La siguiente no es una historia de fantasmas o una leyenda de Halloween, en realidad ocurrió. Durante la Segunda Guerra Mundial, en las filas de la aviación militar soviética, existió un cuerpo de combate femenino, que ha sido considerado una de las más gloriosas páginas de la lucha contra el fascismo.

Tanto a un lado como al otro del mundo,  a las mujeres que trabajan en las fábricas, talleres y maquilas de América Latina o el Sudeste Asiático como las trabajadoras de supermercados, tiendas y grandes superficies en Europa y el Estado Español las une un cordón umbilical de explotación y precariedad. Obreras fabriles, campesinas pobres, dependientas y cajeras están unidas por la sobreexplotación y la discriminación a las que las somete el capitalismo  patriarcal, que por su desarrollo ha colocado siempre a las mujeres trabajadoras en peores condiciones laborales.

Se está fraguando un nuevo ataque del patriarcado a través de la actuación de “nuestros queridos” gobernantes, ya que en fechas recientes se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el Proyecto de Ley del Estatuto de la víctima del delito, el cual pretende: ofrecer, desde los poderes públicos, una respuesta lo más amplia posible, no sólo jurídica sino también social, a las víctimas, y no sólo reparadora del daño en el marco de un proceso penal, sino minimizadora de otros efectos traumáticos en lo moral que su condición puede generar y con independencia de su situación procesal.

Junto con la música, el cine, la publicidad y los juegos tradicionales infantiles (y no tan infantiles), encontramos una nueva herramienta de vejación hacia la mujer, que son los videojuegos. Un nuevo instrumento que utiliza el capitalismo, de la mano del patriarcado, para continuar implantado el ideal sexista y asegurar que la mujer siga siendo relegada a un segundo plano o maltratada tanto física como psicológicamente.

Libertad Katiuska, como ella misma cuenta, debe su nombre a que sus padres eran Libertad “muy rojos”.

Resúmenos desde tu experiencia los motivos que les llevaron a esta lucha en la empresa Maya

Los progresos sociales y los cambios de periodos se operan en razón directa del progreso de las mujeres hacia la libertad y las decadencias de orden social se operan en razón del decrecimiento de la libertad de las mujeres...Por eso es importante, en este momento de crisis estructural del sistema, ver las condiciones de vida, salud y laborales que tenemos las mujeres de las capas populares y de la clase obrera en el decrépito capitalismo.

La Federación Sindical Mundial saluda las mujeres trabajadoras del mundo y reafirma su compromiso con la lucha por la verdadera igualdad, contra la explotación y la barbarie capitalista. Una lucha que une trabajadores y trabajadoras bajo las banderas de los sindicatos de clase.

Subcategorías