Compartir

 

Lamentablemente el pasado 15 de junio falleció Marta Harnecker. Fue una mujer que ante todo se consideraba una pedagoga política, dirigiendo sus esfuerzos en la formación marxista de la clase obrera y el campesinado. Su libro “Conceptos elementales del Materialismo histórico” es una obra de cabecera en América Latina desde 1969 así como “Cuadernos de educación popular” muy difundidos en los años 70 en el ámbito latinoamericano. Para ella, explicar y hacer entender el embrollo más ininteligible de la realidad era una labor de compromiso socia primordial.

Tras sus orígenes católicos. En 1960 marchó a Cuba y de manera entusiasta defendió el proceso revolucionario de la isla antillana. Estudió en París, bajo la tutela de Louis Althusser. Procedía de la experiencia política del periodo de Salvador Allende en Chile, tras su derrocamiento se exilió en Cuba.

Fue directora del Centro de investigaciones “Memoria Popular Latinoamericana” de La Habana y del Centro Internacional Miranda en Caracas. Lugar donde recibió el premio Libertador al pensamiento crítico en 2014. En el año 2002 escribió el libro “Hugo Chávez: un hombre, un pueblo”.

Perteneció a la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad. Como recuerda el portal Cubadebate, ha sido una de las intelectuales más reconocidas de la izquierda latinoamericana en los últimos cincuenta años. Le preocupó especialmente la construcción de las alianzas en los procesos revolucionarios y movimientos antiimperialistas con el fin de cambiar la correlación de fuerzas de cara a la lucha contra el imperialismo.

M. Angel Rojas