Compartir

Unidad de clase, ¿qué hay tras esta afirmación o concepto? Los comunistas entendemos que el momento histórico por el que transita la lucha de clases esta unidad se hace cada vez más necesaria. Solo con la unidad de la clase obrera con el proletariado al frente podremos derrotar al capitalismo.

Nuestra propuesta de unidad pasa por la organización de las obreras y obreros en los Comités para la Unidad Obrera sujeto organizativo de lucha nacido con la intención de hacer posible que la clase obrera se organice y unifique en torno a todas las luchas que esta desarrolle contra el capital en defensa de sus intereses.

Los Comités Para la Unidad Obrera, desempeñan entre la clase obrera un papel organizativo que tiene como resultado una gran capacidad de coordinación y movilización con lo que superamos la provocada situación de división e inmovilismo en los que esta inmerso el movimiento obrero. Los CUO como propuesta organizativa, que, sin llegar a situar al sindicato en un lugar relegado, debe ser el sujeto político-organizativo que genera en lo practico la posición de clase, que sitúa al proletariado y al conjunto de la clase obrera en una posición ideológica y práctica, de una alta comprensión de ser la clase que desde su independencia de las clases burguesas puede conseguir los objetivos de liberase del yugo del Capital.

Los CUO son unas estructuras de unidad que no pretende sustituir a la organización sindical, desde los CUO se hace un llamamiento a todas y todos los obreros a sindicalizarse en aquellos sindicatos que mantengan una posición de clase, y a que estos sindicatos trabajen en la dirección de la defensa del interés de obreras y obreros.

Desde los CUO denunciamos las posiciones de pacto y confraternidad que algunas cúpulas o estructuras sindicales mantienen con el capital ¨patronal”. Entendemos que esta situación debe ser superada, que las trabajadoras y trabajadores desde posiciones en defensa de intereses de clase deben revertir el actual marco en el que la correlación de fuerzas favorece en su casi totalidad al Capital, ejerciendo este todos los mecanismo políticos y legislativos que mantiene a obreras y obreros sumidos en un alto nivel de sobreexplotación y precariedad.

Desde los CUO pretendemos superar el marco estrictamente laboral, desde la genuina organización obrera se realizará un trabajo en defensa de todas las cuestiones que afectan e interesan a la clase obrera, la calidad de los barrios donde vivimos ,la cultura, el deporte colegios, centros de salud, bibliotecas, guarderías y todo el entorno y hábitat , esta proyección fuera del ámbito estrictamente laboral, será enriquecida con la participación de un amplio número de personas de nuestros barrios y será el germen y culminación de la puesta en marcha de los Comités Populares, expresión de poder político de la clase obrera, compuestos estos de obreras y obreros y capas populares en los barrios.

Los CUO como herramienta de la defensa de los intereses de la clase obrera no puede estar en manos de sujetos que ya han demostrado su incapacidad o negación a confrontar con los intereses del patrón. Los CUO como estructura asamblearia deben ser dirigidos por las trabajadoras y trabajadores de forma que nunca se deje en manos de elementos individuales las decisiones que nos afectan, y esta práctica y modelo de dirección colectiva y organizada, debe ser trasladada a las estructuras sindicales que ostenten la representatividad o estén presentes en conflictos. Ningún acuerdo con la patronal puede ser decidido unilateralmente por cúpula o dirigente sin la discusión y ratificación de la mayoría de obreras/os en conflicto y son los Comités Para la Unidad Obrera quienes nos garantizaran que este modelo organizativo de la clase obrera es posible.

Juan José Sánchez