Compartir

El conflicto del Sáhara Occidental se retrotrae al 14 de noviembre de 1975, cuando España abandonó la que hasta entonces había sido su colonia, firmando los Acuerdos de Madrid, por los que entrega el territorio principalmente al Reino de Marruecos y parte a Mauritania, volviendo el Sáhara a ser una colonia en manos de otros invasores. El pueblo saharaui, desde este preciso momento en el que se repetían los viejos clichés imperialistas, comenzó la resistencia armada dirigida por el Frente Polisario con el objetivo de conseguir la independencia del territorio ante la ocupación de facto por parte mauritana y marroquí.

Cabe recordar que, el colonizador e imperialista estado español abandonó" el territorio del Sáhara Occidental dejándolo en manos del ejército del reino de Marruecos, que en pugna con el débil estado franquista envió a cientos de miles de soldados marroquíes a la entonces colonia española, en lo que se llamó la “Marcha verde”. El ejército de ocupación marroquí llegó al Sahara arrasando campamentos, asesinando a familias enteras y envenenando pozos de agua como parte de una campaña destinada a exterminar a los nómadas saharauis.

Desde la entrega del Sáhara por parte del estado imperialista español al criminal reino de Marruecos y al esclavista régimen de Mauritania, el pueblo saharaui sufre la más violenta de las represiones.

El pueblo saharaui lleva dividido más de 40 años. La mayoría de su población resiste en las duras condiciones del desierto más inhóspito del mundo, la Hamada en el suroeste de Argelia. La otra mitad sufre la represión, el asesinato y encarcelamiento por parte del régimen marroquí en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

El estado español desde su derrota y abandono de casi la totalidad de las colonias africanas, jamás tuvo la intención, ni nada hizo para que así fuera, de defender el derecho de libre autodeterminación del pueblo saharaui. Las coronas borbónicas y alaoui siempre han manifestado su más que vergonzante hermandad.

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) fue aceptada en el año 1984 en la Organización para la Unidad Africana (OUA), aceptación que nunca fue reconocida por Marruecos que abandono la OUA.

Hoy el pueblo saharaui sigue sufriendo con suma violencia la represión del reino de Marruecos. Las movilizaciones son reprimidas con las armas, asesinado a cientos de mujeres, hombres y niños. En su política criminal, Marruecos dificulta el acceso a los recursos vitales, alimentación y en especial al agua, sentenciando a la muerte a miles de seres humanos. Las riquezas naturales del Sahara, principalmente sus pesquerías y los fosfatos, están siendo robadas impunemente a su pueblo por parte del capital marroquí y europeo.

Mientras, los gobiernos gestores de la oligarquía capitalista (PSOE-PP) miran para otro lado o proponen una solución que favorece los intereses de los invasores imperialistas. Su silencio y colaboración con el genocidio perpetrado por Marruecos, les convierte en cómplices necesarios.  

El PCPE denuncia la actual situación que padece el pueblo saharaui, al cual se le niega su legítimo derecho de soberanía. Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones políticas y sociales a unificar nuestra lucha en defensa del reconocimiento del gobierno legítimo de la República Árabe Saharaui Democrática y del derecho a la libre autodeterminación del Sáhara.

Asimismo, el PCPE denuncia el fraude jurídico y del Derecho a la autodeterminación que se ejerce desde organismos internacionales, incapaces de imponer resoluciones en contra de los intereses del imperialismo. El proceso de autodeterminación de los territorios ocupados colonialmente ha tenido, en la mayoría de los casos, una solución neocolonial y de dependencia de las potencias imperialistas a través de la imposición de gobiernos oligárquicos en territorios geométricamente delimitados (sobre todo en África), por lo que desnaturalizaban las esperanzas surgidas en la Conferencia de Bandung en 1955.

El derecho de autodeterminación del pueblo saharaui también está inmerso en la lucha de clases a nivel internacional. Ni la ONU, ni el MINURSO ni la Corte Internacional de Justicia han conseguido imponer la realización del referéndum de autodeterminación aprobado para resolver el único territorio africano que permanece en la situación colonial.https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

A 7 de junio de 2019

Secretariado Político del CC del PCPE