Durante este último mes de mayo, el PCPE ha participado en la iniciativa del  Casal de Amistad con Cuba desarrollando un proyecto de desguace de 40 coches, aprovechando una buena cantidad de piezas que han sido destinadas al Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).  

En los trabajos junto a los compañeros y camaradas del movimiento de solidaridad con Cuba han  participado 2 mecánicos llegados desde Cuba para garantizar el aprovechamiento de las piezas mecánicas. 

Esta colaboración ha sido posible en el contexto de un convenio con el Ayuntamiento de Lleida y al taller Valoración del Automóvil de Binéfar.  

Será durante los meses de Mayo y Junio cuando realizaremos los actos de entrega de carnets a nuestra militancia.  Proceso que, tras la celebración de la III Conferencia de Organización, haremos con una especial significación política y recuperando la importancia que siempre tuvo este acto para los y las comunistas.

Un acto de reafirmación que, como siempre fue, contará con espacio para el homenaje a los veteranos/as y  la bienvenida a quienes tras un periodo de premilitancia asumen conscientemente la responsabilidad de incorporarse a las filas del PCPE.  Un acto cargado también  de simbolismos que queremos recuperar con la entrega de un nuevo carnet trianual que retoma el formato tradicional y que, como nunca tuvo que dejar de ser,  traslada al militante y a su célula la responsabilidad de su mantenimiento y actualización.  En definitiva, un paso más hacia la recuperación práctica del significado de la militancia comunista, que centrará el contenido de las actividades que realicemos en la necesidad de hacer realidad con el compromiso de cada uno de nosotros y nosotras,  la consigna  CAMARADA, NINGUNA TAREA SIN CUMPLIR.

El pasado 14 de abril se celebró en el Ateneo 1º de Mayo de Barcelona el acto programado por el Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC) en reivindicación de la República de los Trabajadores. Con el subtítulo de “A por la Tercera”, y enfocada desde la perspectiva histórica del 80º aniversario de la Batalla del Ebro, el PCPC en boca de su Secretario General, Enric Lloret, Miguel Guerrero (Área Ideológica) y Alex de la Fuente (Presentador), fueron desgranando las claves tanto de los procesos históricos y dialécticos de la ofensiva republicana en las Terres de l’Ebre como de los vericuetos que se sucedieron en el período republicano entre 1931-1939 e incluso los prolegómenos anteriores (Dictadura de Primo de Rivera) y los estertores posteriores (derrota y auge del fascismo, 2ª Guerra Mundial).

Con el hilo conductor situado en el papel de los comunistas (Galán, Modesto, Enrique Líster, el Campesino) en la formación, creación y fortalecimiento del Partido Comunista, así como de la creación del Ejército Popular y su papel central en la Batalla del Ebro, se culmina la exposición brillante, casi académica, de nuestro Secretario General. El cual no deja puntada sin hilo: todas y cada una de sus explicaciones van destinadas a desarrollar el papel de los camaradas de hoy y cómo hemos de enfocar, de forma dialéctica y atendiendo a las circunstancias concretas para con flexibilidad táctica, poder dar respuesta a las condiciones objetivas, poniendo las subjetivas.

Un año más como viene siendo habitual en los prosoviéticos y prosoviéticas del PCPE en Euskadi hemos vuelto a participar varios camaradas por las calles de Bilbao en la tradicional manifestación del 1º de Mayo.

Posteriormente hemos realizado una comida popular en uno de nuestros barrios obreros de la Margen Izquierda, como en los tiempos del paisaje del Novecento. De postre hemos contado con una tarta casera con el anagrama del Partido que han realizado los jóvenes de la organización.

Hemos disfrutado con  la presencia de nuestros veteranos como la camarada  Carmen Pardo y Juan Manuel, que tras el viaje a la República Democrática de Corea, nos han obsequiado con una pequeña conferencia sobre su grata experiencia en dicho país socialista; de la que realizaremos en breve una charla divulgativa a la ciudadanía del Gran Bilbao. También tenemos prevista una visita guiada en barco por la Ría del Nervión en la que hablaremos sobre la lucha obrera y la Reconversión Industrial.

Situar el objetivo, elaborar un método, definir las tareas y trabajar en ello hasta conquistarlo, esa es la esenciadel procedimiento con el que una organización de vanguardia se desarrolla, adquiriendo compromisos y alcanzando metas. Recientemente en el PCPE hemos finalizado con excelente resultado una de las más importantes campañas financieras que, por su importancia política, su carácter estratégico y su pretensión económica, se han afrontado en nuestra Organización.

