Compartir

El pasado 9 y 10 de Diciembre, el sector sanitario de Galiza secundó de forma masiva la convocatoria de huelga anunciada por la plataforma “SOS sanidad pública”, haciendo ver así, que el pueblo trabajador no admite más recortes en la sanidad pública y lo que es aún más importante, no nos van a engañar con una privatización de la sanidad impuesta por distintas vías. En el caso de la Xunta vemos que ésta cumple fielmente su papel de agente del capital monopolista europeo, que por distintas vías pretende aumentar su competencia frente a otros bloques imperialistas, abaratando los costes de su “mano de obra”, entre ellos el coste de su salud.

Estas dos jornadas de huelga culminaron en las manifestaciones, convocadas por la plataforma, que mostraron un cariz absolutamente masivo en todas las ciudades y villas de la Galiza. Esto demuestra nuevamente que las clases trabajadoras no estamos dispuestas a renunciar a las conquistas sociales fruto de nuestra lucha histórica, que los trabajadores y las trabajadoras de la sanidad no están dispuestos a perder derechos laborales al tiempo que ofrecen una sanidad de segunda, y demuestra que sólo la unidad en la lucha es el camino que nos podemos marcar para la defensa de nuestros intereses. Para ello sólo cabe la más decidida lucha contra este sistema criminal, desde las luchas concretas como las de la sanidad y la educación, pero uniéndolas indisolublemente a la necesidad de echar el capitalismo al estercolero de la historia.