Compartir

© Foto : Raúl Torres

Una de las voces más relevantes de la música cubana actual es Raúl Torres. Fue descubierto por Pablo Milanés. La primera canción se la dedicó a la Revolución de Nicaragua, también dedicó otra canción a la gran revolucionaria Celia Sánchez Manduley. Reconoce influencias de Gerardo Alfonso y Santiago Feliú. Ha actuado con la brasileña Simone, Fito Páez, Milanés, y ha compuesto canciones para Ana Belén, Xiomara Laugart, Los Van Van. Ello demuestra su versatilidad musical como buen domador del repertorio melódico. Hoy influye enormemente en la música cubana de las generaciones más jóvenes.

Formó parte de la brigada artística Duaba, donde brindó su música a las zonas afectadas por el ciclón Matthew. Ha compuesto canciones como “Se fue”, “Regrésamelo todo”, “El regreso del amigo”, ”A través del Sol” así como “Cabalgando con Fidel” entre infinidad de canciones.

Raúl Torres es muy consciente que la poesía en el siglo XXI se proyecta a través de la música, en su caso, a través de las notas de su inseparable guitarra. Existe un documental sobre su música “Atrapando espacio” dirigido por José Luis Sánchez. Residió una temporada en México, también Brasil donde vivió en la Amazonía y entabló contacto con los defensores contra la deforestación. Durante el año 1991 en Brasil, una transnacional del disco, Sony Music, le ofreció un contrato que resultó humillante pues le exigía que denigrara contra su Patria, contra Cuba, además de recibir un trato racista; por supuesto renunció al contrato, anteponiendo la dignidad. Todo un ejemplo cuando hay, en numerosas ocasiones, quien se vende por un plato de lentejas podridas.

Un cantante que siempre reivindica la idea de José Martí de que “Patria es Humanidad”, pero que considera que su tierra, la tierra madre, es su patria cubana: Patria de Maceo, Martí y de Fidel.

Miguel Ángel Rojas