DESTACADO

Compartir

Desde que se anunció, a mediados de febrero, la supresión de numerosas plazas médicas en zonas rurales de Castilla y León, en la localidad palentina de Guardo el PCPE y los CJC han realizado una campaña de denuncia de esta situación, haciendo llegar su posición a los trabajadores y usuarios del centro de salud de la localidad.

La organización comunista señala que tanto para frenar estos recortes, como también para hacer posibles las reivindicaciones por las que lleva luchando el pueblo trabajador de Guardo durante años, como son el Hospital Comarcal y la UVI móvil, es necesario que todo el pueblo y la comarca se movilice e intensifique sus demandas.

Asimismo, indica que solo mediante la salida de la Unión Europea se podrán parar estos ataques y obtener una sanidad pública gratuita y de calidad al servicio de la clase obrera.

Redacción Unidad y Lucha Castilla y León