Compartir

El día Internacional de la Clase Obrera no es laborable en la mayoría de los países del mundo por casualidad, ni por concesión graciable de la burguesía, lo es únicamente por la lucha de la clase obrera. En los EE.UU no lo es aún, pero ello no significa para nada que los trabajadores y trabajadoras de ese país no hayan luchado en todo momento por sus derechos.

Fue en Chicago donde se sucedieron los acontecimientos que dieron pie al 1º de Mayo, pero es también el país que convocó muchos de los principales congresos obreros que se dieron durante los siglos XIX y XX; espacios en los que se proclamaban cosas como las expuestas por la líder minera Madre Mary Jones en la fundación del Industrial Workers of the World “la clase obrera y los empresarios no tienen nada en común. No puede haber paz mientras millones de trabajadores padezcan hambre y necesidad y los pocos que componen la clase empresarial disfrutan de todas las comodidades de la vida”. Por ello no es de extrañar que hoy 1º de Mayo de 2020, los trabajadores y trabajadoras de este inmenso país, cuna de algunas de las principales luchas obreras habidas a lo largo de la historia de nuestra clase, protagonicen una convocatoria de HUELGA contra la oligarquía que les roba la riqueza de su trabajo y los condena a morir masivamente.

Estados Unidos vivirá una jornada de huelgas durante el Día Internacional de los Trabajadores por la situación de la fuerza laboral en medio del nuevo coronavirus.

De acuerdo con medios locales, personal de corporaciones como Walmart, Amazon, Instacart, Whole Foods, Target y FedEx abandonarán el trabajo. Entre sus motivos se encuentran el hecho de que los dueños de esas compañías acumulan ganancias récord a expensas de la salud y seguridad de los trabajadores durante la pandemia del nuevo coronavirus.

El pretexto para la ausencia de la fuerza laboral será enfermedad o abandono del trabajo durante el almuerzo, según un comunicado de prensa que los organizadores publicaron este miércoles. En algunos lugares, los miembros del sindicato se unirán a los trabajadores fuera de sus almacenes y escaparates para apoyar las manifestaciones.

"Estamos actuando en conjunto (...) para mostrar solidaridad con otros trabajadores esenciales en nuestra lucha por mejores protecciones y beneficios en la pandemia", dijo Daniel Steinbrook, un empleado de Whole Foods y organizador de la huelga.

Las acciones tienen su fundamento en el hecho de que millones de trabajadores que han quedado desempleados recientemente deben pagar el alquiler este 1 de mayo. Por ello, algunos propietarios planean suspender los pagos de hipotecas. EE.UU. suma 3,84 millones de parados más en una semana y ya ha perdido 30 millones de empleos desde el inicio de la crisis del coronavirus.

La economía de EE.UU., que se contrajo un 4,8 % durante el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2019, sufre una recesión por el cierre de la mayor parte del país. Este resultado negativo sería el preludio de un descalabro mucho mayor en el segundo trimestre, ya que la Oficina de Presupuestos del Congreso de EE.UU. estima que el PIB del país se desplomará a una tasa anual del 40 % como consecuencia del cierre de empresas y despidos masivos. El presidente Trump para evitar un desgaste mayor en su gestión, está exhortando a ciudadanos y autoridades a levantar las medidas de aislamiento aún cuando el país es el epicentro de la pandemia en estos momentos. Pero ni el número de muertos, ni el hambre, ni el abandono de los más vulnerables, ni la falta de atención médica, ni lo dantesco de la situación para la mayoría de la población parece importarle mucho al gestor del capitalismo del descarte humano en los USA.

Además, ha trascendido que el Gobierno estadounidense no ha cumplido el plan que suponía asistencia a pequeñas empresas. The New York Times reveló que más de 200 empresas que cotizan en la bolsa recibieron más de 750 millones de dólares en préstamos para pequeñas empresas antes de que se agotara el financiamiento inicial y se estima que hasta el 90% de las empresas administradas por afroamericanos han sido, o probablemente serán, excluidas del Programa de Protección de Pago de Cheques. También The Intercept informa que muchos de los que más se han beneficiado con esta ayuda son los principales donantes de la campaña de Donald Trump, entre ellos los propietarios del Hotel Ritz-Carlton en Saint Thomas, en las Islas Vírgenes.

Toda nuestra solidaridad con la huelga de trabajadores y trabajadoras en EE.UU. ¡Viva la lucha de la clase obrera! ¡Viva el 1 de Mayo!

Fuente: Redacción UyL y Telesur