Compartir

La firma de un acuerdo marca el final de una lucha ejemplar de 15 meses por parte de los y las carteras del 92

Ayer lunes 1 de julio, después de 463 días de huelga, la dirección de La Poste y nuestra organización sindical firmaron un protocolo de final de conflicto. L@s 150 huelguistas (20% del total de la plantilla de carteros y carteras de la provincia del 92) retomaran el trabajo el jueves 4 de julio de 2019. Salimos reforzad@s de este conflicto histórico, en el cual no bajamos en ningún momento los brazos.

La huelga revela un robo del tiempo de trabajo a gran escala

Nuestra movilización ha conseguido poner encima de la mesa y a nivel estatal el robo del tiempo de trabajo perpetrado por La Poste: tal y como ha podido mostralo el dossier del periódico Libération del 25 de junio de 2019, los algoritmos utilizados para calcular la carga de trabajo de los y las 70 000 carteras de todo el país están completamente desfasados con respecto a la realidad del terreno. Los y las carteras de Francia y sus apoyos tienen ahora la posibilidad de apropiarse de este punto de apoyo para poner en tela de juicio los planes de supresiones de puestos de trabajo, de los oficios y de la calidad del servicio ofrecido por La Poste.Debatiremos de todo esto de manera amplia con nuestra federación y con todos los colectivos militantes que están empeñados en la defensa de los y las carteras y del servicio público.

Proyectos de supresiones de puestos de trabajo frenados

Los proyectos de supresiones de puestos de trabajo previstos en las oficinas de correos en huelga han sido aplazados hasta enero de 2021. De ese modo oficinas como la de Asnières o la de Levallois no han padecido ninguna supresión de turnos desde 2010, Clichy o Gennevilliers desde 2011… Más de 10 años sin ninguna reorganización mientras que la media entre dos de esos proyectos en el resto de Francia es de cada 2 años. La Poste admite de ese modo que no podrá poner en pie ninguna reorganización como mínimo durante un periodo que en dependiendo de las oficinas puede ir hasta 2021. Cuando finalice este periodo, el litigio relativo a la legitimidad o no de esas reestructuraciones permanecerá y en lo que se refiere a nuestra organización sindical no validaremos en ningún caso ni esos proyectos ni el método utilizado para construirlos.

Ningún turno partido

Para la mayoría de las oficinas en cuestión, hemos conseguido ya la garantía de que los turnos partidos, los islotes y otros dispositivos que implicaban el desmantelamiento de nuestro oficio de cartero/a queden relegados al olvido durante años. Nuestro movimiento ha demostrado que era posible hacer frente al más grande de los patrones del país después del Estado. La oficina de Boulogne cuya reorganización ha sido aplazada a como mínimo a mayo de 2020 no se verá afectada ni por el turno partido ni por la puesta en funcionamiento de los islotes, así como en Levallois-Perret (ninguna reorganización antes de marzo de 2020) o en Asnières (ninguna reorganización antes de enero de 2021).

142 contrataciones en contratos indefinidos

142 contrataciones de interinos/as en contratos indefinidos han sido también efectivas debido a la huelga entre los cuales 70 en 20119: contrataciones numerosas, y un retroceso de la precariedad. Un doble avance gracias a la huelga. Esos efectivos fueron contratados en un primer momento para intentar mitigar los efectos de la huelga...para al final conseguir hacerlos fijos.

Un gran avance en materia de derecho sindical

La huelga también ha conseguido arrancar un gran avance que va a ser un antes y un después en lo que se refiere a derecho sindical: la posibilidad para un representante sindical (en este caso para nuestro secretario Gaël Quirante) de seguir interviniendo en la empresa de la que ha sido despedido constituye un hito que sólo pide ser extendido a otros sectores del mundo del trabajo. Si un ejemplo como éste se hiciera sistemático, los patrones se lo pensarían dos veces antes de despedir a un representante sindical...

Caja de resistencia y apoyo exterior: elementos decisivos

Los y las huelguistas han conseguido también unas condiciones a la hora de retomar el trabajo que les garantiza cobrar a finales de julio una cantidad cercana a la de 4000 euros netos para aquellos y aquellas que hayan efectuado la totalidad de los días de huelga.

La caja de resistencia de los y las carteras del 92 es la más importante que nunca se haya creado a escala del país. Analizaremos más en detalle sobre esta cuestión que ha sido crucial para poder mantner el pulso con la dirección del Grupo La Poste.

Agradecemos calurosamente al conjunto de las organizaciones sindicales, políticas y asociativas que nos han apoyado. Sin este apoyo nunca habríamos podido aguantar. El comité de apoyo a los/as huelguistas ha jugado en particular un papel decisivo para conseguir esta victoria.

Frente a la huelga, La Poste ha tenido que retroceder

Al inicio del conflicto el objetivo de La Poste era romper a nuestro sindicato y la combatividad que éste encarna a escala de los y las carteras del 92. La Poste ha fracasado: nuestra organización sindical, los y las huelguistas y la estrategia puesta en marcha por éstos de reagrupamiento de las oficinas, de los sectores y de los frentes de lucha salen reforzados de este conflicto histórico.

Que nuestra determinación de fuerza a otros! Frente a la barbarie de este mundo, es tiempo de reagrupar a todas las luchas. Ya sean nuestros compañer@s de Geodis Genneviliers en lucha contra la represión, los y las trabajadoras de las urgencias que pelean por la sanidad de todos y todas, el personal de la educación en huelga de selectividad, los Chalecos amarillos cuya determinación es contagiosa, los y las militantes de los barrios populares que no se resigan frente a las violencias policiales o los capitanes que han socorrido a migrantes poniendo en peligro su propia libertad. Federemos nuestras resistencias, golpeemos juntos/as con la vista puesta en una contra ofensiva global del mundo del trabajo y de la juventud.