Compartir

El PCPE y la JCPE nos sumamos a las denuncias del gobierno de la República Popular Democrática de Corea sobre los ejercicios bélicos que el imperialismo está realizando en la región, en clara provocación a la propuesta de paz . 

Publicamos el boletín número 7 de la Embajada de la RPDC en Madrid,  solidarizándonos con la defensa de la soberanía del pueblo coreano. 

Description: H:\국장(표준).jpg

BOLETÍN

EMBAJADA DE LA REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE COREA

EN EL REINO DE ESPAÑA

 

No. 07/2019                                             Madrid, 18 de Agosto de 2019

 

ACNC denuncia en comentario los ejercicios militares conjuntos EE.UU.-Sur de Corea

Pyongyang, 17 de agosto (ACNC) -- A pesar de nuestra advertencia y la denuncia de la sociedad internacional, EE.UU. continúan con las autoridades surcoreanas los ejercicios militares conjuntos, lo cual es un desprecio y desafío abiertos a la histórica Declaración Conjunta RPDC-EE.UU. del 12 de Junio en que ambas partes se comprometieron a establecer nuevas relaciones entre sí y el sistema de paz permanente y duradera en la Península Coreana.

Ahora, EE.UU. describe esa maniobra como simulacro para verificar si el ejército surcoreano tiene la capacidad de recibir el mando de operaciones en el tiempo de guerra.

Pero, no se puede ocultar ni justificar el carácter agresivo del ensayo de guerra que persigue atropellar por vía militar al país socialista.

Los analistas de la situación criticaron el presente entrenamiento especificando que "por tener a Corea como enemiga virtual, no conviene a la construcción de confianza recíproca y puede causar la contramedida de la parte coreana" y "agravará otra vez la situación de la Península Coreana".

Son precisamente EE.UU. y las autoridades surcoreanas que hablan del diálogo de cara a cara y conspiran por detrás contra su interlocutor.

El paro de ejercicios militares conjuntos fue prometido a la vista de todo el mundo por la máxima autoridad militar de EE.UU. durante la Cumbre RPDC-EE.UU. de Singapur y ratificado en la otra de Phanmunjom.

Sin embargo, EE.UU. comete junto con las autoridades surcoreanas las acciones militares para presionar abiertamente a la RPDC anunciándolas como "defensivas" y "elemento indispensable" para los preparativos de combate.

Es un hecho conocido que EE.UU. y las autoridades surcoreanas vinieron practicando durante varios decenios la capacidad ejecutiva de guerra enmendando los planes operacionales de distintos tipos que suponen el ataque sorpresivo y preventivo contra la RPDC.

Como reconoce todo el mundo, no se ha cambiado nunca el objetivo de los ejercicios militares anti-RPDC.

Los sucesivos entrenamientos militares y los pertrechos ofensivos ultramodernos como el drone Global Hawk, que llegan al Sur de Corea, dejan conocer de dónde proviene la amenaza que vulnera la seguridad de nuestro Estado.

No existe la ley que nos haga cumplir unilateralmente los compromisos, aunque no los respete la contraparte.

El desarrollo incesante y la ubicación para combate de los poderosos medios físicos son la solución justa para eliminar la amenaza potencial y directa contra la seguridad de nuestro Estado.

EE.UU. ha de tener presente que no son vanas nuestras reiteradas advertencias. -0-