Compartir

Lleno en el Salón de Actos de la Cochera de Guaguas Municipales, en Las Palmas de Gran Canaria. Alrededor de 100 personas asistieron a un acto de homenaje a nuestros héroes y heroínas de la clase obrera que combinó lo cultural, con lo político y reivindicativo.

Monica Lleó fue la encargada de dar comienzo el acto explicando que el 6 de agosto de 1936 es una fecha importante en el calendario del Partido Comunista ya que en esa fecha fueron asesinados, a manos del fascismo golpista, el comunista Eduardo Suarez, diputado por el Frente Popular, y el socialista Fernando Egea, delegado del Gobierno de la II República en el norte de Gran Canaria. Mónica explicó la mención especial que realizamos en esta edición al comunista Carlos Suárez el “Latigo Negro”, como le conocíamos, recientemente fallecido.

El Presidente del Comité de Empresa de Guaguas Municipales, Jorge Domínguez dio una breve bienvenida a quienes asistimos.

Suso Junco fue el primer cantautor en subir al escenario.

El compañero Roberto Díaz representando a los estibadores nos habló de la importancia de la unidad y la solidaridad en los colectivos obreros más combativos.

La intervención del colectivo de guaguas, anfitrión en esta edición, fue a cargo de Feluco. Explicó lo que significa Carlos Suárez para los guagüeros, contó múltiples anécdotas y finalmente agradeció el papel del PCPC y otros colectivos en los momentos difíciles.

 

Turno para Amparo Ramos, cantautora que nos sorprendió gratamente contándonos que venía a ofrecer su corazón versionando a Fito Páez.

Carmelo Suárez, Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) intervino en último lugar, explicando la importancia de este acto. Cada año ampliamos la lista de héroes y heroínas que dieron su vida en la lucha contra el fascismo que representó el franquismo pero también por los que pusieron todo su empeño en luchar para que terminara la opresión capitalista contra la clase trabajadora.

Mención especial a Carlos Suárez. Fue uno de los que se arriesgo, y se jugó la vida y se mantuvo del lado de la clase obrera, siempre. El camarada Carmelo tuvo también palabras de elogio para los camaradas veteranos y las camaradas veteranas que estaban presentes. Parte de una generación que despertó en sus conciencias cuando el asesinato de Juan García el Corredera.

Monica Lleó terminó con un agradecimiento a los colectivos y organizaciones, sindicatos y partidos políticos, presentes en el acto.

Cerramos el homenaje con un efusivo canto a La Internacional.