Compartir

Después de más de 30 días de huelga indefinida, la plantilla de MTI ha ganado la batalla. MTI tenía una concesión de servicios de limpieza en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. La empresa pretendía el descuelgue del convenio colectivo, bajadas salariales, el despido libre, la eliminación de la subrogación…

 

La plantilla (unas 50 personas) se plantó y no sólo consiguió mantener sus condiciones de trabajo, además expulsó a la empresa de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quien ha tenido que garantizar la subrogación de la plantilla en la nueva empresa y el respeto de las condiciones laborales originales.

Esta lucha demuestra que lo importante no es el número de trabajadoras/es en lucha, lo determinante es el grado de conciencia y de unidad que tenga ese colectivo a la hora de defender sus derechos y sus intereses.

Se ha ganado la primera batalla, pero la guerra continua. En unos meses se volverá a abrir el concurso y es seguro que la empresa que entre pretenda hacer lo mismo que MTI, pero en frente se van a encontrar a una plantilla aún más unida y más consciente de su fuerza que no va a permitir que la atropellen.

Los CUO de Gran Canaria, el Partido y la Juventud Comunista estuvimos con ellas y ellos desde el primer día y volveremos a estarlo tantas veces como sea necesario.