Compartir

Cuando les rebajan un 15% el sueldo a la plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que se suma a todas las medidas de “austeridad” salarial en el ámbito público, y aun así los/as trabajadores/as de otras empresas públicas del Gobierno de Canarias lo consideran un referente de lucha y un modelo de acuerdo, no es más que la demostración cotidiana del nivel de desmovilización y desorientación a la que se ha visto sometida la clase obrera en Canarias.

La política de pacto social; que por otro lado sólo cumple el sindicalismo claudicante porque la patronal, consciente de su papel en la lucha de clases, sigue con su política de ir arrebatando a la clase trabajadora los derechos que, tras enormes combates y sacrificios, consiguió conquistar en el siglo pasado; ha hecho que los/as trabajadores/as de ITC no percibieran que su lucha era una trinchera más en esta guerra sin cuartel que la burguesía ha intensificado en esta crisis estructural del capitalismo. Que además el gobierno burgués y caciquil de Canarias no se va a conformar con la rebaja de ese 15%, que más pronto que tarde volverá a amenazar a la plantilla con algo similar al ERE del 50% (83 personas) para seguir sangrándoles porque, sobre todo, ya le ha dado resultado.

Sabemos que estas medidas son propias del proceso de acumulación capitalista que, ante la imposibilidad de crear riqueza, sólo puede subsistir explotando cada vez más a la clase obrera. Por eso en el PCPC, los CJC y CUO Gran Canaria tenemos claro que el conflicto se va a reproducir y la plantilla de ITC contará siempre con nuestro apoyo.