Los más de 60 obreros de la fundición Greyco, ubicada en San Felices de Buelna, continúan la lucha que comenzaron el pasado mes de diciembre con una huelga reclamando el pago de los salarios atrasados (la última nómina cobrada fue en el mes de noviembre) e inversiones de la empresa matriz, Frenos Iruña, en la planta de Greyco, que está en unas condiciones completamente insostenibles y muy peligrosas para los trabajadores por la humedad y goteras existentes.

Sucedió a las i tres de la mañana en la turbina de la central térmica cuando los obreros intentaban solucionar un incidente. Una pieza se desprendió de la máquina que manipulaban, saliendo despedida, matando a uno de los trabajadores, e hiriendo a otros dos.

La huelga que iniciaron a finales de marzo pasado las 8 trabajadoras de la cantina de la Universidad Miguel Hernández de Elx (UMH) ha marcado una senda de lucha por el respeto a su dignidad y condiciones laborales que constituye un valioso ejemplo para el resto de trabajadoras/es de los servicios privatizados/externalizados de la Universidad.

Los 20 trabajadores de la recogida de la basura en Ponteareas han empezado hoy una huelga indefinida por un nuevo convenio colectivo. La concesionaria FCC les paga 700 euros, les deja ¡solo 2 días libres por mes!, quiere reducir el cuadro de personal y planea rebajarles los salarios en un 30 a 40 %. Esta agresión a los trabajadores sigue el mismo patrón que venimos denunciando desde mucho tiempo atrás: abaratamiento de la fuerza de trabajo, por todos los medios: minimizando el descanso, expulsando trabajadores, “adelgazando” los salarios.

Hola, soy una trabajadora riojana y me gustaría denunciar brevemente en este periódico las condiciones laborales que durante una semana (hasta que me marché) tuve que sufrir en el bar “Sociedad Casino”, sito en Bañares (La Rioja).

Trataron de imponerme un horario de 08:00 a 16:00, y de 17:30 a 23:00 horas, de lunes a domingo, y sin días libres durante los primeros 15 días; impedimento de salir a la calle (hablaban de estar en “régimen de interna”); me informaron que el sueldo sería, horas extras incluidas, cercano a los 700 euros; y ni tan siquiera me dieron a firmar un contrato, alegando cada vez que lo pedía, que “estaba en la gestoría”.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) denunciamos la condena de cárcel a tres años y medio y cuatro años a los compañeros mineros de Villablino, así como las multas exageradas que estos están obligados a abonar por volcar supuestamente un camión de carbón de exportación.

POVISA, el hospital privado que presume de ser el más importante del Estado español lleva años incumpliendo sistemáticamente los estándares de calidad y personal que le son exigibles en virtud del concierto firmado con la Xunta de Galicia. Esta hace alegremente la vista gorda. Así son las cosas en el capitalismo, cuando la medicina es para quien puede permitírsela. La empresa hace lo que debe para conseguir que las cuentas le cuadren. Incluso si la mercancía es la vida de los y las trabajadoras.

La situación en el Servicio Canario de Salud, reflejados en disminución de contrataciones y precariedad del trabajo, carencia de recursos (infraestructura y material), etc., se agrava y se manifiesta actualmente con las recientes movilizaciones en contra del colapso permanente de los servicios de urgencias de los principales hospitales.

Después de la histórica huelga de 8 meses que tuvo lugar entre octubre de 2013 y junio de 2014, después de casi 150 despidos en la planta de Santa Perpétua, la actividad laboral se reanudó en diciembre de 2014, con más de 8 millones de euros de dinero público que recibieron de la Generalitat. Desde entonces, los medios de comunicación envían mensajes mostrando los nuevos productos que fabrica Panrico, la vuelta a la normalidad de la fábrica y anunciando que 2015 va a ser un año de beneficios.