Compartir

La lógica nos dice que no tiene sentido que la oligarquía y los gobiernos burgueses no hayan dado una solución respecto al tema del cambio climático pues es una problemática que afecta a la especie humana en todo su conjunto. No obstante la lógica simple no vale cuando analizamos la sociedad actual, como una sociedad compuesta por clases enfrentadas entre si y con intereses totalmente distinta, así tenemos a la clase obrera preocupada por los desastres ambientales productos de la contaminación global y a la clase burguesa en sus casas al resguardo de su dinero pensando que ese agua nunca ahogara a sus hijos.

Aun así siempre dentro del movimiento ecologista surgen grandes colectivos que se definen como anti-partido, se alejan de toda ideología ( que no sea la liberal-burguesa) y pretenden a través de acciones teatrales ganar la lucha contra la destrucción del planeta. Pero al final por muy buenas intenciones que tengan sus acciones solo consiguen desmovilizar y hacer olvidar a la clase trabajadora y los sectores populares que el problema de raíz es el capitalismo.

El ultimo de estos movimientos espontáneos y misteriosamente con mucha capacidad financiera que tanto llama a las capas medias de la sociedad y a los voceros del pos-modernismo es Extiction Rebellion. Qué es Extiction Rebelion? Es una organización que llama a la desobediencia social pacifista frente a unos gobiernos que no responden a las necesidades de la regulación de emisiones para frenar el campo climático. Estas acciones se desplegaran el día 7 de Noviembre en diferentes capitales de Europa. Sus acciones se centran en el corte de carreteras principales pero tienen claro que no resistirán, así lo dice su portavoz en Madrid: “El 7 de octubre queremos que nos detengan”. Por tanto este movimiento no pretende realizar mas lucha que la de la performance, obviando el carácter de clase del estado y la anarquía del sistema de producción capitalista, cayendo en el error de pensar que solo por hacer algo de ruido los estados obligaran a las empresas a que reduzcan su beneficio y planifiquen su producción para reducir la contaminación. Como vemos Extiction Rebelion no es mas que otro grupo de activistas con buenas intenciones que ve todo de un color rosáceo, donde la performance y no la lucha popular es lo que conseguirá que el capitalismo deje de destruir nuestro hábitat.

Esa lucha consecuente contra el calentamiento global, es una lucha que tiene su final en la organización entorno al frente obrero y popular por el socialismo que permita la construcción del socialismo en España, porque solo el cambio del sistema de producción puede salvar el planeta y a las especies que habitamos en ellas. La necesidad del aumento de la tasa de valor hace que cualquier avance tecnológico con el cual se pueda reducir el impacto de la contaminación sobre el clima, sea utilizado para producir el doble y contaminar lo mismo. El capitalismo en su fase ultima solo trae muerte y miseria, debemos destruirlo para construir una sociedad que de verdad respete su hábitat. Es cómodo pensar en el la rebelión pacifista de Extiction Rebelion, pero ninguna lucha es cómoda y la lucha contra el cambio climático tampoco lo es y no es tampoco ajena a la lucha de clases. Combatamos estos cantos de sirena y dotemos de un armazón ideológico la lucha por el clima teniendo claro que la humanidad no es la que destruye el planeta sino la burguesía.

Costa