LA POLICÍA INTERPELA VIOLENTAMENTE Y DETIENE AL SINDICALISTA DE SUD GAËL QUIRANTE

Después de casi 11 meses en huelga, debido a la negativa categórica de la dirección de correos a negociar, los/as carteros/as en huelga de Hauts-de-Seine se han dirigido este medio día al ministerio de Trabajo. Han entrado al patio con toda tranquilidad, donde después de algunos minutos, han podido entrevistarse con un representante del gabinete interministerial. El representante les ha propuesto un encuentro para la semana próxima, lo que ha sido aceptado por los huelguistas.

Pero en el momento en que los huelguistas, con la misma tranquilidad que habían venido, se disponían a dejar el lugar una vez obtenida la cita solicitada, los CRS (la policía) han intervenido de manera especialmente brutal. Después de controlarlos, optaron por dejarles salir de cinco en cinco para coger el metro. Pero en el momento de salir el grupo en el que se encontraba Gaël Quirante, secretario departamental del sindicato Sud correos 92, los CRS lo han interpelado de forma violenta tirándolo al suelo e introduciéndolo después en un furgón de la policía, siendo trasladado a la comisaría del distrito 13 donde, por el momento, aún permanece.

El pasado mes de diciembre fallecía Angelo Conte, vocalista de Banda Bassotti, una de las últimas bandas que no olvida en sus canciones que la lucha de clases también se libra en la música

Escuchar a Banda Bassotti, fundada por un grupo de albañiles romanos en los años ochenta, es poner en nuestros oídos las luchas populares y revolucionarias de nuestro tiempo. Como por ejemplo recordar la resistencia antifascista de la Guerra Nacional Revolucionaria en España, en ese himno a la fuerza del partido comunista que es su versión de la canción al Quinto Regimiento. O las muestras de solidaridad internacionalista como son las canciones referentes a la resistencia antiimperialista en América Latina.

El pasado día 13 de enero falleció el camarada Joan Sureda, ejemplar militante revolucionario que, desde el año 2012 estaba afiliado al Partit Comunista del Poble de Catalunya, donde era miembro de su Comité Central.

A la memoria de quienes nos enseñaron a ser comunistas

Quizás la generación de comunistas que iniciamos nuestra militancia a finales de los 70 y principios de los 80 del siglo pasado, seamos la última que tuvimos la posibilidad de militar rodeados de camaradas veteranos de nuestra Guerra Nacional Revolucionaria. Todos ellos y ellas - hombres y mujeres del pueblo con la más diversa formación y experiencia-, orgullosos de ser comunistas y de su Partido. El Partido concebido ni como fetiche, ni como plataforma para la promoción personal; el Partido simplemente como la herramienta ineludible para hacer avanzar la lucha de clases. El Partido como el elemento esencial para la acción revolucionaria y, consecuentemente, el Partido como factor imprescindible para emancipar a nuestra clase elevándola a clase en el Poder.

 

El sábado día 16 de Febrero amaneció soleado, aunque estamos en invierno las temperaturas eran más bien primaverales, pero si te parabas en la sombra hacía un poco de fresquito, vamos, tiempo inmejorable para un paseo por el campo. Como sucede en los últimos 12 años nos juntamos un montón de compañeros y compañeras, entre ellos muchos jóvenes, que queremos rendir homenaje a los compañeros de más de 50 países que vinieron hace 82 años a defender a la II República y a sus hermanos de clase, a parar al naci-fascismo porque ellos sabían que después de España la peste fascista se extendería por toda Europa – como así sucedió. De esos aprox. 45.000 voluntarios extranjeros, jóvenes en su gran mayoría, 15.000 no volvieron y su sangre se fundió para siempre con la tierra que vieron a defender. El Comintern (Internacional Comunista) organizó a esos camaradas y en muchos casos los coló por las fronteras que nuestros vecinos – muy demócratas - tenían cerradas para esos menesteres pero que no ponían reparo para las ayudas de los fascistas. Una vez en España se integraron en las Brigadas Internacionales.

JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ ÁLVAREZ “EL GALLEGO FERNÁNDEZ”. COMPROMISO Y COHERENCIA DE UN COMUNISTA HÉROE DE LA REVOLUCIÓN CUBANA

“… la historia no es un proceso impersonal: la hacen no sólo las masas, sino también el individuo, especialmente los grandes hombres, que imprimen la impronta de su individualidad en los acontecimientos históricos. Por eso, la cognición de la historia universal y de la historia de los pueblos hace imprescindible analizar, por una parte, las fuerzas que impelen a la acción a grandes masas humanas, a pueblos enteros, y, por otra parte, el carácter y el grado de influencia que ejercen en este proceso una u otras personalidades históricas que figuran al frente de los acontecimientos. Como prueba la historia, el papel de las masas populares depende en mucho de la dirección política e ideológica que tengan en su momento histórico concreto y en un país concreto” (Fundamentos de la filosofía marxista-leninista. Academia de Ciencias de la URSS. Editorial Progreso, 1975).

Hace ya mucho tiempo que la historia puso de relieve que los grandes hombres se destacan en el curso de la lucha de las grandes revoluciones, surgiendo talentos cuyo desarrollo se consideraba imposible”. (Lenin).

La desesperación del capitalismo genera monstruos, y éstos, terror. Nos encontramos en el 90 aniversario del crack de 1929 que manifestó, en la década siguiente, la salida fascista a la crisis que estalló aquel “jueves negro” de octubre de ese año, y donde se constató la crueldad del capital contra los trabajadores y, en primer lugar, las organizaciones revolucionarias, es decir, los comunistas.

Las analogías con aquel período de la Historia del capitalismo son obligatorias, porque las crisis capitalistas se procuran resolver enriqueciendo a los ricos y empobreciendo a los pobres con un grado de violencia tan extremo que toda la clase obrera y los sectores populares deberían comprender (recuperar el ensayo de Víctor Serge, “Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión”)

La propia naturaleza del capitalismo impide una salida pacífica de sus crisis, y agudiza su violencia contra los pueblos que rechazan continuar con sus políticas económicas. Así el imperialismo interviene con sus expresiones más criminales a través de las guerras, amenazas, injerencias, sanciones y golpes de estado; todos son armas de guerra imperialista. No se tolera la más mínima discrepancia. Honduras, Paraguay, Argentina, Brasil, son ejemplos de intervención imperialista en América Latina en las dos décadas que llevamos de siglo, sin trasladarnos a los años de imposición y hostilidad que “la política de las cañoneras” del imperialismo norteamericano expresó “sin complejos” (término muy remarcado en estos momentos en la extrema derecha española).

 

Para los EE.UU., desde que, como potencia capitalista comenzó a finales del siglo XIX a expandir su dominio militar con el objetivo de hegemonizar el control de los recursos naturales y materias primas e imponer su orden económico en la totalidad de nuestro planeta en favor del capital corporativo transnacional, el Archipiélago Canario ha sido una pieza codiciada para anexionarla a su ámbito de soberanía e influencia. El que fue ministro de la presidencia con el presidente del gobierno español Adolfo Suárez, José Manuel Otero Novas, en los momentos iniciales de la restauración de la dinastía monárquica borbónica en España, que sobrevino a la dictadura franquista, ya reconoció en sus memorias dichas pretensiones anexionistas por el imperialismo: "Estados Unidos nos envió el mensaje de que si no entrábamos en la OTAN se harían con Canarias".

Como militante comunista del PCPE, he escrito esta definición de lo que es para mí la lucha de clases, ya que vemos todos los días, a los voceros del sistema capitalista y sus medios de comunicación, que la lucha de clases ya no existe, esto lo dicen ellos y yo digo que en la etapa de los imperialismos está más viva que nunca dadas a las contradicciones hoy día en la lucha de clases, con el choque de interés de clase obrero capital.

Es muy importante que los comunistas y revolucionarios que expliquemos científicamente lo que es la lucha de clases es la mayor expresión de la lucha ideológica en el marxismo leninismo para la clase obrera y sus aliados y sobre todo para la juventud que no caigan en ideologías fascistas y neoliberales, camaradas. Es por esto que, en base al artículo publicado en [1], exponemos a continuación varias ideas: