La táctica consiste en determinar la línea de conducta del proletariado durante un período relativamente corto de flujo o de reflujo del movimiento, de ascenso o de descenso de la revolución; la táctica es la lucha por la aplicación de esta línea de conducta mediante la sustitución de las viejas formas de lucha y de organización por formas nuevas, de las viejas consignas por consignas nuevas, mediante la combinación de estas formas, etc., etc. (). La táctica es una parte de la estrategia, a la que está supeditada, a la que sirve. (Stalin: Fundamentos de leninismo)

El concepto “alienación” constituye uno de los pilares fundamentales del marxismo-leninismo. Bajo la categoría alienación resume Marx la relación de extrañamiento que se produce entre la clase obrera y el fruto del trabajo bajo condiciones capitalistas de producción.

Dejando a un lado los planteamientos de la filosofía idealista a este respecto (sintetizado, por ejemplo, en Hegel, en una especie de despliegue de la Idea que se autodespoja para ser Naturaleza), para el marxismo-leninismo la raíz de la alienación hay que buscarla no en el mundo de las ideas, sino en la base material que relaciona a los seres humanos entre sí y con la naturaleza.

El pasado 10 de enero murió en Roma a los 92 años de edad el director de cine Francesco Rosi. ¿Qué no lo conocen? Pues un cineasta como la copa de un pino; de la talla de los Vittorio De Sica, Roberto Rossellini, Luchino Visconti, Pier Paolo Pasolini, Mario Monicelli, Michelangelo Antonioni, Ettore Scola, Bernardo Bertolucci, etc.

“El primer acto en que el Estado se manifiesta efectivamente como representante de toda la sociedad: la toma de posesión de los medios de producción en nombre de la sociedad, es a la par su último acto independiente como Estado. (…) El gobierno sobre las personas es sustituido por la administración de las cosas y por la dirección de los procesos de producción. El Estado no será <abolido>; se extingue”. (F. Engels: Anti-Dühring)

Subcategorías