Compartir

Después de recobrar energías a base de paella y estupendos bocadillos, las y los presentes se han ido agolpando alrededor de los varios puestos y mesas de propaganda. Los emblemas republicanos, las banderas rojas, libros y publicaciones de las organizaciones invitadas y colectivos amigos han ido rondando de mano en mano.

Los amigos de la Jaima Saharaui nos han invitado a degustar su té. Justo al lado, la solidaridad internacionalista con Cuba tenía su espacio. Los reencuentros y las nuevas amistades continúan su galope entre los centenares de asistentes en esta 1ª Fiesta de Unidad y Lucha.

A las 5 en punto de la tarde una marea ocupaba la totalidad de asientos del teatro, quien podía se quedaba de pie al fondo y en los pasillos laterales, otros tantos permanecían en la plaza o visitando las exposiciones. Daba inicio la mesa redonda -retos fundamentales del movimiento comunista internacional- con los miembros de todas las delegaciones internacionales invitadas a la fiesta. El responsable de relaciones internacionales del PCPE presentaba el acto. La primera intervención corría a cargo del camarada del Partido Comunista de Turquía, en poco más de cinco minutos levantaba los primeros aplausos. A continuación, Víctor Neves, del PCB hacía lo mismo apuntando los males del reformismo. El camarada Pavel Blanco, venido desde México reclamaba el testigo de la Internacional Comunista. Desde el PTB la unidad era la consigna. Y finalmente, la intervención del KKE encendía reiteradamente los aplausos del público. Lucha indefectible contra el oportunismo y el revisionismo.

Rondando la hora exacta de intervenciones, el camarada Ástor, del PCPE, terminaba de hacer levantar a todo el mundo del asiento. La lucha contra el reformismo es una tarea fundamental para el Movimiento Comunista Internacional, apelaba a viva voz, y el PCPE estará siempre y donde sea asumiendo esa responsabilidad y ese deber de lucha ideológica.

Camaradas y amigos salían del teatro y volvían a congregarse en la plaza. El color de la tarde comenzaba a teñirse del azul cobalto de la noche temprana. Más y más gente en las inmediaciones de la Fiesta, el barrio de Vallecas y Madrid comienza a animarse. Suena música en el escenario. Y se escuchan retumbar ya, a cargo del grupo poético musical Parnaso, las imborrables palabras de Antonio Machado y de Miguel Hernández.

La cultura popular continúa sobre el escenario de la fiesta de Unidad y Lucha. Suenan violines y no hay un solo timbre de melancolía, por el contrario, la musica es de combate. Las hermanas Quintillán ponen los pelos de punta a los presentes con sus instrumentos. Interpretan Santa Bárbara Bendita, el himno minero... Bella Ciao, La Internacional... el público acompaña a palmas y canta a ritmo.

La noche ya se ha hecho en el cielo de Vallecas. Da comienzo el mitin internacional. Emma Esplá, directora de Unidad y Lucha se dirige a una plaza abarrotada. Nuestra prensa es de clase, nuestra prensa es no solo un agitador colectivo, sino un organizador colectivo para la Revolución Socialista.

A continuación las intervenciones de los camaradas del TKP, del PCB y del PCM. Palabras que son proclamas de internacionalismo proletario y de lucha revolucionaria, de firmeza ideológica frente al oportunismo. Les sigue una verdadera sorpresa, mensaje videograbado desde La Habana, por parte de los camaradas de la delegación de paz de las FARC-EP. El mitin avanza, por la megafonía se recuerda la cita del próximo día 9 en Madrid con el pueblo saharaui. Interviene el camarada del PTB, recuerda las luchas del metal en Bélgica. Y finaliza las intervenciones internacionales el camarada del KKE, se refuerza el saludo a la clase obrera española y al PCPE y la lucha contra el reformismo. Reforma o Revolución... gritos de ¡Revolución! Atruena la plaza.

Llega el turno de Sócrates, Secretario General de los CJC. La Juventud Comunista le dedica las primeras palabras a los seis héroes que murieron en las minas de León esta semana. Y finalmente el turno para las palabras de Carmelo Suárez, Secretario General del PCPE...

A voz en grito Carmelo comienza encendiendo los ánimos de los presentes: ¡este partido, el PCPE está decidido a vencer! Durante cerca de media hora el camarada no deja de recordar y poner en evidencia las terribles consecuencias del sistema capitalista, y por supuesto, la necesidad de luchar y de organizarse para ponerle fin al sistema criminal, para llevar a la clase obrera a la victoria por su emancipación. Ahora sí, toda la plaza grita: ¡viva el Partido Comunista! ¡viva el PCPE! ¡viva el internacionalismo proletario! Y ¡viva la lucha de la clase obrera!

Se entona la Internacional. Pero la música no acaba, sino que comienza... ¡vienen los conciertos!