Estamos en la entrada principal del icónico museo Guggenheim de Bilbao, donde todos los días a las 11h se manifiesta el colectivo de trabajadoras de limpieza del museo; en huelga desde junio, luchando por sus condiciones laborales. Hay diferentes grupitos de turistas que se acercan a visitar el museo, algunos se interesan por las reivindicaciones de las trabajadoras y sus consignas.

Como todos los días, también hay policía, para intimidar a las huelguistas a base de amenazas de multa.

Hemos hecho una entrevista a la portavoz de las trabajadoras, "Garbitzaileak borrokan" ("Limpiadoras en lucha"):

P: Después de ya más de medio año de huelga, ¿cómo surgió el conflicto y cuál es la situación actual?

R: Surgió porque ya estamos cansadas. Llevamos muchos años con mucha carga de trabajo, con unos salarios que no nos han subido en 20 años y que no se corresponden con el trabajo que hacemos. Tenemos mucha carga de trabajo, y a raíz de la pandemia, se ha multiplicado por dos. Entonces, ya nos hemos cansado de estar pidiendo que se solucione el tema sin que nos hagan caso, y el 11 de junio decidimos salir a la huelga.

P: ¿Cuáles son sus reivindicaciones?

R: Peleamos por la brecha salarial, porque hay una diferencia de 8.000€ al año entre limpieza viaria y limpieza de edificios y locales. Queremos que se nos equipare, porque la limpieza viaria es mayoritariamente masculinizada y la limpieza de edificios y locales somos más bien mujeres, o sea feminizada. Estamos peleando también por eso, por terminar por la brecha salarial. Queremos que se reconozca este hecho de la brecha salariar, y un convenio interno: equiparar nuestro sueldo con limpieza viaria.

P: Las condiciones de trabajo de gran precariedad, como la brecha salarial, son comunes en todo un sector tan feminizado como el de la limpieza. ¿También en una institución tan famosa como el Guggenheim?

R: Sí, eso es, también pasa. Aunque tenemos 4 chicos trabajando con nosotras, ellos también tienen el contrato provincial, entonces están peleando por ello con nosotras. Hemos salido todas. Ellos lo que más limpian son las zonas exteriores, así que con más razón para tener el convenio de viaria.

P: La empresa, Ferrovial, alega que ustedes están por encima del convenio. ¿Es cierto?

R: No, no, de eso nada. Por encima del convenio, nada. Lo que tenemos es el convenio provincial y pedimos un convenio interno que se equipare con el de limpieza viaria.

P: Ustedes han denunciado que tanto el ayuntamiento como el museo han estado haciendo de esquiroles. ¿Siguen actuando así?

R: Sí, exactamente. Porque la explanada del museo, todos lo exteriores, lo ha hecho siempre la plantilla nuestra. Y desde que estamos en huelga, lo está limpiando limpieza viaria del ayuntamiento. Eso es una vulneración de nuestro derecho a huelga.

P: ¿Se sienten discriminadas por ser mujeres y de clase trabajadora? ¿Notan que la empresa y la dirección del museo les trata diferente?

R: Si, sí, totalmente. Aquí en el museo somos una plantilla de 49 personas contratadas por Ferrovial. De esas 49, 19 somos de limpieza y el resto son mantenimiento (mayoritariamente masculinizado, también, todo hombres) y hay una diferencia. ¿Por qué mantenimiento tiene un convenio interno? Ellos antes eran del convenio del metal, pero consiguieron un convenio interno. Nosotras, siendo de la misma empresa, pedimos un convenio interno, pero con nosotras no. Porque aunque ellos sean de mantenimiento y nosotras de limpieza, al final vamos en el mismo pack.

P: ¿Cómo llevan la situación y los ánimos, después de tanto tiempo de huelga y sin ingresos?

R: Ingresos sí tenemos, porque aquí toda la plantilla estamos sindicadas en ELA, y el sindicato ELA tiene caja de resistencia. Entonces, podemos aguantar el tiempo que llevamos a raíz de la caja de resistencia del sindicato, si no, no hubiéramos podido soportar tanto tiempo. Y también el decidirnos a salir a la huelga fue sabiendo que teníamos un respaldo con la caja de resistencia. Si no, no podríamos aguantar tantos meses, porque son 6 meses ya los que llevamos.

Y los ánimos... Pues tenemos días. Hay días que psicológicamente esto es duro, pero a la vez, también estamos fuertes. Porque no van a conseguir que volvamos por las miserias que nos han ofrecido, porque las últimas negociaciones han sido por miserias, no se puede decir que nos hayan ofrecido algo decente. No, no vamos a volver, aquí vamos a estar hasta que consigamos algo digno, no lo que nos ofrecen.

P: ¿Qué apoyos están teniendo?

R: Tenemos mucho apoyo en Twitter y por las redes sociales se nos está apoyando mucho. También hemos tenido visitas que han venido a apoyarnos: gente de limpieza de Gipuzkoa, estuvieron aquí ITP-PCB y Vulcanizados Zuloaga [Nota: trabajadores y trabajadoras de otras empresas en huelga de Bizkaia]. De hecho, ITP-PCB la semana próxima también van a venir, estaremos aquí un día con ellos.

Luego en la prensa local sí que estamos logrando más visibilidad. Si no, aquí no se enteraba nadie de que estamos en huelga.

P: ¿Qué se siente al limpiar entre obras de arte tan caras, con un sueldo que no llega ni a 1.000€?

R: No sé qué decirte. Es como que hablas con ellos y sientes que se están riendo de nosotras. Somo una plantilla de 19 y tampoco estamos pidiendo tanto, no creo que se arruinen por subirnos el sueldo a lo que pedimos, con todos los millones que reciben aquí [Nota: de subvenciones públicas del ayuntamiento, la diputación foral de Bizkaia y el gobierno vasco]. Dinero hay para muchas cosas, pero para la limpieza no hay. Eso es lo que nos da más rabia.

P: ¿Les ha gustado alguna obra de las que hay en el museo?

R: Depende. Ha habido exposiciones que merecen la pena, pero la mayoría pues no sé, qué te voy a decir. No las entendemos.

P: ¿Qué perspectivas ven en la lucha? ¿Hasta cuándo estarán en huelga?

R: Hasta lo que ellos quieran, ellos tienen la llave para que volvamos a trabajar. Nosotras no vamos a volver así sin más. Hace poco tuvimos una reunión, porque el gobierno vasco decidió mediar entre empresa y sindicato. Y tuvimos una reunión en el gobierno vasco donde la señora Garbiñe, de recursos humanos, nos decía que podíamos volver a trabajar y que trabajando ya negociaríamos. Pues si llevando 6 meses en huelga no hemos conseguido aún nada, ¿esta mujer, qué pretende? ¿que trabajando nos vayan a dar lo que pedimos? No, no somos tontas... Si se piensan que somos tontas, no, no. No sé que idea tienen de nosotras, vamos.

Redacción UyL

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021