Compartir

El aumento de los precios del transporte urbano en Sao Paulo provocó numerosas manifestaciones populares y un movimiento en todo el país contra las políticas capitalistas del gobierno del PT, apoyado por el PcdoB. La propia ciudad paulista está gobernada por el PT junto al PcdoB (vicealcaldes). El nexo común es el hartazgo popular por 10 años de gobierno del ala izquierda del capitalismo que han llevado al país a un escenario de privatizaciones constantes, despilfarro del dinero público, injusticia social, corrupción, brutalidad policial, etc, demostrando que lo que se pretende no es cambiar el sistema sino avanzar y profundizar el capitalismo brasileño. Al cierre de la edición de este periódico las movilizaciones se agudizaban en todo el país y un joven moría en una de ellas. El PC Brasileiro, referente marxista-leninista en el país, participa en las movilizaciones aunque considera que “no basta con indignarse; es necesario cambiar el sistema!” y llaman a que “el centro de la lucha sea por una sociedad socialista”. La prensa burguesa no ha tardado en sacar el molde “indignado español” para ver si encaja.