 

En verano de 2017 el VI Pleno del CC acordó poner en marcha la Campaña para la adquisición en Madrid de la nueva Sede Central del Partido, definida desde la mayor expresión política y en la clave de trasladar a la militancia, a los sectores populares y al conjunto de la clase obrera, la necesidad de que el Partido Comunista de los Pueblos de España continúe forjándose comola organización que necesitamos los trabajadores y las trabajadoras en el fin de alcanzar nuestro objetivo revolucionario;un partido organizado, con fuerza, determinación, herramientas y recursos.La respuesta que los comités y las células dieron a este mandato del Comité Central fue inmediata, el conjunto de la militancia y su estructura organizativase puso en marcha entendiendola directriz y asumiendo su responsabilidad.

La organización del Partido en Madrid ha celebrado su XI conferencia territorial, el domingo 25 de Febrero.

Con la presencia del camarada Luis Muñoz, en representación del Comité Central del Partido, la militancia de Madrid,  tras organizar el debate en las células, ha concluido el proceso conferencial en  esta jornada.

Tras más de un año de intensa actividad de trabajo político y organizativo, el PCPE en Madrid da por superadas las dificultades en las que la organización se vio inmersa, como consecuencia del trabajo fraccional  que una parte de la dirección anterior había planificado para la liquidación del Partido.

A veces un pequeño gesto tiene consecuencias de dimensiones colosales. Sirve para “abrir brecha”, como el gesto de Rosa Parks no cediendo su asiento a un blanco, siendo la chispa que encendió la llama de la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos en los años 60.

La retirada de la cruz fascista de Callosa de Segura no debería haber ido más allá de un gesto inocuo, para nada extraordinario. Un gesto de higiene democrática, como hicieron Italia o Alemania eliminando todo vestigio nazifascista. Si no ha sido así, se debe en gran medida a la anomalía sobre la que se apoya la “democracia” del Reino de España: la sacrosanta Transición. Básicamente, la Transición fue un pacto pilotado por los grupos sociales que alentaron la sublevación de 1936 y el sostenimiento de la dictadura franquista (Iglesia, ejército, oligarquía financiera, judicatura, franquistas reciclados en demócratas, etc. a la que hay que sumar la Monarquía impuesta por el mismo Franco) para salvaguardar sus privilegios e intereses de clase. Se trataba de dotar de continuidad al régimen franquista -mudando de piel como las culebras- en este caso, bajo la forma de monarquía parlamentaria.

La necesidad de cumplir los acuerdos del trabajo bien hecho.

Los pasados 2 y 3 de Febrero el PCPE realizó la III Conferencia de Organización con una valoración global de la misma que, sin ningún tipo de autocomplacencia, podemos calificarla como de positiva.  Una  opinión que más allá de los comentarios generales a la salida de la misma, se fundamenta ya en las evaluaciones colectivas que se van conociendo mediante las actas de comités y célula.  Un buen trabajo que nos sitúa ante retos ineludibles y a los que el conjunto de la organización, desde el CC hasta la última célula constituida, habremos de responder en los próximos meses.

La militancia tuvo la voz para opinar y definir nuestro rumbo futuro en las cuestiones cruciales de nuestro trabajo político y organizativo.  Sin ningún tipo de límite y ejerciendo con inteligencia y compromiso la crítica y la autocrítica, tuvimos la oportunidad de concluir un análisis y una posición partidaria en torno a los debates abiertos en relación a conceptos como la centralidad, el carácter de la militancia y la significación del Partido, el aparato central, la agitación y la propaganda necesaria en estos momentos, nuestro papel en el seno del Movimiento Comunista Internacional, el trabajo de masas y el Frente Obrero y Popular por el Socialismo (FOPS), nuestra Juventud y también, aunque ocupando un tiempo menor del debate, el origen ,causas y consecuencias de la fracción que padecimos hace unos meses.

En las últimas X jornadas de Memoria Histórica que celebramos en San Isidro de Albatera, organizadas por  COAMHI de Alicante el pasado mes de Noviembre de 2017, mientras leía el manifiesto en lo que fuera el campo de concentración de presos republicanos, me llevó a recordar a todos los y las camaradas que he conocido a lo largo de mi vida, y con los que he tenido la suerte de compartir muchas de sus experiencias y enseñanzas.

Me viene a la mente la cárcel de Los Almendros, de donde he conocido algún que otro superviviente como Gabriel Aguilera. El oficio de historiador  comprometido y en mi caso como marxista y republicano, te lleva a estar en primera línea de lucha con toda esa generación de luchadores y luchadoras que tristemente van desapareciendo con el transcurrir de los años. Muchos son sus nombres de los que voy acordándome mientras bajaba en el autobús de Línea desde el País Vasco a tierras valencianas. Recordaba el filme “Las Olas” (2012) de Alberto Morais, a medida que iba descubriendo el paisaje del Mediterráneo, que tanto esconde bajo las sombras de sus palmeras y arenales... Apellidos como Santajuliana, Cimiano, Valladares; pero sobre todo uno muy concreto me paralizó el pensamiento: Uribe.