Compartir

El patrón ha jugado sus cartas, obligando a la plantilla de Alicante a elegir entre “susto o muerte”. Tras 2 meses de huelga, presentan la macabra elección entre el despido o el traslado, como algo voluntario. ¿Opcional? ¿Voluntario? Nada de eso, es pura coacción revestida y adornada de libre elección. Una clara demostración de que estamos en una lucha de clases y ellos la van ganando. Por ahora…

El ERE está en los tribunales, aunque la ley está hecha a la medida de los grandes capitalistas, pues se trata de aumentar su tasa de ganancia a costa de nuestra sumisión y miseria, nosotros y nosotras no nos daremos por vencidos. Mientras los tribunales deciden, la empresa continua con sus trámites para cerrar la embotelladora de Alicante y, pese al intento de vender que ya todo terminó; seguimos denunciando a Iberian Partners, la embotelladora de Coca Cola que como sucede en Grecia, en Colombia y aquí, ha iniciado un ataque a las condiciones laborales, sindicales y al empleo de los trabajadores y trabajadoras de sus fábricas.

Ahora la campaña sale del polígono industrial y la llevamos a las calles de nuestra ciudad. Junto con los Comités para la Unidad Obrera de l´Alacanti (CUO) desde el comité de empresa estamos saliendo en distintos puntos de Alicante, especialmente en aquellos donde la venta y el consumo de los productos de Coca Cola son importantes, para denunciar a una empresa que con grandes beneficios despide y coacciona a su plantilla para aceptar peores condiciones y traslados. Para dar a conocer al conjunto de trabajadoras y trabajadores de nuestra ciudad, que la lucha contra el ere sigue.