Compartir

El pasado 29 de julio tomó posesión Fernando López Miras como presidente regional, designando dos días después el que será su gobierno de coalición con Ciudadanos la próxima etapa política en la Región. 

Tras duras semanas de negociaciones y posturas de cara a la galería, el PP finalmente ha logrado un acuerdo con Ciudadanos y Vox para conseguir mantener su red de poder regional que lleva manteniendo más de 25 años.

De esta forma se materializan los siguientes hechos:

1-Se configura un bloque político de la ultraderecha, formado por PP-Ciudadanos-Vox, que tras el titubeo inicial de cara a la galería, se muestra sólido e implacable ante los principales puntos del programa más liberal y conservador, garantizándose el mantenimiento del poder en la oligarquía local y los sectores más reaccionarios de la iglesia, mientras siguen empeorando las condiciones de vida del pueblo trabajador. 

Se garantiza así:

  • El ataque al salario directo e indirecto del pueblo trabajador, mediante la privatización y deterioro de los servicios públicos con trasvase directo de dinero público al beneficio patronal (subcontratación y precarización del empleo en los servicios públicos como sectores de limpieza, mantenimiento,...; más rebajas de impuestos a la patronal y financiación pública para sus arcas,...), impunidad para el fraude en la contratación en el sector privado (fundamentalmente en sector servicios), la dinámica de incremento de los accidentes y muertes laborales, etc...

  • El mantenimiento del poder de los sectores católicos más conservadores, ya sea mediante favores de trato en materia de financiación, fomento, mantenimiento de la educación concertada, segregada por sexos, disfrazando de libertad de educación lo que no es más que doctrina católica, que perpetúa y fortalece la ideología patriarcal, la LGTBIfobia y persecución a la diversidad y la erradicación de la educación sexual en las aulas. En esencia el adoctrinamiento en el catolicismo más conservador, todo ello financiado con dinero público.

  • El fomento de la ideología nacional-católica, del españolismo monárquico y del odio hacia la diversidad y autodeterminación de los distintos pueblos del estado, materializado en reiterados actos de jura a la bandera monárquica, incremento de su simbología y el odio hacia el pueblo catalán empleado constantemente por López Miras como arma política, de manera oportunista.

  • El mantenimiento de un modelo de desarrollo regional que se enlaza directa y necesariamente con la depredación y el deterioro progresivo de nuestros parajes y medio ambiente regional, totalmente enfrentado al mantenimiento de nuestros recursos naturales. Clara muestra de ello es la muerte progresiva del Mar Menor debido a los vertidos, problema que llevamos acuciando décadas; los intentos de destrucción recientes de Cabo Cope – Calnegre totalmente impunes por parte de las oligarquías rurales con intereses en el agro y la construcción, la ausencia de un proyecto de desarrollo integrador y de protección de nuestros parajes con alto valor ambiental, el abandono de la huerta de Murcia frente a la especulación urbanística sin control, el problema grave de la contaminación en la capital y otros núcleos urbanos de la Región, debido a la ausencia de un proyecto de planificación y desarrollo del transporte público etc...

2- La opción política del voto a Ciudadanos, que se convierte de facto en el partido que garantiza la estabilidad del Partido Popular y su poder institucional, evitando así el proceso de descomposición, guerra interna y debilitamiento de su clientelismo caciquil al que le habría abocado la pérdida del poder regional.

3- El carácter oportunista del PSOE en todo este proceso de conversaciones y pactos, que ganó las elecciones pero, a pesar de mostrar su pose más conservadora para intentar atraer a Ciudadanos, llegando incluso a renunciar a su programa y aceptar la mayoría de puntos acordados del programa liberal-conservador del nuevo gobierno de coalición, no consiguió hacerse con el ejecutivo regional.

4- El papel clave de los diputados de Vox en el mantenimiento del nuevo gobierno y los futuros presupuestos, que no dudará en imponer la radicalización de las políticas más favorables para la gran patronal y el catolicismo, mientras sigue intentando dividir a la clase obrera por su color de piel o procedencia, buscando retrasar la necesaria toma de conciencia de clase para reorganizar la unidad obrera, la lucha en los centros de trabajo y la mejora de las condiciones de vida de la mayoría social.

5- La irrelevancia institucional de la nueva socialdemocracia de Podemos, dado que sus dos diputados no le sirven para nada en su principal apuesta política: el trabajo dentro de las instituciones para pactar con el PSOE un programa mínimo, mientras fomenta el discurso desclasado del ciudadanismo, haciendo retroceder la conciencia de clase trabajadora, y favorece la falsa idea de la neutralidad del estado y las instituciones burguesas.

Desde el PCPE y la JCPE analizamos de esta forma este nuevo curso político en la Región de Murcia, en el que vamos a seguir jugando el papel político que el periodo actual de la lucha de clases le exige al Partido Comunista. Favoreciendo la unidad de la clase trabajadora en sus luchas hacia la confrontación con la patronal y en defensa de nuestros puestos de trabajo, convenios, pensiones, etc..., el desarrollo del movimiento estudiantil por la educación pública, de calidad y laica, la lucha contra el patriarcado por los derechos de las mujeres y la diversidad sexual e identitaria, la organización y solidaridad popular en los barrios, contra la pobreza y el auge del fascismo, y la unidad de todas estas luchas en un bloque de clase y popular enfrentado al poder de la oligarquía que nos oprime e impide que tengamos una vida digna y libre de toda explotación.

Llamamos al pueblo trabajador de la Región de Murcia y a su juventud, a engrosar las filas del Partido y la Juventud Comunista, en el PCPE y la JCPE, como garantía de proyecto de confrontación con el poder de la oligarquía, y por la ruptura con el actual sistema capitalista hacia el socialismo y la sociedad libre de toda explotación y opresión.

Murcia, 31 de agosto de 2019

PCPE – Región de Murcia