El gobierno del PP ha presentado los Presupuestos Generales del Estado para 2018, unas cuentas fieles a sus intereses de clase y alas políticas que vienen desarrollando desde que ocupan el gobierno.Lo hacen sin complejos  y destinan nuestro dinero a apuntalar una economía capitalista en crisis y evidenciansu ideología burguesa,machista y militarista.

Mantienen lafalta de cobertura de los servicios públicos, desatención necesidades básicas de los sectores populares e inversión en cemento y líneas de alta velocidad y, al estilo populista que tanto denuncian, incorporan medidas electoralistas,  medidas sociales parciales, estéticas e incluso folclóricas.

Cumplir las órdenes del emperador Trump y exigencias de la OTAN.El Ministerio de Defensa crecerási se aprueban los presupuestos, hasta 8.453 millones de euros, un incremento del 10,7% respecto al año pasado. Es el ministerio con mayor inversión por segundo año consecutivo. Es el que consigue más fondos públicos para inversiones, 3.017 millones, debido a la inclusión en el proyecto de presupuestos del gasto armamentístico que antes se pagaba mediante créditos extraordinarios aprobados por decreto, una práctica que prohibió el Tribunal Constitucional. 

Mucho más allá, por poner solo unos ejemplos, de los casi 1500 políticos imputados, de cambios en la alcaldía de ciudades como Alicante por la compra por el PP del voto de una tránsfuga de Podemos al más puro estilo “Tamayazo”, de la existencia de líderes mineros como Fernández Villa “amnistiando” 1.400.000€ ocultos en paraísos fiscales, de un tal M.Rajoy que nadie sabe quien es pero que sí se sabe que cobraba dinero en B, de un cuñado y yerno condenado disfrutando de unas vacaciones en Suiza o de la existencia de una trama de entrega de títulos universitarios a cambio de dinero y servicios prestados; la realidad del Reino de España es la de un estado que hace aguas allá por donde se le mire. ¿Y por qué ocurre eso? ¿Y por qué no hay una revuelta popular generalizada contra esta situación de emergencia?

Son estas reflexiones que nos hacemos a diario y sobre las que no está de más que, de tanto en tanto, además de refrescar lo que ya hemos afirmado tantas veces, vayamos añadiendo nuevos datos y elementos de análisis. No es suficiente gruñir y desearles lo inimaginable; es necesario que demos un paso más y seamos capaces de convertir nuestra ira impotente en odio creativo capaz de socavar los cimientos de su dominación.

Nos mean y dicen que está lloviendo. Célebre pintada que apareció en las paredes de Buenos Aires y que, en un elevado pensamiento, resume la realidad que nos aplasta desde que la burguesía constituida en clase en el poder, descubrió que es más fácil explotar bajo el paraguas de lo que, sin ruborizarse, aun se atreven a llamar democracia pero no es más que una de las diversas formalidades que adopta la dictadura del capital.

Después de casi cinco meses de espera, hoy se  ha dictado el fallo del denominado “juicio a la manada”, como se autodenominaban los autores de la agresión y violación grupal  a una joven de 18 años en Pamplona. Mas que de una manada se trata de una verdadera jauría, una jauría de violadores.

A lo largo de todo este proceso, que comenzó en julio de 2016, quien realmente ha sido sometida a “juicio” ha sido la víctima, juicio al que hemos asistido a través de los medios de comunicación, redes sociales, tertulias varias, etc.  Lo que se ha juzgado no es una travesura, lo que se juzga es la violación y las agresiones a una mujer, lo que se juzga es un hecho que se repite  en España todos los días, porque diariamente se denuncian cuatro violaciones en este país.

Hoy nos han sentenciado  también a todas nosotras y más que nunca asistimos, a como el capitalismo se sirve del rancio patriarcado para sustentarse, o si no, cómo explicamos la actuación de estos individuos, que premeditaron, prepararon y retransmitieron los hechos como si de un espectáculo se tratase.

Toda una maniobra para mantener la impunidad del franquismo y sus crímenes.

No es sorprendente la propuesta del PSOE de una reforma de la llamada Ley de Memoria Histórica (Ley que ellos parieron) en una fase donde dicho partido se encuentra en la oposición y vamos de camino a cercanos procesos electorales.

Tampoco es sorprendente la posición del Gobierno reaccionario del PP y sus incómodos acompañantes neofascistas de Ciudadanos si analizamos su ideología y el papel que desempeñan en el actual sistema de dominación del capital.

Todo este nuevo espectáculo lo tenemos que analizar también dentro de ese “espíritu” de la sacro santa y  “modélica” Transición que ha guiado tanto a la derecha neofranquista, la socialdemocracia y la izquierda reformista y oportunista desde la muerte del dictador hasta nuestros días, generando pactos de vergüenza y olvido para las víctimas del franquismo y el desarme de la clase obrera. Todo ello amparado por una monarquía borbónica heredera del franquismo y garante del actual sistema de dominación.

