Compartir

Realizada la 1ª Fiesta de Unidad y Lucha es momento de evaluarla y tomar nota de los aciertos y errores para aprender de ella y hacer que este primer ensayo sirva de escuela para las futuras ediciones de la Fiesta de nuestra prensa.

Además de la posterior evaluación que realizará el CC y que se bajará a las organizaciones para su debate y enriquecimiento en un necesario ejercicio de ida y vuelta característico del centralismo democrático, seguro que este número de UyL ya recoge unas primeras impresiones que, sin duda, serán de felicitación colectiva por el desarrollo de una Fiesta de la que, la práctica totalidad de los asistentes, salimos con un agradable sabor de boca. Modestamente, como ya anunciábamos que iba a ser, se han cumplido las expectativas generadas e incluso superado algunas de ellas. Sepamos disfrutar de la felicidad del éxito y relativicémoslo siempre para, aprendiendo de los errores que también se han cometido, tenerlo no como objetivo final, sino como tránsito necesario hacia mayores y más altos objetivos.

Pero realizada esta inevitable valoración, si de lo que se trata es de hacer una crónica de la Fiesta, habremos de remontarnos al Pleno del CC de Julio en el que aprobamos su realización. Asumíamos un reto titánico a 4 meses vista y con el verano de por medio, pero la confianza depositada en una militancia cada día más capacitada para enfrentar retos como consecuencia de su mayor implicación en la lucha de clases, hizo que diéramos el salto al vacío sabiendo que una espesa red de militantes comunistas asegurarían el éxito de la decisión adoptada por su CC.

Desde el mismo momento se activaron las diversas responsabilidades conformando amplios equipos de trabajo colectivo y los comités y células dispusieron todos los resortes que habían de asegurar la difusión de Fiesta y facilitar la asistencia a la misma de todas las personas interesadas en ello. Había que organizar la asistencia, coordinar los coches y autobuses fuera de Madrid y en esta ciudad colocar los carteles, repartir el programa…mucho trabajo, ¡qué duda cabe!, pero llegado el día todo ese esfuerzo con secuelas físicas se resumía en la frase tan repetida de ya descansaremos mañana que hoy toca disfrutar de la Fiesta. Ciertamente, todos/as éramos conscientes de la importancia de disfrutar de la totalidad de los contenidos políticos y artísticos de la Fiesta y con esa voluntad las más de 600 personas que se congregaron desde primera hora de la mañana empezaron la jornada.

De inicio debate sobre movimiento obrero. Todas las intervenciones fueron políticamente impecables y sería injusto destacar ninguna de ellas por ese criterio, pero como no evidenciar las emociones que en nuestro espíritu proletario levantaron las intervenciones del CUO de la mina de Cerredo y la del compañero de la factoría de Panrico en Santa Perpetua. Los dos representantes de lo mejor y más decidido de nuestra clase y ejemplo de resistencia y capacidad para rearmar la contraofensiva obrera contra las agresiones del capital.

A la salida casi tres horas para visitar las dos magníficas exposiciones instaladas a la entrada del teatro que, mediante tablones, nos hacían un recorrido por 30 años de lucha comunista y resumía las nefastas consecuencias económicas y sociales de la entrada de España en la UE y disfrutar de la paella gigante y, sobre todo, de animada tertulia y encuentro con viejas y nuevas amistades acompañada del sonido de las pruebas musicales de los artistas que nos acompañarían a la noche.

Tras el descanso y alguna que otra cabezadita aprovechándose del buen tiempo que nos acompañó, dimos inicio en una sala abarrotada al debate sobre los retos fundamentales del movimiento comunista internacional (MCI). Una exposición esperadísima por todo el público y en la que las diversas ponencias, haciendo hincapié cada una de ellas en sus prioridades particulares, coincidieron en la necesidad de comprometerse e impulsar decididamente la coordinación y la acción común de los partidos comunistas a nivel internacional. El MCI y la coordinación internacional marxista – leninista avanza con actos como éste en el que se clarifican posiciones políticas y crece la confianza entre los diversos partidos.

A continuación Parnaso nos ofreció arte en estado puro con su recital musical de nuestros queridos poetas Lorca y Miguel Hernández. Veteranía y juventud unidas por la lírica de la poesía es un espectáculo al que esta sociedad no nos tiene acostumbrados y que demuestra que sí, que efectivamente, nuestra propuesta cultural y de ocio es diferente a la burguesa consumista y alienante. Y seguimos con las comunistas músicas Marina y Laura Quintillán, nuestras camaradas con sus violines volvieron a traernos a la memoria la lucha de la mina e hicieron de su espectáculo un homenaje a los 6 compañeros fallecidos en León.

Después el mitin y el momento álgido de asistentes con más de 1.000 personas. Vibrante, sólo se me ocurre esa palabra para resumir una hora y media que por su formato y contenido pasará a los anales del movimiento comunista y permitirá a los y las asistentes decir dentro de unos años ¡yo estaba allí! Por ser los únicos ausentes destaquemos el saludo de las FARC-EP, que se constituye en perfecto resumen de las posiciones de firmeza y consecuencia revolucionaria por las que todos y todas luchamos

Y para finalizar la noche la calidad artística de  Juan Perro, precedida por la ascendente luz de los sorprendentes G-90 Bolcheviques y Cancionero Revolucionario,  para disfrute de los y las asistentes que aun resistían el frío mesetario y las horas de plantón.

Una jornada que repetiremos y mejoraremos pero de la que no se puede cerrar ninguna crónica sin reconocer el trabajo abnegado y disciplinadamente consciente de los y las cientos de camaradas que con la escoba, la herramienta, el ordenador, en la plancha, en la barra, descargando, montando, recogiendo, lidiando con las rabas burocráticas, haciendo tareas de seguridad, organizando los puestos de propaganda, coordinando la difusión mediática, elaborando exposiciones… dieron todo lo que eran capaces para hacer posible la 1ª Fiesta de UyL