Compartir

Las y los jóvenes comunistas salimos de esta I Conferencia de la Juventud Comunista de los Pueblos de España con el firme compromiso de hacer del internacionalismo proletario y la solidaridad entre los pueblos los pilares básicos de nuestra organización.

En este sentido, nuestra intención es el trabajo honesto y conjunto dentro de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD) junto al resto de organizaciones comunistas y antiimperialistas del mundo.

Nos encontramos en la fase imperialista del sistema capitalista, inmerso en una gran crisis estructural en la que la única forma que encuentra para recuperar sus tasas de ganancia es el expolio y la guerra a los pueblos del mundo, el recorte de derechos sociales y el incremento de la explotación sobre la clase trabajadora.

El capitalismo es internacional. La necesidad de seguir incrementando la riqueza de la clase dominante no entiende de fronteras, y los ataques que sufrimos la juventud de extracción obrera y popular tampoco. Es por ello que la acción conjunta de las organizaciones juveniles comunistas en nuestro tiempo más que una opción, es una necesidad.

Con esta declaración queremos iniciar una nueva etapa de relaciones basada en la fraternidad, el aprendizaje colectivo, el respeto entre organizaciones, la solidaridad y la acción conjunta, que recoja las mejores tradiciones de lucha de nuestra clase.

La solidaridad es la ternura de los pueblos.

¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Viva la lucha de la clase obrera!