Transmisión en directo del acto 100 años de la revolución de octubre 1917-2017 a partir de las 18h. 
https://www.youtube.com/watch?v=GoG49SC5ll8

A lo largo de la historia de Canarias, la posición geográfica del archipiélago, ha jugado un papel muy importante como elemento geoestratégico en los intereses comerciales y militares del imperialismo. Lo fue con España, obviamente, lo fue con Gran Bretaña, y ahora, y prácticamente desde su origen, lo es para la organización militar OTAN. Así la lucha antimilitarista ha sido un elemento central en el proyecto liberalizador del pueblo canario. El pueblo trabajador de las islas siempre ha estado en permanente guardia, movilizado y alerta, para oponerse a los distintos planes militaristas conque los intereses estratégicos del imperialismo ha querido convertir a Canarias, dada su posición atlántica y africana.

Artículo 24. (…) El Estado estimula la actividad de las cooperativas y de otras organizaciones sociales en todas las esferas de los servicios a la población. Contribuye al fomento de la educación física y el deporte de masas.

Artículo 41. Los ciudadanos de la URSS tienen derecho al descanso.

(…) La ampliación de la red de instituciones culturales-educativas y sanatoriales, el fomento masivo del deporte, de la educación física y el turismo; la creación de posibilidades favorables para descansar en el lugar de residencia y otras condiciones para uso racional del tiempo libre.

"Constitución de la URSS (7 de Octubre de 1977)

 

Amigos de la FSM: 

La FSM condena y denuncia lo sucedido hoy en Cataluña, estado español, con ocasión del intento de realizar pacíficamente un Referéndum para aplicar el Derecho de Autodeterminación de los Pueblos, que reconoce la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La FSM en su Congreso Fundacional (París, 1.945) proclamó con claridad el apoyo del sindicalismo de clase al derecho de autodeterminación de los pueblos, condenando el colonialismo, entonces aún muy extendido en nuestro planeta.

La FSM, que agrupa a casi 100 millones de asalariados, afiliados a más de 300 sindicatos de 130 países de los 5 continentes, seguirá siempre defendiendo el derecho de los pueblos a no dejarse someter ni al colonialismo ni al imperialismo.

En el caso de Catalunya, fue el fascista Francisco Franco, el dictador apoyado por Hitler y Mussolini, el que (después de 3 años de guerra genocida) acabó, en 1.939, con la Segunda República Española. República que reconoció a los catalanes, vascos y gallegos, el derecho de autodeterminación que ahora les niega el PP (Partido Popular) con las decisiones que han llevado a la vandálica actuación de la policía y guardia civil españolas.

Des del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC) volem manifestar el nostre posicionament davant el referèndum de l’1 d´Octubre, punt culminant del “Procés”:

– Considerem que l’actual règim capitalista, hereu del feixisme imposat per les armes fruit del cop d’Estat del 1936, i succeït de manera automàtica amb formes “democràtiques” amb la Transició i la Constitució monàrquica-burgesa de 1978, no és en cap manera una democràcia popular. Ans al contrari, és una dictadura capitalista amb formalitats burgeses.

– Considerem que l’Estat de les Autonomies sorgit del Pacte de la Transició mai va acabar de satisfer als pobles i les nacionalitats de l’Estat. Només va servir per delimitar marcs d’explotació per a les burgesies locals, principalment les oligarquies autonòmiques. Per exemple, a Catalunya, les famoses 300 famílies.

Los y las comunistas siempre hemos defendido el derecho a la autodeterminación de los pueblos, y concretamente el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán. Derecho inalienable y democrático, y por tanto, no sujeto a restricciones.

Ningún proceso político y social es ajeno a la lucha de clases, el proceso independentista catalán tampoco. El independentismo, a pesar de tener el apoyo de amplias masas populares y trabajadoras, en su elaboración del proceso soberanista responde a los intereses objetivos de la fracción dominante de la burguesía catalana. Lo mismo podemos decir del bloque unionista respecto la oligarquía central. La burguesía catalana apuesta por el Eje del Mediterráneo (para conectar Europa con África), mientras la burguesía centralista apoya el Eje Central (que pase por Bilbao, Madrid y Sevilla, en lugar de la costa).

El proyecto independentista catalán se basa en la formulación de un proceso constituyente que lleva indudablemente a Cataluña a su integración en las estructuras imperialistas de la Unión Europea y la OTAN. Estructuras imperialistas enemigas de los pueblos y de la humanidad.

Hay una España que no queremos.

Esa España la representa, hoy, el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero junto a ese gobierno, torpe y despótico, se alinean otros sujetos que, igualmente, comparten la misma orientación reaccionaria y antidemocrática en su proyecto de España. Empezando por Felipe de Borbón, siguiendo por Ciudadanos y por el PSOE, y continuando por quienes de una u otra manera reproducen como cotorras el discurso de la clase dominante, haciendo de comparsas de la actual dominación.

Para definir de una manera inequívoca a qué nos referimos con “esa España que no queremos”, haciendo una mirada histórica, empezamos por la España de la espada y de la cruz, la que con ese armamento se abalanzó sobre los pueblos originarios de la América Latina para someterlos a la esclavitud y al exterminio en beneficio de la Corona de Castilla. Fue la España que, a partir del 12 de octubre de 1492, torturó, masacró, esclavizó y robó sin límites, dejando una estela de terror sin parangón en la historia de la Humanidad. Tampoco queremos la España de la Inquisición que, durante tres siglos y medio, extendió su terror integrista en este país y en sus colonias, bajo la férrea garra de la monarquía y de la Iglesia Católica, dejando un balance estremecedor de torturas, fanatismo religioso, ignorancia y muerte.

“En interés de la presente y de las futuras generaciones, se adoptan en la URSS las medidas necesarias para la protección y el uso racional, científicamente fundamentado, de la tierra y el subsuelo, de los recursos acuáticos, de la flora y la fauna, para conservar limpios el aire y el agua, asegurar la reproducción de las riquezas naturales y el mejoramiento del medio ambiente.”

(Artículo 18)

”Los ciudadanos de la URSS tienen el deber de cuidar la naturaleza y proteger sus riquezas.”

(Artículo 67)

* Constitución de la URSS (7 de Octubre de 1977).  Moscú. Ed. Agencia de Prensa Nóvosti, 1984.

 

Ante los acontecimientos que en el día de hoy se están produciendo en Catalunya, el Secretariado Político del Comité Central del PCPE aprueba la siguiente DECLARACIÓN:

El SP del CC del PCPE expresa su solidaridad con todas las personas que hoy sufren directamente la represión del Estado y, en general, con el pueblo de Catalunya al que se le está negando ejercer un derecho tan inalienable como es el derecho a decidir sobre su propio futuro.

Este escenario represivo es un salto cualitativo en el progresivo y acelerado proceso de liquidación de las libertades formales en el estado español, que tiene ya un largo recorrido con la aprobación de leyes cada vez más restrictivas en los últimos años. Cada día más, la actual dictadura del capital se quita la máscara de democracia burguesa y se adentra en un régimen de características cada día más autoritarias y antidemocráticas.