Compartir

La política  municipal desarrollada por UPOA desde el comienzo de esta legislatura ha estado basada en   la defensa de nuestro proyecto político y de nuestro programa municipal.

 

Así, nuestro grupo municipal ha sido capaz de transformar durante dos años consecutivos el presupuesto municipal de un PSOE perdido, sin proyecto, descabezado, sin ideas y sin iniciativa alguna. Lo novedoso, los proyectos de futuro a desarrollar en nuestro pueblo ha sido impulsado por la asamblea de UPOA a través de su grupo municipal, siendo capaces de  modificar unos presupuestos municipales que han hecho que sean los  más sociales que ha conocido Aguilar de la Frontera.

 Iniciativas como la construcción de la residencia municipal de ancianos, la construcción de un centro cívico, la puesta en marcha de un plan local de empleo, la puesta en marcha de un plan de emergencia social, la elaboración de un plan estratégico local, la reversión a públicos de servicios municipales privatizados (por IU y PSOE) o la apertura de un comedor contra la exclusión social para niños durante la época de vacaciones del colegio han sido, entre otras muchas,  propuesta hechas por UPOA.

La política desarrollada por UPOA ha estado siempre orientada a poner sobre la mesa propuestas al servicio de los trabajadores y trabajadoras y del pueblo en general.

Por el contrario, el reformismo  solo ha tenido un objetivo en lo que llevamos de legislatura y lo mantendrá el año que resta. A IU solo le interesa poner todos los obstáculos posibles para que el proyecto de unidad popular que representa UPOA avance lo más lentamente posible. Con este objetivo hemos asistido en estos 3 años a espectáculos por parte de IU difíciles de explicar  y sobre todo de entender.

Así hemos tenido, desde permitir un gobierno de 5 concejales del PSOE sobre 17, un gobierno a la deriva sin ideas ni proyectos alguno, hasta bombardear constantemente contra UPOA, y para eso cualquier pretexto es bueno.

Así, hemos visto a IU  votar en contra de dotar con dinero la construcción de la residencia municipal de ancianos, votar en contra de los dos presupuestos más sociales que ha tenido Aguilar, votar en contra de poner en marcha el plan local de empleo y de emergencia social, a favor de privatizar servicios públicos, de no permitir la participación de los ciudadanos y asociaciones en los plenos municipales, propuesta realizada por UPOA, de aprobar este último presupuesto con recortes sobre el anterior, por ejemplo en la emergencia social de más de 90.000 euros, solo con una condición, que evidentemente era la no participación de UPOA en la negociación del presupuesto municipal, e incluso de limitar el tiempo de las intervenciones de los grupos municipales en los plenos a 3 minutos en el primer turno y a 2 en el segundo y de solo 5 minutos para hacer ruegos y preguntas. ¿Alguien puede entender que los grupos de la oposición le elaboren a un gobierno de solo 5 concejales sobre 17 un reglamento de plenos que le limita el tiempo de intervención y por tanto de fiscalización y de control de la política realizada por el gobierno municipal? Entiendo que no, pues hasta ahí ha llegado IU de Aguilar, todo le vale si así pueden evitar que UPOA pueda hablar, que pueda fiscalizar, que pueda controlar y hacer propuestas políticas.

Evidentemente, la asamblea local de UPOA lo tenemos claro, no solo se trata de presentar propuestas constantemente, de llevar iniciativas, de desenmascarar las políticas neoliberales que también se  hacen desde los ayuntamientos, sino que también se trata de forjar la unidad popular, de tener un contacto permanente con las masas, de desarrollar una política que nos tenga a diario, en el día a día de los problemas cotidianos de la clase obrera y capas populares. Así, a UPOA no le ha temblado la mano cuando hemos tenido que ir a la fiscalía a defender las infraestructuras de Aguilar y el bolsillo de los aguilarenses en contra de todos los grupos municipales, como no dudaremos en hacerlo en cuanto tengamos el más mínimo indicio de irregularidad. Igualmente, UPOA, a lo largo de lo que llevamos de legislatura, está informando puntualmente a la sociedad aguilarense de todas sus propuestas y proyectos, para que se conozca nuestro trabajo, y para ello hemos hecho durante estos 3 años asambleas de barrios, reuniones con colectivos y asociaciones, actos públicos barrio a barrio explicando la política municipal y estableciendo la alianza necesaria entre lo que tiene que ser la vanguardia política con el pueblo. Ese es el camino que nos marcamos al principio de la legislatura y así la terminaremos, en el camino de la unidad popular.

 

Antonio Zurera Cañadillas

Portavoz del grupo municipal de Unidad Popular de Aguilar