DESTACADO

Desde sus inicios, el fútbol ha sufrido los golpes de un sistema que lo inmoviliza y lo manipula a su antojo y beneficio propio. Para poder comprender lo que es el fútbol popular y la corriente contra el fútbol negocio, englobado todo a nivel internacional por el movimiento existente “Against Modern Football”, es importante exponer las bases de este deporte globalizado y carente de esencia.

El origen como tal, se suele fechar el 26 de octubre de 1863, día de la creación de la “Football Association”. Tras ésta no tardan en llegar los primeros sesgos de mercantilización, la creación de la “FA Cup” en 1871 implica el cobro de entradas para presenciar los encuentros y como consecuencia los jugadores empiezan a recibir ofertas económicas por jugar. Lo que en principio supuso un rechazo por parte de la “Football Asociation”, el 20 de julio de 1885 se vio forzada a oficializar el profesionalismo. Para financiar los fondos destinados a los jugadores, los clubes más poderosos organizaron una serie de encuentros, así nació la “Football League”, la primera competición de liga de la historia.

Desde este punto hasta la actualidad, el fútbol ha pasado por una gran cantidad de transformaciones mercantiles que han convertido institucionalmente este deporte hasta lo que conocemos hoy en día. El capitalismo lo infecta todo y con el deporte no es diferente, en el fútbol cobra su máximo esplendor. Consecuencias como la ley del deporte 10/1990, en la que aparece la figura de la S.A.D. (Sociedad Anónimo Deportiva) no es más que otra estrategia de control del capital frente a los socios de los clubes de fútbol.

Hablamos en este primer artículo de esta nueva sección de UyL de lo que queremos conseguir con este espacio de difusión y denuncia sobre el acontecimiento social de masas mas importante que existe en nuestra sociedad.

Multitudes que por millones se comportan y responden a determinados impulsos generados por el poder financiero y político, absolutamente alejados de lo que inicialmente todos y todas podríamos pensar que es el deporte.  Compañerismo, superación, ocio, salud,creatividad y entretenimiento debieran ser las referencias imprescindibles del deporte; sin  embargo, la absoluta mercantilización de su práctica - profesional y amateur - y de su seguimiento como aficionado, las han  anulado y pervertido imponiendo los valores de la competitividad y el consumismo como únicas referencialidades a las que se someten el resto de cosas relacionadas con el deporte.