Compartir

CONTESTACIÓN DEL SECRETARIADO POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCPE A LA EMPRESA KALISE

En fecha reciente el PCPE recibió en su correo web un escrito de la empresa Kalise, radicada en Canarias, realizando un alegato contra la información publicada en pcpe.es, sobre el desarrollo del conflicto en esta fabricadora de helados, y en el que participan de forma solidaria sus militantes del PCPC.

El Secretariado Político del PCPE ha decidido hacer pública su contestación a dicho alegato, así como dar a conocer el texto del mismo, que se inserta el final de este documento.

En primer lugar el Secretariado Político del PCPE manifiesta su total y más absoluto  apoyo los trabajadores y trabajadoras de la empresa Kalise, y a su valiente lucha frente a una patronal dictatorial que somete a ese colectivo a unas condiciones de explotación brutales. La lucha es, sencillamente, por un nuevo convenio colectivo, que esta patronal despótica se ha negado a negociar. Y ese es un derecho de cualquier colectivo obrero, al cual esa patronal pretende oponer todo tipo de obstáculos. Pretende que su dictadura sea la única ley en ese centro de trabajo, y que el colectivo obrero renuncie a sus derechos sindicales más elementales.

Esa patronal prepotente debe empezar por reconocer que la fábrica de la que hoy es titular ha sido construida con el esfuerzo y el trabajo de cientos de hombres y mujeres que se han dejado su vida entera trabajando desde el amanecer hasta la puesta del sol, en largas jornadas de trabajo, y con apenas días de descanso. Pero su soberbia, y ambición desmedida, le impide reconocer esta realidad, que es conocida y reconocida por toda la clase obrera canaria. Pero, sin quererlo, lo reconoce Kalise en su alegato, cuando escribe que la lucha obrera ha supuesto perjuicios económicos para esa empresa. Claro!, son los trabajadores y las trabajadoras quiénes lo producen todo. ¡Si yo no trabajo, aquí no hay helado!

Con estos despidos y sanciones esa patronal lo único que trata es establecer el terror en el interior de sus centros de trabajo, intentando paralizar la conciencia de lucha y las aspiraciones de ese colectivo obrero con derecho a tener unas mejores condiciones de trabajo, a elevar sus salarios y acabar con las prácticas caciquiles, de opresión y represión, que aplican sus capataces.

Si esa patronal expoliadora quiere ir a litigar  a los tribunales contra el PCPE, nos dará la oportunidad de explicar con más detalle aún qué tipo de empresa es Kalise, y qué prácticas represivas se aplican en su interior. Quedamos a la espera de esa oportunidad, para explicar qué es lo que el PCPE quiere decir cuando se refiere a Kalise como terrorismo empresarial y caciquismo.

El PCPE exige, una vez más, la inmediata readmisión de las personas despedidas, así como la también inmediata anulación de las sanciones. El PCPE se mantendrá siempre al lado de las trabajadoras y trabajadores de Kalise, hasta que alcancen la victoria, con la readmisión de los despedidos, la anulación todas las sanciones, y la aprobación de un nuevo Convenio Colectivo que mejore las actuales condiciones de trabajo.

 

ESCRITO DE LA PATRONAL DE KALISE

Grupo Kalise responde y deplora las calumnias e injurias del PCPE

Las Palmas de Gran Canaria, 10 de octubre de. 2019.-

Grupo Kalise desmiente rotundamente el contenido de la “crónica” publicada por el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) en su página web con fecha 7 de octubre en relación con la manifestación de trabajadores de la empresa celebrada en la capital grancanaria el día 2 de octubre, una “crónica” en la que, lejos de informar sobre lo acontecido, se difama gravísimamente a Grupo Kalise y se insulta y calumnia a sus accionistas con descalificaciones e injurias inaceptables, por lo que estudian iniciar acciones legales en los tribunales de Justicia

Con dicho texto, repleto de verdadera mala fe, se pretende dar apoyo a un sindicalismo caduco, carente por completo de razón y de argumentos y repleto de malas praxis, de las que han hecho gala algunos ex miembros del Comité de Empresa, que se han dedicado a promover y refrendar acciones abusivas de una minoría llevadas a cabo en contra de los derechos de la mayoría de trabajadores de la empresa durante las jornadas de huelga que convocó el Comité, una huelga extremadamente injusta y presuntamente ilícita, que ha atacado la viabilidad de la empresa  ocasionando un grave perjuicio económico a una empresa que siempre se ha caracterizado por disponer de unas condiciones y trato modélico con sus trabajadores.

Grupo Kalise no ha perseguido, ni reprimido, ni represaliado sindicalmente a los representantes de los trabajadores y no ha cometido ningún abuso, como falsamente sostiene el PCPE. Las sanciones y despidos no responden al ejercicio del derecho de huelga sino que han sido motivadas/os por las presuntas violaciones de preceptos constitucionales en las que han incurrido los sancionados, como el derecho a trabajar de los trabajadores que libremente decidieron no sumarse a la huelga.

Varios de estos trabajadores fueron amenazados, acosados, insultados y coaccionados por los convocantes de la huelga, por lo que solicitaron el amparo de la empresa, que se vio impelida a actuar en su defensa.

Han sido por lo tanto motivos disciplinarios relacionados con la comisión de faltas muy graves, que ya se dilucidarán en los tribunales de justicia, los que han dado lugar a las sanciones y despidos del presidente y otros miembros del comité de empresa, figurando incluso, entre los preceptos infringidos por  los sancionados, hechos constitutivos de fraude económico y falsificaciones documentales.

Por tanto, falsa, lamentable y totalmente carente de credibilidad es la comunicación vertida por el PCPE en su página Web.