden cambiarla desde el parlamento andaluz. Esta santa alianza de fascistas, declaran públicamente desde hace ya décadas, el PP y más recientemente Cs y Vox, su xenofobia y racismo.

ACOMPAÑAMOS UN NUEVO COMUNICADO DE LOS CAMARADAS DEL PCS

Partido Comunista de Sudán: 

Las fuerzas de seguridad asedian sede del Partido Comunista

Llamada urgente a la solidaridad con el Partido Comunista de Sudán.

Jartum 19 de enero 2019

Varios vehículos militares con soldados y miembros armados de las fuerzas de seguridad han rodeado la sede del Partido Comunista de Sudán hoy por la tarde.

Aunque no se abren paso en el edificio, como la última vez, han detenido a un camarada, que salía del edificio, y han continuado con el acoso e interrogando a muchos otros camaradas y compañeros que estaban en el interior del edificio o en sus proximidades.

Cuando se les dijo que todas las personas que ya se habían ido y no había nadie en el interior, a excepción de los guardias de seguridad, se retiraron, pero han mantenido la sede del partido bajo estrecha vigilancia.

Los conocimientos políticos, ideológicos y filosóficos adquiridos por Jack London, unidos a su experiencia vital, le sirvieron para fabular la gran cantidad de novelas y ensayos que escribiría a lo largo de su existencia: “La quimera del oro”, un relato estremecedor sobre la supervivencia en el marco de la fiebre del oro experimentada por el propio London en su viaje al valle de Yukón (Canadá) en 1897, cuando el escritor tenía apenas veinte años de edad; “La llamada de la selva” y “Colmillo Blanco”, dos novelas cortas (quizás las más leídas del autor estadounidense por la clase obrera de todo el mundo) sobre la psicología del ser humano y sobre “la voz inarticulada de lucha por la existencia”; “El amor a la vida”, ocho relatos sobre la fuerza de la voluntad, y del que Kruspskaya, la excepcional compañera de Lenin, cuenta en sus memorias que el líder de la revolución soviética falleció con ese libro entre sus manos.

Conocí a Pedro Mateo Merino a mediados de enero de 1984, pocos días después del Congreso de Unidad de los Comunistas del que nació el PC (PCPE). Yo iniciaba mi militancia comunista con quince años recién cumplidos; Pedro, con setenta y dos, ya tenía tras de sí un impresionante currículum de combatiente curtido en varias guerras y procesos revolucionarios, circunstancia que yo ignoraba por completo.

Últimamente hemos escuchado mucho esa frase de “nuestros hijos vivirán peor que sus padres”. Esta expresión encierra una pequeña inexactitud. Podemos afirmar, los que tenemos cierta edad, que ya (en presente) nuestros hijos e hijas viven peor que la mayoría de nosotros y nosotras.

Al incremento de la plusvalía relativa, relacionada con el aumento de la productividad, se suma una mayor plusvalía absoluta, fruto de la desesperación patronal por frenar el colapso económico al que este sistema patético nos conduce. Casi la mitad de las horas extras que se trabajan no se pagan.

Para la OIT (Organización Internacional del Trabajo), un trabajo precario se puede definir por la incertidumbre que acarrea en cuanto a la duración del empleo, la presencia de varios posibles empleadores, una relación de trabajo encubierta o ambigua, la imposibilidad de gozar de protección social y los beneficios que por lo general se asocian con el empleo, un salario bajo y obstáculos considerables tanto legales como prácticos para afiliarse a un sindicato y negociar colectivamente.

Si tenemos en cuenta estos factores que definen la precariedad laboral, la totalidad de la clase obrera en estos últimos años, se ha ido adentrando en esta senda, pero, es sobre todo la mujer y la juventud, quien padece estos males de forma mucho más alarmante.

O si demostráramos que son conservadores

Entre los muchos factores políticos e ideológicos por los que la nueva socialdemocracia de PODEMOS y sus confluencias electorales –incluida IU y el PCE- pueden considerarse estructuras sistémicas, uno de los más determinantes es su diaria defensa de la superestructura cultural e ideológica del estado burgués. Pudiera parecer exagerado o incluso mentira acusar a quienes se prodigan con un verbo tan afilado contra el recorte de derechos sociales y laborales y en defensa de la práctica totalidad de libertades civiles y políticas, de puntales del status quo del sistema de dominación capitalista y de todas y cada una de sus estructuras políticas desde el ámbito municipal al interestatal (UE, OCDE…), sin embargo, en estas líneas trataremos de demostrar lo contrario, lo acertado de una afirmación que día a día los hechos demuestran.

