Desde que, en el mes de septiembre estallara el conflicto laboral en IKEA-Sevilla, militantes del PCPE-PCPA y de los CJC vienen prestando su apoyo a los trabajadores y trabajadoras afectados por los despidos, con la participación activa en las concentraciones convocadas a la puerta del centro comercial que la multinacional sueca tiene establecido en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta. De hecho, las banderas y símbolos de nuestra organización son los únicos que acompañan con regularidad a la ya conocida pancarta con la consigna "Ikea despide a trabajadores como tú", sostenida por quienes, una vez más, han perdido su puesto de trabajo por culpa del afán acumulativo sin límites del sistema capitalista y al amparo de la legislación que, como traje a medida, le vienen confeccionando desde hace décadas los gobiernos burgueses que se han ido sucediendo en nuestro país.

El pasado miércoles 16 de noviembre amanecimos con una noticia en la prensa digital que corría como la pólvora entre las organizaciones sindicales de Canarias. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) avala el despido de un miembro del comité de empresa de Seguridad Integral Canaria perteneciente al sindicato Intersindical Canaria. De esta manera el TSJC anula la sentencia de despido nulo que tenía el compañero, dando ahora la razón al empresario explotador Miguel Ángel Ramírez que despidió al compañero por entender que éste había participado en una acción de protesta en un pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en la que decenas de personas protestaban con una camiseta que decía “Donde hay corrupto, hay un corruptor. Tanto o más importante que el nombre del político corrupto, es conocer el de la empresa de seguridad corruptora”.

Hoy, 15 de octubre de 2016, a las 14:30 se convocó y nos reunimos en la asamblea de trabajadores del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias, en Tenerife. En dicha asamblea se decidió prácticamente por unanimidad la convocatoria, dentro de 15 o 20 días, de paros parciales de 30 minutos en las franjas horarias de las prolongaciones de jornada que se hacen por imperativo legal

Se pretende:

  • Dar un mensaje claro a la Administración Sanitaria de que no hemos renunciado a nuestra jornada de 35 horas semanales y pretendemos reconquistarla.
  • Denunciar el empeoramiento de las condiciones de trabajo: no cobertura de bajas, días de permiso, dificultades para disponer de los días de permiso, sobrecarga de trabajo, guardias que se hacen sin el personal mínimo requerido...

Las trabajadoras de Unilimp (Unilimp Servicios, S.L.), empresa que opera en diversos edificios de la Administración Pública como los centros penitenciarios de Castellón de la Plana y Albocàsser, la Biblioteca Rafalafena o el Servef, iniciaron el día 12 de septiembre una huelga indefinida, así como diversas concentraciones a lo largo de esta, frente a algunos de los edificios en los que la empresa presta sus servicios de limpieza.

La multinacional del transportes de mercancías, valiéndose de las reformas laborales, procedió a dar ejemplo a su plantilla, despidiendo a Antonio Miralles, delegado de TNT en Alicante, y miembro del Comité Intercentros, además de ser el responsable del sector de carretera de CC.OO. en Alicante y en consecuencia estar en la mesa de negociación del Convenio Colectivo. 

Fue un golpe de efecto, por motivos organizativos, el puesto de Antonio, y sólo el de Antonio desaparecía. La empresa decía que no lo podía recolocar, a pesar de ser puestos tipo. Querían dejar claro que la Reforma Laboral está hecha para acallar la voz de los trabajadores. 

El jueves 29 de septiembre los trabajadores y trabajadoras del Contac Center estamos convocados nuevamente a secundar distintas movilizaciones para que se desbloquee por parte de la patronal la actual negociación de nuestro convenio colectivo –el jueves 22 de septiembre se llevó a cabo el primero de los paros secundado por casi el 80% de la plantilla. Estas movilizaciones son convocadas por los distintos sindicatos con presencia en la mesa de negociación y apoyadas por aquellos que no tienen esa capacidad de negociación según la ley. Las mismas culminarán en una huelga general que se llevará a cabo el día 6 de octubre y están encaminadas a demostrarle a la patronal que los más de 80.000 trabajadores que existen en este sector a nivel estatal rechazamos las propuestas patronales, puestas encima de la mesa de negociación, las cuales suponen reforzar la opresión y explotación en la que nos encontramos en nuestros puestos de trabajo y dejar de solucionar los problemas históricos que acarreamos en este sector.

La nueva propuesta de Ley de Suelo que se plantea desde el Gobierno de Canarias (CC-PSOE) y las principales fuerzas políticas de la burguesía, se muestra como un intento más en la salida hacia delante de los sectores capitalistas en Canarias ante su crisis económica. Es decir, mediante el mismo mecanismo de acumulación y concentración de capitales que ha sido la fuente principal de intervención capitalista en las islas en años atrás.

El pasado 22 de mayo fue encontrado un misil junto a una carretera en el término municipal de Vallehermoso, en la isla de La Gomera. Lo sorprendente del hallazgo dejó en fuera de juego a las autoridades de la isla, que después de algunas gestiones pasaron aviso a los artificieros de la Guardia Civil en el sur de Tenerife. Estos Tedax también se encontraron frente a una situación para la que no tenían preparación, y ante la que desconocían en qué forma tenían que proceder.

Miguel Ángel Ramírez como ejemplo paradigmático de la fase de acumulación capitalista, inmersa en una crisis estructural, que se manifiesta como el caldo de cultivo que nutre a los más parásitos de entre los parásitos.

Este cacique explotador que absorbe las pequeñas y medianas empresas que se ven abocadas a la quiebra, no solo debido a la crisis actual, sino por conseguir ganar las contratas públicas de seguridad privada, limpieza, etc..., a través de la bajada de condiciones laborales y a base de pagar a los y las trabajadoras muy por debajo del convenio colectivo, además de no pagar las cuotas correspondientes a la seguridad social y lo debido también a Hacienda.