Compartir

El capital en su lógica inherente no frena jamás su criminal destrucción de su principal fuente de riqueza, el ser humano, la clase obrera. En Bangladesh el 24 de abril de 2013 un edificio de 9 plantas el Rana Plaza que albergaba 30 fábricas de textil al servicio de multinacionales europeas, Benetton, The Children's Place, DressBarn, Mango, Monsoon, Inditex, Primark y El Corte Ingles se derrumba muriendo 1.200 trabajadoras y 2.500 resultaron heridas. Trabajadoras que desempeñaban su trabajo en condiciones de máxima precariedad, salarios entre 45 y 55 $ al mes en jornadas de entre 10 y 12 horas diarias a ritmos frenéticos y en condiciones de salubridad y seguridad inexistentes.

Este 24 de abril del 2013 la clase obrera mundial sintió en sus entrañas el dolor de sus compañeras asesinadas, un sentimiento de rabia hacia el patrón capitalista que no trascendió más allá de un leve lamento o protesta,¿ que ocasiono este casi silencio? el motivo está en que la clase obrera mundial está siendo desposeída de toda conciencia política, orgánica y moral , hoy las acciones de solidaridad con los millones de obreras y obreros asesinados por el capital no van más allá de una concentración de minutos y vuelta al potro de trabajo desde el que debes generar la plusvalía que se apropian los mismos que asesinaron a nuestras compañeras.

El Rana Plaza fue un asesinato de las multinacionales, este asesinato del Rana Plaza debería haber sido para la clase obrera mundial el detonante por el cual haber levantado de nuevo las barricadas de lucha contra el capital. El Rana Plaza debería ser un símbolo trágico de la historia de la clase obrera mundial al igual que los 1º de mayo mártires de Chicago, o el 8 de marzo las obreras de Nueva York.

El internacionalismo proletario para nosotros los comunistas no es solo una declaración, es una concepción de principios. Son los principios básicos de la ideología y la política de la clase obrera y de su partido, que expresa la solidaridad internacional de los trabajadores de los distintos países en la lucha contra el capitalismo. La base del internacionalismo es la comunidad de los intereses de clase del proletariado, intereses que tienen como objetivo la derrota del Capital.

En el asesinato del Plaza Rana se dieron las condiciones que expresaban esa comunidad de intereses de clase, ¿qué faltó o falló para que esos intereses de clase no levantasen la conciencia internacional del proletariado?. Podemos afirmar que faltó el elemento subjetivo de la lucha de clases, un gran Movimiento Comunista Internacional compuesto por partidos que basan sus programas en las categorías científicas del Marxismo Leninismo, partidos que hacen del internacionalismo su bandera, partidos que no mantienen posiciones chovinistas y que no renuncian a la necesaria solidaridad internacional sin someter ésta al chantaje de los intereses nacionales.

El Movimiento Comunista Internacional debe propiciar que el llamamiento del Manifiesto Comunista “Proletarios del Mundo Uníos “no sea tan solo un eslogan o elemento de márketing, el asesinato de nuestras compañeras en Bangladesh, y el de millones de obreras y obreros en el mundo, la situación de sobreexplotación y expolio que el capital esta ejerciendo sobre millones de seres humanos no puede quedar sin respuesta. Los partidos comunistas y obreros deben unir todas sus fuerzas para dirigir al proletariado mundial a la toma del poder político.

Unidad de la clase obrera que desbroce el camino y asiente las bases para que la humanidad se libere del criminal sistema Capitalista.

Juan José Sánchez