Compartir

 

Trabajan en la conocida como economía de las aplicaciones, llevan años circulando por nuestras ciudades y también denunciando sus condiciones de explotación.

Pero es ahora cuando su labor se ha vuelto más visible. Con el confinamiento general de la población, estos colectivos son de los pocos que siguen desempeñando su labor. No solo siguen trabajando debido a que el gobierno de coalición socialdemócrata ha considerado que son un “servicio esencial”, sino que han visto incrementado su actividad, incluso denunciando por parte de los mismos trabajadores/as que están exponiéndose al coronavirus para realizar compras de servicios no esenciales como cajas de vino o ropa.

En plena pandemia, aprovechando las medidas de confinamiento y aislamiento social, e incluso en pleno incremento de la actividad de estos servicios, la empresa Glovo ha decidido reducir las tarifas de cobro de sus repartidores/as a menos de la mitad del salario (de 2,5€ a 1,2€ por pedido, e incluso a 1€ en Vitoria), incrementando en un 100% la tasa de explotación de estos trabajadores y trabajadoras.

El capital aprovecha la situación de aislamiento social y el estado policial en las calles para intentar doblarle el espinazo a la clase obrera, dadas las dificultades para la protesta.

Ello no ha impedido que el colectivo de “riders” saliera a manifestarse por las calles de Madrid, para denunciar esta medida, que afirman que la empresa extenderá al resto de territorios del estado.

La situación de desprotección de los y las trabajadoras “riders”, y de nulos derechos colectivos por la modalidad de contratación como falsos autónomos que emplean este tipo de empresas, se ha visto empeorada durante la pandemia actual.

Este colectivo de trabajadoras/es sigue reivindicando con su lucha que se les reconozca como asalariados, denunciando que la ley burguesa sigue permitiendo el fraude que supone el modelo de falsos autónomos, que imposibilita la garantía de derechos laborales, así como les impide realizar una negociación colectiva frente a la empresa, dándose estas situaciones que se denuncian en estos momentos, con la bajada abusiva de tarifas.

También denuncian que tras la protesta la policía ha identificado a muchos de quienes participaban en la protesta…de nuevo los piquetes del patrón reprimiendo, esta vez con las multas de la ley mordaza.


Fuente: Riders por derechos.