En 2012 vimos la lucha a vida o muerte que los mineros asturianos, una vez más, afrontaron. El gobierno tenía previsto hacer recortes en el sector del carbón. Los mineros respondieron a esta agresión como hacía tiempo que no se veía. Se vieron prácticas obreras casi olvidadas, como los mineros británicos dando dinero para la caja de resistencia. Estos alegaron que en los años 80 los mineros españoles hicieron lo mismo con ellos.

No obstante, el debate estaba servido obviando estas prácticas solidarias: ¿apoyar a los mineros o cerrar de una vez las minas de carbón? Unos apoyaban el seguir con la explotación de las minas de carbón, otros, digamos los ecologistas, por cerrarlas. Las dos posturas son tan ingenuas e incompletas como cómodas para cada uno de los contendientes.

Una de las posturas, seguir con la explotación de las minas de carbón, implica seguir emitiendo CO2 y por tanto continuar poniéndonos la soga al cuello con el calentamiento global. Cambio climático que afectará (ya lo está haciendo) principalmente a las clases explotadas.

Un año más, Amnistía Internacional, ha vuelto a sacar los colores a la careta democrática, que cada vez más hecha jirones, tapa la dictadura del capital que se vive en la monarquía parlamentaria española.

 

Así, la primera parte del informe trata sobre “La libertad de expresión y de reunión”. Este es el punto más desarrollado, y trata las detenciones de políticos y activistas sociales catalanes y su ingreso en prisión preventiva, así como el exilio político de gran parte del Gobierno de la Generalitat, fijando estas cuestiones como contrarias al derecho de reunión y a la libertad de expresión. También se tratan las condenas por “enaltecimiento de terrorismo y humillación a las víctimas” de Cassandra Vera y los titiriteros, así como las sanciones administrativas aplicadas por la conocida como Ley Mordaza. A este respecto, cabe añadir las condenas y el encarcelamiento de los raperos de La Insurgencia, Pablo Hasel y Valtonyc entre otros, por delitos de la misma naturaleza, aunque los mismos no aparecen en el informe.

 

A L’OPINIÓ PÚBLICA, ALS MITJANS DE COMUNICACIÓ DEMOCRÀTICS

Des de l’Espai de Trobada per la Llibertat a on, a més a més de persones a títol individual, participem diverses organitzacions polítiques, socials i sindicals de la ciutat d’Alacant vinculades per la nostra ferma defensa de la llibertat d’expressió i la totalitat del drets polítics, socials, laborals i civils conquerits al llarg de molts anys de lluita obrera i popular, volem  fer públic el nostre rebuig a l’actuació de la Subdelegació del Govern durant el passats dies 26 i 27 de Març prohibint el nostre dret de manifestació.

Al·legant motius burocràtics i la prevalença del dret a la manifestació dels membres de l’Església Catòlica, el representants del govern espanyol a les nostres comarques, no tant sols ens van prohibir concentrar-nos, sinó que tampoc  van acceptar la nostra proposta de canviar el lloc de la concentració “Contra la Repressió” a la porta de l’Estació de Renfe.

Una mostra clara del seu autoritarisme i de la seua voluntat de silenciar tota veu crítica amb la repressió de l’Estat i solidària amb tots i totes les persones que estan patint-la tant a  Catalunya, com al nostre País Valencià o a la resta de l’estat espanyol.  Una aplicació concreta de la Llei de Seguretat Ciutadana i pas més cap al feixisme que dia a dia i envoltat de xovinisme “rojo y gualda” ens vol passius davant la seua violència sistèmica.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria constituido por el PSOE, Las Palmas Puede y Nueva Canarias arriban al poder enarbolando la bandera de una política participativa, siempre prometida por la burguesía, pero nunca antes materializada. Con esta finalidad se reactivan los Consejos de Participación Ciudadana, teniendo como protagonistas a concejales, técnicos de participación, así como vecinos y vecinas de los diferentes distritos de la capital.

La promesa giraba en torno a la puesta en marcha de una serie de presupuestos participativos, destinados a los numerosos problemas y serias carencias de los barrios de la capital, transmitidos de primera mano por su propio movimiento vecinal en cada uno de los encuentros llevados a cabo.

Recientemente tuve la oportunidad de presenciar una charla ofrecida por Carlos Sánchez Mato, otrora concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid con la agrupación Ahora Madrid, con motivo de la inauguración de la octava edición del curso Análisis Crítico de la Economía Capitalista organizado por la Universidad Complutense de Madrid y, más particularmente, por el economista marxista y profesor Xabier Arrizabalo.

A lo largo de su intervención, Sánchez Mato fue desgranando datos interesantes, como el consabido sobrecoste de 130.000 millones de euros que, de 2007 a 2015, pagamos la clase trabajadora por el hecho de que las administraciones públicas han de financiarse en los mercados en lugar de hacerlo directamente a través del Banco Central Europeo, contribuyendo así al sostenimiento del parasitario sistema financiero. 

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"