Compartir

En las elecciones generales anticipadas celebradas el pasado 26 de octubre en la República Checa, el Partido Comunista de Bohemia y Moravia se convirtió en la tercera fuerza política por delante del hasta ahora partido gobernante neoliberal del TOP 09.

Los socialdemócratas (CSSD) ganaron las elecciones con un 20'5 %, la segunda fuerza más votada fue ANO 2011 con un 18'6%, fuerza populista dirigida por un multimillonario, mientras que el Partido Comunista (KSCM) consiguió un 14'9 % de votos y 33 diputados. El PC es la única fuerza que aumenta su número de votos respecto a las elecciones anteriores del 2010 y a pesar de la fuerte campaña anticomunista dirigida por los medios de comunicación y el gobierno, de ahí que se destaque su avance.

Esperemos que este avance electoral no caiga en balde y se traduzca también en un avance de las luchas de la clase obrera checa contra el capitalismo.