Compartir

Blanca Canales, nació el 17 de febrero de 1906, en Jayuya (Puerto Rico).  Educadora, trabajadora social y líder boricua del Partido Nacionalista. Es hija de Consuelo Torresolsa Vargas y de Rosario Canales Quinetero, que era uno fundadores de Jayuya y  primer alcalde del municipio, formaba parte del Partido Nacionalista de Puerto Rico, el cual luchaba por su independencia. Hermana del escritor político Nemesio Canales.

Tras su muerte en 1924 y tras graduarse en la Escuela Superior de Ponce decidió estudiar en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. En 1928 fue una de las primeras trabajadoras sociales  en las unidades rurales de su pueblo. En 1930 se gradúa de bachillerato en Artes Liberales pero no fue hasta  el verano de 1931 cuando se afilió al Partido.

Junto con otras compañeras organizan una Junta Femenina y forman parte del Cuerpo de Enfermeras que fue una rama de los Cadetes de la República. Lo que no quitó que fueran enseñadas a marchar y disparar.

El 30 de octubre de 1950 participó  junto con sus compañeros en la revuelta social independentista cuyo objetivo era la liberación del colonialismo de EEUU, iniciada en Jayuya y que se extendió rápidamente en más de cinco regiones del país.

Irrumpieron en un cuartel de la policía y Blanca Canales izó la bandera de Puerto Rico dando el pistoletazo de salida a la insurrección en Puerto Rico gritando: “¡Viva Puerto Rico Libre!

Los actos de sublevación se expandieron a los municipios de Arecibo, Utuado, Naranjito, Peñuelas y Mayaguez, zonas que fueron bombardeadas por vía aérea y atacadas por la Guardia nacional con ayuda del ejercito yanqui. Resistieron hasta el 2 de noviembre.

Blanca fue arrestada, acusada  de matar a un policía, y de herir a otra tres personas, incendiando la Oficina de correos. Fue condenada a cadena perpetua más sesenta años. En junio de 1951 fue enviada al Campo de Prisión Federal Alderson en Virginia Occidental.

En 1956 fue trasladada a la Cárcel de Mujeres de Vega Baja de, Puerto Rico. Finalmente en agosto de  1967 tras diecisiete años de prisión fue indultada por el gobernador Roberto Sánchez Vilella y salió de prisión con 61 años. Durante el tiempo que estuvo encarcelada entre Estados Unidos y Puerto Rico organizó a la presas para reivindicar  mejores condiciones.

"El indulto decía que se me ponía en libertad porque estaba enferma, era ya anciana y no habían podido rehabilitarme. Esto último significaba que no habían podido cambiar mis convicciones en cuanto a la práctica nacionalista y la lucha libertaria."

Murió el  25 de julio de 1996, con 90 años, en San Juan, Puerto Rico.

Laia M.