Compartir

Trabajadores y trabajadoras de Europa,

con ocasión del 1º de Mayo, la INICIATIVA de Partidos Comunistas y Obreros de Europa dirige un caluroso saludo militante a la clase obrera, vanguardia y motor del desarrollo social y cuya misión es la abolición de la explotación capitalista. Honramos la memoria de los mártires de Chicago y de todos los mártires de nuestra clase que hoy señalan el camino de las luchas contra la esclavitud moderna.

El capitalismo no puede resolver los problemas fundamentales del pueblo. Se trata de un sistema podrido y explotador que atormenta a millones de trabajadores y trabajadoras, que crea pobreza, paro, crisis y guerras. El capitalismo no puede ser humanizado y, además, no es el único camino que los pueblos pueden transitar. Han sido desmentidos todos aquellos que, tras la contrarrevolución de 1991, declararon el nacimiento de una era de paz global, con la UE y la OTAN como sus supuestos garantes. Los dramáticos acontecimientos en Siria y en otros países, hoy espcialmente en Ucrania, la intervención imperialista de la UE, EEUU y la OTAN, que están masacrando al pueblo, nos enseñan que si el pueblo no se convierte en dueño de su propia tierra, entonces derramará su sangre en el círculo vicioso de la incesante competencia entre los monopolios, que luchan entre sí para beneficiarse de la riqueza producida por los trabajadores y trabajadoras.

Los trabajadores y trabajadoras están experimentando en primera persona las consecuencias de la crisis capitalista, de la ofensiva contra los derechos obreros y populares que pretende imponer las condiciones para un trabajo muy barato, condiciones de esclavitud contemporánea para la clase obrera y los sectores populares pobres. La liquidación de los convenios colectivos, las relaciones laborales flexibles, el denominado trabajo subcontratado, la liberalización de los despidos y la intimidación empresarial en la situación de un dramático incremento del paro constituyen las condiciones necesarias para que el capital pueda superar la crisis. Para alcanzar su objetivo, los capitalistas y sus uniones, como la UE, utilizan el anticomunismo y la propaganda anti-histórica que iguala de forma provocadora al comunismo con el fascismo, así como la promoción de fuerzas fascistas.

Los trabajadores y trabajadoras no deben confundirse ante las declaraciones de los capitalistas, de la UE y su personal, acerca de que el desarrollo capitalista puede suponer prosperidad para los pueblos. Toda recuperación capitalista se apoyará sobre las ruinas de los derechos obreros y populares. El desarrollo de grandes grupos empresariales significa que, sobre todo, son fuertes a expensas de sus propios trabajadores.

La clase obrera tiene un camino probado que seguir: el de la lucha de clases, con unidad y organización en el centro de trabajo y en los barrios obreros. La enorme riqueza que se produce puede convertirse en propiedad del pueblo para satisfacer las necesidades constantemente crecientes que hoy se ven ahogadas por los grilletes de la explotación capitalista y la UE.

Hacemos un homenaje al 1º de Mayo, a los sacrificios y la sangre de nuestra clase, enviamos un saludo militante a todas las manifestaciones del 1º de Mayo en toda Europa, comprometidos a jugar un papel dirigente en la organización de la lucha de clases por el derecho de todo pueblo a escoger su propia vía de desarrollo, incluyendo el derecho a desvincularse de las dependencias de la UE y la OTAN, fortaleciendo la lucha por el socialismo, la abolición de la explotación del hombre por el hombre.

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!

¡TRABAJADORES DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS!


Imagen y texto extraídos de pcpe.es