Compartir

La firma liberará stocks de comida sobreacumulada -¿estará caducada?- donándola al Banco de alimentos. ¿Querrán hacerse perdonar, repartiendo esas sobras, la matanza de obreras textiles en Bangladesh de la que son coautores con Inditex, Carrefour, Mango y otras exportadoras de capital, de miseria y dolor?

Que es ahí, y no en la Fast Fashion, donde reside el secreto de sus multimillonarias ganancias bañadas en la sangre de nuestra clase.