En los debates del XI Congreso se han aportado variados argumentos y acertadas sutilezas en torno al intricado problema sindical. Debates que han aconsejado la conveniencia de continuar la reflexión en torno a tan importante asunto. En ese sentido van lo que pretenden ser algunas aportaciones.

La plusvalía es elemento constituyente, sustento y fundamento del sistema del capital. Su perentorio impulso a conseguirla obliga al capital a realizar la máxima explotación de la clase obrera y la mayor opresión de toda la clase trabajadora.

 

A partir de los datos procedentes de China, parece que el país más poblado del mundo, ha sabido controlar la pandemia del COVID-19. Pero en la Secta o en RTVE, prefieren callar.

En China, así como en todo el este de Asia, la mortalidad no alcanza las terribles cifras de muertos en Europa y en el continente americano, ya que no se han reportado fallecidos desde marzo. Aún quedan muchas cosas por conocer y admirar sobre la gesta de China, que puede enseñarnos cómo es posible detener la propagación del virus sin dañar la economía.

¿Recuerdan cuando en enero de 2020 los chinos y chinas (y otros nativos de varias naciones asiáticas) eran insultados en la calle por personas que les acusaban de haber creado al coronavirus?

 

SECRETARÍA GENERAL

Leopoldo López se escondió en la embajada de España en Caracas en abril del año pasado, después de participar junto a Guaidó  en el intento de golpe de estado contra el legítimo gobierno de Venezuela, y de liderar  e instigar a las violentas guarimbas (terrorismo callejero) que sucedieron en Venezuela años atrás y  se saldaron con daños a propiedades públicas, heridos y muertos en estas  acciones violentas. Además, este personaje ya había sido inhabilitado por hechos de corrupción y está estrechamente vinculado al criminal Uribe y a instituciones financiadas por la CIA.

SECRETARÍA GENERAL

Tras más de 50.000 fallecidos/as, la única solución que se nos impone para un problema sanitario sigue siendo el estado de alarma y el toque de queda.

Mantener activo el ciclo de reproducción del capital es la única prioridad del poder burgués. Durante el anterior estado de alarma, las 23 mayores fortunas de España incrementaron su riqueza en 14.000 millones €.

El gobierno de coalición socialdemócrata PSOE/UP sacrifica el sector de la hostelería, dominado mayoritariamente aún por la pequeña burguesía, para tratar de convivir con el virus sin que se disparen las cifras de fallecidos yla vida de los trabajadores y trabajadoras al gran capital, manteniendo intacta el resto de la actividad económica.

Aunque las evidencias de los datos demuestran que nos infectamos cuando nos socializamos en espacios cerrados y concurridos, se mantiene el hacinamiento en el transporte público y en una mayoría de centros de trabajo. Quienes realmente detentan el poder, han dado la orden de no parar bajo ninguna circunstancia.

Hace mucho tiempo que la élite capitalista estadounidense viene desarrollando, en los territorios que desea dominar política y económicamente, formas de intervenir en los asuntos internos con un marcado carácter injerencista.

Foto: Tomada de La Demajagua

Si accedemos al sitio web del Banco Mundial (BM), lo primero que vamos a encontrar es un eslogan anunciándonos que su misión fundamental es combatir la pobreza. Sin embargo, el Banco Mundial ha sido una de las instancias financieras internacionales protagonistas, junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), del despliegue de las políticas neoliberales que han agravado la situación de pobreza en gran parte de este orbe. Este dato, aunque el Banco Mundial lo conoce mejor que nosotros, nunca nos lo dirá.

La gran fábrica del «entretenimiento» es la 
matriz del esclavo asumido, que pulula en las urbes superpobladas y cada
 vez más violentas del capitalismo. 
ILUSTRACIÓN: THE NEW YORK TIMES

La industria cultural estadounidense desempeña un papel sustancial en la reproducción simbólica del capitalismo y, por tanto, en su sostenimiento como sistema, garantizando el triunfo de los estereotipos como formas superiores de la ideología.

La gran fábrica del «entretenimiento», la industria del espectáculo frívolo, que reproduce estrellas y celebridades sin esencia y sin alma, es la matriz del esclavo asumido que pulula en las urbes superpobladas y cada vez más violentas del capitalismo.

 

Al igual que la primera restauración, que acabó con el bisabuelo del monarca actual (Alfonso XIII) en el exilio, esta “restauración” apadrinada por el dictador Francisco Franco en la persona de Juan Carlos I (el mata-elefantes graciosamente titulado como rey emérito) se hunde en un marasmo de escándalos personales y familiares, corruptelas generalizadas y escándalos económicos (robos y fraudes incluidos). Felipe VI es el epítome de una saga acostumbrada a realizar este tipo de “dignas” corruptelas, como veremos a continuación, pues algunos apuntes históricos son sabrosísimos.

En esta fase terminal del capitalismo monopolista imperialista que nos ha tocado vivir, donde el periodismo, ya sea prensa, radio, tv o redes sociales, sabemos que es una de las herramientas más efectivas y letales de la clase dominante. Un grupo de trabajadores que no pertenecíamos al mundo de la comunicación, a la vista del panorama decidimos unir nuestras fuerzas a principios del año 2011 y pusimos en pie el proyecto ALACONTRA RADIO.

Básicamente nuestro objetivo era, y sigue siendo, difundir aquellas noticias que los medios de comunicación del sistema capitalista francoborbónico español están empeñados en difuminar, o más groseramente, si no pueden de otra forma, hacerlas desaparecer.

 

La tan cacareada Constitución españolísima de 1978, esa que nos volvió a la caverna europea, después de 40 años de franquismo y otros 40 de postfranquismo de regalo, no superaba a la de 1.931 ni de lejos, pero aún así, en su artículo 35 recoge: Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.