Si el trabajo es actividad y esfuerzo, las condiciones de dicha actividad que produce bienes o servicios para uso o para intercambio, que puede remunerarse o no y el empleo son las funciones que realizamos para ganarnos la vida y tiene que ver con el acceso y salida del mercado laboral ¿Por qué se usan como sinónimos? Esa confusión lleva a no ver que tenemos una relación contradictoria, igual que los hombres, con el trabajo y el empleo. Contradicción entre el ideal de independencia y la necesidad de subsistir, entre si el trabajo de las mujeres es liberación o alienación y, en la práctica, nos conduce a larguísimas y agotadoras jornadas con y sin remuneración.

Hace pocas semanas la Agencia Central de Inteligencia (CIA para los enemigos) de EEUU desclasificó cientos de miles de informes secretos. De las más de 12 millones de páginas, apenas 3 son suficientes para revelar la catadura ética y política de quien durante más de dos décadas ocupó la secretaría general del PCE. El UyL digital, en su sección “Otros medios”, ya se hizo eco del artículo que, sobre dicho informe, publicaron “eldiario.es” e “insurgente.org” el 19/01/2017.

Comunicado de la FSM sobre el decreto presidencial racista del Gobierno de los EEU

La FSM, en representación de 92 millones de trabajadores y trabajadoras en cada rincón del mundo, condena enérgicamente el decreto presidencial racista del gobierno de los EEUU que prohibe el ingreso de viajeros desde siete países (Siria, Somalia, Sudán, Irán, Irak, Libia, Yemén) en los EEUU, culpándolos de “terrorismo islámico”, separando los pueblos del mundo según su religión.

En un año en el que serán multitud las referencias y los análisis que, desde las aparentemente más diversas perspectivas, se realicen sobre la Revolución de Octubre y la Unión Soviética, habrá un hueco mediático que sólo las personas más avezadas e implicadas en la actualidad del desarrollo de la lucha de clases serán capaces de encontrar. Excomunistas, socialdemócratas, revisionistas, libertarios, trotskistas, liberales, académicos “objetivos”… y toda la pléyade imaginable de tertulianos y analistas verterán sus verdades sobre lo que supuso Octubre y la construcción del Socialismo en la sexta parte de la geografía mundial. Todos opinarán y puntualmente situarán la fecha en la que esta magna obra de la clase obrera y el campesinado ruso, fracasó y se convirtió en una horrorosa experiencia a la que dedicarán los más diversos adjetivos (totalitaria, burocrática, social imperialista…)

En este 2017 se cumplen 100 años de la gran Revolución Socialista de Octubre, cuando, por primera vez en la historia la clase obrera toma el poder y da comienzo a la construcción de la nueva sociedad socialista.

Bajo el impulso de la Revolución, dirigida por V.I. Lenin, se destruyó en Rusia la base material de la vieja sociedad capitalista, y las trabajadoras y los trabajadores empezaron a vivir en una sociedad libre, y a conquistar los derechos que el capitalismo siempre les negó.

Hace cuarenta años el tránsito entre las dos formas de la dictadura del capital en España –de la dictadura militar fascista a la monarquía parlamentaria- se saldó con nuevos asesinatos de hijos e hijas de la clase obrera en la guerra constante de la burguesía contra el proletariado.

Los Pactos de la Transición, una vez más, entregaron las luchas heroicas de la clase obrera al enemigo de clase, y las condenaron al silencio para hacer posible la gran traición de la Transición política de la mano de Santiago Carrillo.

Nunca será el silencio la respuesta de la clase obrera. La huelga general, y el contraataque a la ofensiva, son las herramientas de lucha revolucionaria frente a los ataques del capital, siempre.

Se han celebrado el día 20 de diciembre en todo el Estado español numerosas manifestaciones convocadas por la Coordinadora Estatal de colectivos en defensa de las pensiones públicas, con presencia significativa de numerosos activistas que desde un amplio abanico político o social tienen como centro de sus quehaceres  la lucha por las pensiones públicas, dignas y para todos/as. De la misma manera que han sido importantes las presencias también han  sido significativas las ausencias, CC.OO, UGT, USO, CSIF, etc. Es decir, aquellas centrales sindicales que alardean de representar los intereses de los trabajadores y que tienen el marchamo oligárquico de “agentes sociales”, no estaban, y como  no se les esperaba, pues no vinieron.

Las manifestaciones están intentado recordar a la clase obrera y al conjunto de los sectores populares  como están las pensiones públicas  y qué soluciones se proponen para intentar paliar la situación en que han dejado los gobiernos de la derecha, entendiendo por tal a la UCD, al PP y al PSOE, sin olvidar a nuestros “queridos” gobiernos nacionalistas de CIU, PNV y las variadas siglas de los nacionalismos.

Camaradas:

En este inicio del año 2017 cobra un especial sentido una consigna que hemos gritado infinidad de veces en nuestras movilizaciones: La lucha es el único camino.

La agudización de la crisis del capitalismo coloca hoy, al movimiento revolucionario mundial, ante el reto de elevar sus capacidades de lucha y confrontación frente a todo aquello que representa a los intereses de las actuales parasitarias clases dominantes, sus mecanismos de legitimación y su posición hegemónica en la lucha de clases.

El capitalismo, en su fase histórica última, incrementa sus violencias, no sólo contra la clase obrera, sino contra toda la humanidad. Esas violencias se expresan en forma de guerra, pero también se expresan en las violencias más cotidianas contra las condiciones de vida de todo el pueblo. Que, en España, la primera causa de aborto sea el miedo de las mujeres trabajadoras a perder su puesto de trabajo, ilustra tan solo una de esas brutales violencias.