La crisis superestructural de la formación social española o el barco hace aguas por todos lados.

El armazón que dio continuidad al franquismo en una monarquía parlamentaria con economía de mercado perfectamente integrable en las estructuras más avanzadas del capitalismo internacional, no ha sido capaz de salir incólume de la crisis económica estructural que le ahoga desde 2008. Desafección e incredulidad en la práctica totalidad de sus instituciones es la consecuencia de una realidad en la que el Estado es incapaz de mantener los mínimos derechos y prestaciones que tras largos años de lucha de clases, los trabajadores y trabajadoras de este país habíamos alcanzado. Ciertamente muy poco y mal repartido en un país con altísimas tasas de desempleo estructural y amplias bolsas de pobreza, pero fruto de décadas de confrontación social en todos los ámbitos. En las empresas y en los barrios, con huelgas y manifestaciones, hemos sido decenas de millones de personas las que, pese a las constantes traiciones de la vieja socialdemocracia y el eurocomunismo, conseguimos arrancarle nuestros derechos al Estado. Insistimos, hemos sido nosotros/as los que hemos conquistado nuestro derechos y ni uno de ellos nos ha sido concedido gracialmente por nuestro enemigo de clase.

Entrevista exclusiva a Rafael Gómez Parra, responsable político de la organización de periodistas del PCE en Madrid, durante la Transición:

"De acuerdo con las informaciones directas que nos llegaron, cuando la policía detuvo a Carillo se echó a llorar y pidió compungido que llamaran a Martín Villa"

Gómez Parra es un veterano periodista y escritor con una larguísima trayectoria profesional. Afiliado al PCE durante la clandestinidad, participó en los primeros encuentros de la Junta Democrática, como responsable del comité de Prensa, Artes Gráficas y Editoriales del Partido. Fue detenido dos veces por la Policía Política que dirigía, entre otros, Billy el Niño. Trabajó en numerosas publicaciones como "Gaceta Ilustrada", "Actual" o "Interviú". Fue corresponsal de guerra y es autor de libros como "Jomeini el profeta de la guerra" o "La guerrilla antifranquista". En esta entrevista en exclusiva concedida a Canarias-semanal, Gómez Parra ofrece las claves para entender la Transición. Una operación política fraudulenta sobre la que se construyó el Régimen político del 78, aún vigente en el Estado español (...).

El fascismo español, que en su formula actualizada y transnacional- léase de influencia yanqui-, está vehiculando Vox, no es una novedad, ni ninguna originalidad en el panorama político e histórico del estado español. A poco que recordemos, y a poco que profundicemos en los procesos históricos y en el análisis político, es evidente, que el huevo de la serpiente del fascismo hispano ya anidaba desde la Transición en AP, se trasladó al PP sin sufrir variaciones, mutó desarrollándose en Ciudadanos y ha eclosionado en sus formas mas primitivas y planas en Vox.

Pero veremos que no hay nada nuevo bajo el sol mesetario de la España cañí, que lo que parece una novedad no es mas que una proyección histórica de un fascismo español que hunde sus raíces allá por finales del S.XIX con un regeneracionista, Costa, que ya planteaba cuestiones, si no iguales, si parecidas. Porque el fascismo hispánico, mesetario, es como todos los productos políticos fascistas, consecuencia de la crisis económica, política e ideológica a que somete a los países la oligarquía nacional e internacional. Esta golpea brutalmente a la clase obrera a la que arroja al paro, a la marginalidad y a la pobreza, pero también golpea a sectores de la pequeña y mediana burguesía a los que proletariza y ningunea. Esta pequeña y mediana burguesía se radicaliza, y busca en el fascismo, rara vez en otras ideologías, la “solución” a sus problemas. Todo ello, la crisis de la clase obrera, la crisis de la pequeña y mediana burguesía, el miedo, la xenofobia, el racismo, etc, hábilmente mezclados y masivamente difundidos por la prensa burguesa al servicio de los monopolios, se convierten en un catecismo del fascismo, que con propuestas delirantes y simplonas, con llamamientos imperiales, guerreros, clericales y patrioteros anestesian a la clase obrera y conducen a la sociedad a un enfrentamiento civil guerracivilista.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"