Compartir

"La recuperación cobra fuerza" (El Confidencial 6/05) y según El País de 5/05 El Ejecutivo europeo vislumbra una recuperación de baja intensidad pero la tasa de paro no bajará del 24% el año próximo, con España de nuevo al frente de la eurozona 

Por si alguien se creía que era posible al final del túnel ver la luz, ver algo más que la impagable factura de la luz, los datos cantan.

Hay recuperación, pero a nuestra costa. Intereses antagónicos significa o ellos, o nosotr@s, significa que los dos platillos de la balanza no pueden subir al mismo tiempo: si ellos suben tú bajas.

Las grandes empresas ganan más y se reparten la tajada de 8 mil millones de euros tras echar a la calle a 120 mil trabajador@s . La vuelta a los beneficios de las sociedades cotizadas coincidió en 2013 con una reducción del empleo del 6.7%. 

Destrucción de fuerzas productivas y miseria para cientos de miles de familias obreras guardan proporción directa con las pingües ganancias del gran capital, y esto no lo dice Marx sino las cifras, el Informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Las empresas del ibex 35 recortaron sus plantillas casi un 9% en 2013 y la bolsa ganó 25 mil millones en 2013

Desciende el gasto en políticas de empleo en los presupuestos generales del estado de 2014, las aportaciones al pago de la prestación bajan en más del 15% mientras la estrategia española de activación para el empleo (2014-2016) plantea el tenebroso propósito de modernizar y reformar los servicios públicos de empleo, lo que en su boca (la experiencia nos lo enseña) es darle rienda suelta a las agencias privadas de colocación. Modernizar=privatizar, convertir la miseria de esos 4 millones de parados/as que ya no cobran ninguna prestación en clientes/as forzosos de negocios privados dedicados al prestamismo laboral y a enriquecerse como usureros de la fuerza de trabajo. 

Buenos datos para ir despertando de la hipnosis preelectoral en la que cierta izquierda nos vendió un modelo común humano y sostenible, una Europa próspera y ética, pero capitalista, claro, aunque preocupada por los derechos de los ciudadanos. Son datos para la reflexión. Luchar es difícil en las terribles condiciones del terror y la persecución patronal e institucional. Pero es más difícil sobrevivir si no luchamos. El capital se deshace también de los trabajadores y trabajadoras que no le plantan cara a sus medidas antiobreras y los arroja a la indigencia sin agradecerles su lealtad. La vida es tan buena maestra que si no aprendes la lección, te la repite las veces que haga falta. El único sistema social libre de paro y miseria, es el Socialismo.

La organización y la lucha es el único camino.