Sus comienzos como militante  parten de su actividad sindical en la factoría de Fertiberia de Huelva, donde trabajaba como electricista. Allí junto a otros compañeros organizaron la agrupación del PCE de la fábrica, antes de la legalización de éste, agrupación que ya en aquel entonces, Manuel planteaba que no funcionaba, su planteamiento era, que había que organizarse en célula, por ser éstas más operativas y propias del Marxismo-Leninismo.

Sufrió la represión laboral en forma de despido por su actividad sindical, teniéndose que buscar la vida, a partir de ese momento, con trabajos temporales y precarios hasta su jubilación.

Ya durante la celebración del IX congreso del PCE, defiende el carácter Marxista-Leninista del partido, frente al " Marxismo Revolucionario" del oportunismo carrillista, ¡El Marxismo revolucionario ya lo es!, opinaba.

El pasado mes de febrero se constituyó en Gran Canaria un Comité Popular con el objetivo principal, entre otros, de lograr, por fin, la exhumación de la fosa común del cementerio de Las Palmas, situado en el histórico barrio de Vegueta. Hasta la fecha este Comité Popular está integrado por organizaciones vecinales, sociales, culturales, políticas, sindicales y del movimiento obrero canario, entre los que se encuentra el Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas.

En esta fosa común se encuentran los restos de decenas de sindicalistas, líderes sociales, luchadores y defensores de los derechos del pueblo canario, asesinados a partir del criminal golpe de estado del 36 por defender el legítimo Gobierno de la II República, y la libertad y los derechos de la clase trabajadora de las islas.

El Movimiento Comunista Internacional tiene hoy algunas estructuras que, aunque débiles, son el resultado de muchos años de esfuerzos, de compromiso militante y de una concepción táctica en el camino para cambiar la actual situación de dispersión.

La estructura más consistente del MCI es, sin dudarlo, la de los Encuentros de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO), que llevan ya dieciocho años celebrándose. El próximo, al hilo de cien aniversario de la Revolución de Octubre, se celebrará en Moscú en el tramo último de este 2017.

En una fase histórica de máxima internacionalización de la lucha de clases, la actual debilidad de la coordinación comunista internacional conlleva una clara desventaja en esa lucha de clases para la clase obrera. Al tiempo que plantea retos de calado histórico a todas las organizaciones revolucionarias, para encontrar una salida a esta situación de desventaja.

Camaradas del Partido Comunista de México

hemos podido leer la entrevista que el camarada Pavel ha facilitado a los miembros de la fracción que desde el pasado sábado trata de usurpar la legitimidad del PCPE y no podemos dejar de señalarles nuestro profundo malestar e indignación por esta actuación absolutamente desleal y totalmente contraria a los más básicos principios de relación entre partidos.

La violación de la soberanía e independencia del PCPE por parte del máximo dirigente de su Partido dándole cobertura política a la fracción que rompió con el  nuestro el pasado día 22, demuestra con claridad que su implicación con este proceso fraccional viene de lejos asumiendo  en él un papel protagónico y orquestado con la misma.

Es lamentable que Pavel Blanco se posicione a los 3 días de la puesta en escena de la fracción sin ni tan siquiera solicitar una explicación a la dirección elegida en el Congreso y de la que una amplia mayoría de sus miembros siguen leales al X Congreso y opuestos a las  maniobras liquidacionistas con las que ahora ustedes se comprometen.  Para que lo tengan más claro: 27 miembros frente a 12 y 3 miembros de CJC.   Sí,  esa es la aritmética que seguramente ya conocerán y  que hace aun más inaceptable y ajena a la ética revolucionaria su decisión.

En las actuales condiciones de la lucha de clases, donde la ideología socialdemócrata penetra en amplios sectores de la clase obrera y del pueblo, juega un papel determinante la correcta aplicación de una política de masas revolucionaria. Para quienes militamos en el Partido de vanguardia, la política tiene que expresarse en práxis, en un trabajo diario y continuado con aquellos sectores del pueblo que tienen las mejores condiciones para elevar su conciencia de clase. Una práxis que parte de la idea central de que es la clase obrera la que ha de protagonizar la movilización y la lucha, y que el objetivo del Partido es el de la fusión con esos sectores para, de una forma natural, dirigir política e ideológicamente a destacamentos cada día más amplios de la clase y del pueblo.

Esa es la idea que las Tesis congresuales concretan en la propuesta de formación de Comités Populares, en todos aquellos lugares en los que el Partido tenga presencia, incluso cuando esta presencia es reducida.

Con esta línea de trabajo la organización del Partido en Gran Canaria está consiguiendo elevar su capacidad de incidencia en sectores diversos de la clase obrera y del pueblo de la isla. Trabajo que se concreta en una combinación entre ámbitos vecinales, sectores obreros y organización en el terreno sindical.

El pasado viernes 10 de febrero tres miembros del PCPC asistimos, en calidad de invitados, a la Asamblea de Hostelería convocada por el Frente Obrero y Sindical de Canarias (FSOC).

En esta Asamblea, celebrada en el barrio sureño de Gran Canaria, San Fernando, se iba a debatir y votar la conveniencia o no de impugnar parcialmente el convenio colectivo ya aprobado, pero no publicado aún, por CCOO, UGT y la patronal grancanaria de hostelería y turismo. Un convenio que para nada contempla los estratosféricos ingresos del sector turístico en Canarias, otorgando unas subidas salariales minúsculas (de 0,15 euros en algunos casos), cuando la facturación del sector turístico es 4 veces superior a los Presupuestos Generales de Canarias.

Algo menos de un centenar de delegadas y delegados del FSOC en el sector de la hostelería, así como, trabajadores y trabajadoras del sector no sindicados, estuvieron durante varias horas debatiendo sobre ese nuevo convenio colectivo de hostelería.

En el recién estrenado “Casal Obrer i Popular d’Elx-Miguel Hernández”, sede del Partido y los Colectivos en esa ciudad, se ha celebrado la IX Conferencia de las Comarcas del Sur del País Valencià (para situar a quien no lo sepa, la provincia de Alicante).

El trabajo de los últimos años y los debates de las últimas semanas han culminado en una Conferencia en la que se ha destacado el clima de trabajo colectivo y el buen nivel de debate, con resultado de importantes aportaciones de la militancia.

La juventud participó activamente mediante una nutrida representación, pese a tener un fin de semana cargado de actividades.

UyL:¿ Como comunista cuál es tu valoración histórica de la  Revolución Socialista de Octubre?

El triunfo por mayoría las tesis de Lenin en el II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia marcó el comienzo de la existencia del Partido Bolchevique, Partido de la Revolución Socialista y la dictadura del Proletariado. Sin la existencia de un Partido dirigente no se podría haber realizado la Revolución Socialista. En Rusia, el eslabón más débil de la cadena imperialista se organiza y triunfa la Revolución; en Rusia, el país más atrasado y por consiguiente con la clase obrera menos desarrollada triunfó el 25 de Octubre de 1917 la Revolución gracias a la existencia del Partido bolchevique que la organizó y la dirigió.

Teóricamente; formación económico social que sustituye al capitalismo.

La Revolución socialista es inevitable y está determinada y condicionada por el desarrollo del capitalismo. Esta ley objetiva, descubierta por Marx y desarrollada por Lenin, quedó confirmada en la Gran Revolución Socialista de Octubre en 1917 (habrá varias formas de llegar al Socialismo)

La misión histórica de la clase obrera es conseguir el triunfo del Socialismo y su meta el Comunismo.

Para lograr su objetivo la clase obrera necesita tener una organización política basada en la única ideología verdaderamente científica y revolucionaria; el marxismo-leninismo.

La Revolución Socialista es una necesidad objetiva de la sociedad humana al llegar a un determinado grado de desarrollo de la producción. Las relaciones de producción capitalistas basadas en la propiedad privada sobre los medios de producción  y la explotación del hombre por el hombre se ha convertido en una traba para el desarrollo de las fuerzas productivas.