ÚLTIMOS EDITORIALES

Editorial Diciembre 2021

400 números de UyL. Una cifra que nos sitúa ante la importancia estratégica de la Prensa Comunista

Nacida como Nuevo Rumbo, la prensa del PCPE adopta el nombre de Unidad y Lucha en el proceso de Unidad con el PCOE del que fuera SG el recordado camarada Fernando Ferraz.

UyL es un periódico mensual que, salvo avatares puntuales en el primer lustro de la década de los 90 del siglo pasado, jamás ha dejado de estar puntualmente a disposición de la militancia comunista, los sectores militantes de la sociedad con quienes compartimos espacios de lucha y el conjunto de la clase obrera y los sectores populares. Una referencia escrita de los análisis y posiciones del Partido que, siempre, ha sido la ventana desde la que asomarse a la realidad de la lucha de clases. Con posicionamientos históricos como la firme reivindicación del Socialismo tras su derrota temporal en el Este de Europa y la URSS, la condena decidida a todas y cada una de las agresiones imperialistas sin dejar espacio a la confusión en ningún momento, o mostrando militantemente su Solidaridad con la Revolución cubana, también en los momentos más duros como la crisis de los balseros y otros momentos más difíciles en los que muchas “amistades” flojearon; UyL también ha sabido marcar con decisión su posición desde el primer momento en cuestiones de Estado, como nuestra pertenencia a la UE y el €, apoyando todas las huelgas generales, denunciando el terrorismo de Estado o, simplemente, posicionándose siempre fuera de la unanimidad constitucional y denunciando desde el primer momento la mentira por la que se vinculaba a ETA con los atentados del 11M.

UyL, con elaboraciones de mayor o menor relevancia, vinculados siempre a las etapas de construcción del Partido, nunca ha dejado de ser un instrumento útil para, desde la comprensión certera de la realidad de las clases sociales, situar las claves de la superación revolucionaria del actual sistema sociohistórico.

Nunca dejaremos de concebir la prensa revolucionaria como el organizador colectivo que situaba Lenin, pero en el S. XXI necesitamos entender que su existencia es algo más y cumple una función superior. Hoy, nuestra prensa, es uno de los pocos espacios en los que, con criterio partidista y regularidad, la clase obrera puede encontrar posicionamientos y análisis que responden exclusivamente a sus necesidades e intereses realizados desde el prisma del rigor científico del marxismo-leninismo. Nuestra prensa no es un espacio de opinión interclasista, ni tampoco un lugar para informarse con los titulares; es un espacio de formación y cultura obrera y revolucionaria, que lanza una invitación permanente a salirse del embrutecimiento cultural de quienes, desde la categoría de la alienación y con todos los medios de manipulación de masas a su alcance, nos invitan de forma constante no solo a delegar, sino también a no pensar. Contra la manía de no leer, la virtud de escribir, podría ser una de nuestras máximas.

Por todo ello UyL, que tiene sus versiones en papel y digital, hoy es una realidad indiscutible porque su existencia es una necesidad concreta de la clase obrera de nuestro país. No hay debate sobre su continuidad; lo único que hay es un constante y rico debate sobre sus contenidos para que sean cada día de más interés y calidad. En el trabajo de su Consejo de redacción, colaboradores, equipo de maquetación, distribución, difusión…de tantos y tantas camaradas implicados en su éxito, está la fuerza de un Periódico Comunista que mira con decisión hacia su número 500.

Por qué decimos que este gobierno no es progresista.

Daría para una serie, pues son innumerables sus actuaciones en este sentido, por lo que nos proponemos situar al menos una de ellas en cada Editorial.

El visado, y futura concesión de asilo o equivalente, al fracasado y efímero líder contrarrevolucionario Yunior García, contrasta con el silencio en relación al reciente quinto episodio de allanamiento de la vivienda y posterior violación de la activista saharaui Sultana Jaya por paramilitares marroquíes. Son decisiones que definen en lo concreto, en el terreno de la realidad que muestra la Verdad, lo que es un gobierno absolutamente condicionado y vinculado a los intereses de los monopolios españoles y la política exterior de la UE y la OTAN. Toda nuestra solidaridad con los heroicos pueblos saharaui y cubano.

Cádiz – Pensionistas: La lucha es el único camino para la Victoria y derrotar el pacto social.

Enfrentar la realidad desde una intervención cierta, coherente con unos objetivos previamente señalados, es un requisito imprescindible para emprender cualquier lucha con garantía de éxito. Otros, sin duda, son la participación protagónica de las masas y la máxima unidad en torno a las metas sobre las que se realiza la convocatoria.

Enseñanzas con mucho recorrido con las que enfrentar la indefinición programática, la retórica, el sectarismo y la delegación impuesta, tan presentes en cualquiera de los escenarios de confrontación de clases que se dan en nuestra realidad más inmediata. Trabas, todas ellas, que responden a la penetración ideológica de la burguesía en la clase obrera, a la colaboración con el capitalismo de las distintas expresiones organizativas de la socialdemocracia política y sindical y a la perversión absoluta de determinados liderazgos autoconferidos al margen de la realidad de la lucha concreta.

Por eso, las luchas desarrolladas por el movimiento de pensionistas y por la clase obrera gaditana, con un protagonismo indiscutible y creciente de las masas participantes en ellas, cobran una importancia que va más allá de su propia realidad y experiencia.

Un movimiento participado por masas protagonistas de una confrontación claramente definida entre burguesía y proletariado, puede ser traicionado tantas veces como lo considere necesario el sistema, pero de la experiencia concreta hay aprendizajes que quedan en el acervo de lucha y conocimientos colectivos de una clase obrera crecientemente consciente. La convicción de que, solo en la defensa exclusiva de sus intereses y necesidades, está la superación de las dificultades materiales que padece como consecuencia de la sobreexplotación y la precariedad. 11.000.000 de trabajadores, especialmente mujeres trabajadoras y jóvenes, en riesgo de pobreza y exclusión social, conforman una masa crítica más que suficiente para hacer estallar cuanto antes la chispa de la Revolución en nuestro país.

Necesitamos hablar de ello, situar nuestro debate e intervención en esas claves. Realizar un análisis de calado que, más allá de retratar traidores, realice una propuesta dirigida a unir para sí a los más amplios sectores de nuestra clase, requiere de la inteligencia política de una Vanguardia política plenamente volcada en el propósito de alcanzar progresivamente una creciente capacidad de dirección política de masas. Intervención a realizar prioritariamente desde dentro, desde los espacios unitarios de lucha llamados a conformarse progresivamente como estructuras de contrapoder obrero y popular.

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021