Compartir

 

Leopoldo López uno de los conspicuos representantes de la burguesía tradicional venezolana con fuertes vínculos con las élites del poder en Estados Unidos y que gobernaron en Venezuela por medio del bipartidismo de la democracia burguesa que se instauró en Venezuela con el derrocamiento de la dictadura de Pérez Jimenez, o de la dictadura de Juan Vicente Gómez o de los diferentes gobiernos y dictaduras habidas en Venezuela desde los tiempos de la colonia y que hoy en la perspectiva de la pérdida de sus privilegios de clase devinieron en ultraderecha violenta y criminal, ya no utilizando a terceros para el ejercicio del poder político, sino directamente como los operadores de la violencia y el caos para derrocar al gobierno legítimo de Venezuela.

Derrotado en la violencia callejera, en las aventuras de golpes militares, de invasiones de mercenarios y demás intentos fracasados, huye de la justicia venezolana con la inestimable ayuda, tanto del “gobierno español mas progresista de la historia” como del gobierno estadounidense y el colombiano.

Luego de haber escapado del encierro domiciliario donde cumplía pena por su papel protagónico en el intento de derrocamiento al legítimo gobierno electo de Nicolás Maduro Moros en 2014, que se prolongó hasta el 2017, siendo él personalmente el responsable de decenas de muertes en aquel episodio de violencia callejera extrema llamado “La Salida” , recordarán que fue condenado por los tribunales por los llamados a la violencia que generaron tanta muerte, destrucción y violencia contra el pueblo bolivariano. Luego de recibir la medida de gracia de la justicia venezolana de “la casa por por cárcel”, desde su arresto domiciliario ejecutó junto a su lugarteniente, el auto proclamado Juan Guaidó, un intento de insurrección militar en abril del 2019 intento este que también fracasó y terminó escondiéndose en el domicilio oficial de la legación diplomática del Reino de España, donde se le dio el inexistente estatus de invitado.

No contentos con eso se le permitió desde la residencia oficial del embajador español que continuara con sus acciones conspirativas contra el gobierno bolivariano llegando a organizar aquel estrambótico intento de invasión de la República Bolivariana de Venezuela por parte de desertores de las fuerzas armadas venezolanas y mercenarios estadounidenses, pero que igual que en otros intentos, fracasó de nuevo, a pesar de contar con la complicidad de los gobiernos estadounidense, el gobierno colombiano, el gobierno brasileño y por supuesto la inestimable colaboración de su anfitrión, el embajador español.

Hoy es nuevamente noticia este oscuro y patético personaje de la vida política venezolana por su fuga de Venezuela y el acogimiento que de él hacen las autoridades del gobierno español, con todo tipo de protecciones y agasajos, aún sabiendo que es un prófugo de la justicia, un golpista y un terrorista.

La historia de las agresiones y acciones ilegales del estado español contra el legítimo gobierno de la República Bolivariana de Venezuela continúan, y en este caso si puede decir así es mas lacerante todavía, porque la ejecuta un gobierno que se dice “el más progresista de la historia” y contra el hermano país que le dió cobijo a tantos y tantos españoles que huían del hambre y la miseria a la que los había condenado la oprobiosa dictadura fascista de Francisco Franco.

Nuevamente suenan los ecos de la América, Nuestra América, de los que fuimos desposeídos de nuestra tierra, nuestra cultura, nuestra dignidad y nuestra libertad, que recobra su voz libertaria y se echa nuevamente a andar por la senda de la patria grande, con la que soñó Bolivar. Antes de ayer, vencimos a los golpistas en Bolivia de manera contundente, ayer a los fascistas de la Chile de Pinochet, pronto volveremos a recuperar la dignidad perdida en Ecuador a manos del traidor Lenin Moreno, en Colombia venimos acumulando fuerzas para terminar con la oprobiosa narco dictadura uribista y en Venezuela el pueblo organizado y en ejercicio de nuestra democracia popular y protagónica, recuperaremos nuestra Asamblea Nacional de las manos de los enemigos del pueblo que se instalaron en ella y se profundizarán los procesos emancipatorios en toda nuestra América en busca de construir la patria socialista con la que todos soñamos.

David González