Compartir

  1. UNA ESPAÑA REPUBLICANA Y SOCIALISTA, QUE SEA UNIÓN VOLUNTARIA DE PUEBLOS LIBRES

España transita, desde hace años, por una etapa que expresa el progresivo agotamiento del proyecto histórico de la burguesía para este país. Proyecto socialmente injusto, violento y reaccionario, sostenido por una alianza funcional de la burguesía con la Iglesia, monarquía y los cuerpos represivos a su servicio.

En los últimos años esa dominación burguesa, y su proyecto, hacen aguas por todos lados: corrupción, represión de las libertades, aumento incesante de la explotación de la clase obrera, misoginia y machismo, un paro que no baja de cifras millonarias, integrismo religioso, fascismo, etc.

El PCPE representa la propuesta política de relevo a esta etapa histórica, que es necesario derrotar, con las luchas obreras y populares, en el más breve plazo posible. El futuro de España se ha de configurar como una república socialista de carácter confederal, que se constituya como unión voluntaria de pueblos libres mediante el ejercicio del derecho a la libre autodeterminación, y que finalice con el período histórico de parasitaria dominación de la monarquía de los Borbones.

Esta propuesta política significa el inicio de un nuevo Proyecto Histórico, superador de la rancia, decrépita y corrupta España desarrollada bajo dominación burguesa capitalista. Un nuevo Proyecto Histórico, republicano y socialista, dirigido por la clase obrera y por los sectores populares.

  1. SOCIALIZACIÓN DE LOS GRANDES RECURSOS ECONÓMICOS, Y RECUPERACIÓN DE TODO EL SECTOR PÚBLICO PRIVATIZADO

La explotación de la clase obrera, y de los sectores populares, se sustenta en la ventaja otorgada a los grandes monopolios para el control casi absoluto de todos los sectores productivos, así como de los circuitos financieros. La privatización de Renfe, Iberia, Endesa, Argentaria, Telefónica, Siderurgia, etc. ha supuesto una millonaria expropiación de la propiedad estatal, para entregar toda esa riqueza a la oligarquía de este país. También la privatización de la sanidad, la educación y los servicios sociales responde a esta misma lógica de los intereses parasitarios dominantes.

La nacionalización de la banca, así como la de las grandes empresas de todos los sectores estratégicos de la economía (transporte, distribución de alimentación y bienes de consumo, minería, siderurgia, automoción, turismo, energía, etc.) es un punto de partida para democratizar la vida en nuestro país, y para revertir las políticas de sobreexplotación que se aplican a la clase obrera por parte de la oligarquía y sus monopolios.

Por una educación pública, de calidad, laica y gratuita

Por una sanidad pública universal y gratuita, sin exclusiones

Por una economía planificada en función de las necesidades del pueblo.

Reforma Agraria que ponga todo el suelo agrícola, así como el forestal y todos los recursos hídricos, bajo titularidad pública.

  1. SALIDA DEL EURO, DE LA UE Y DE LA OTAN

La pertenencia al euro, a la UE y a la OTAN es un proyecto de dominación que se corresponde con los intereses monopolísticos en lo económico, en lo político y en lo militar. Estos son los tres elementos fundamentales para la perpetuación del sistema capitalista en España. Dominio del capital financiero, dictadura del capital establecida a nivel de Europa, y guerra imperialista como lógica de expolio y de saqueo de los países más débiles.

El PCPE hace de la defensa de la soberanía nacional, y de la defensa de los principios democráticos más elementales, un factor de confrontación con las estrategias de la dominación de la dictadura del capital en su fase imperialista. La salida del euro nos permitirá la aplicación de políticas económicas adecuadas a la situación del país, que hoy son imposibles. La salida de la UE nos liberará de la división internacional del trabajo impuesta por el gran capital monopolista, que ha convertido a España en el balneario de Europa, negándonos otro tipo de desarrollo económico que sería más beneficioso para el país. La salida de la OTAN nos permitirá recuperar nuestra soberanía y no formar parte de la organización terrorista especializada en el robo y el pillaje a través de la violencia de la guerra contra otros pueblos hermanos. Igualmente hará posible la reducción del gasto militar y la relación entre los pueblos sobre la base del respeto y el beneficio mutuo, sobre los principios de la solidaridad internacionalista.

  1. UN NUEVO PROYECTO ECONÓMICO Y SOCIAL

En el capitalismo español se da una altísima contradicción entre el altísimo desarrollo de las fuerzas productivas, capaces de producir todo aquello que la sociedad necesita, y el carácter antisocial de la propiedad privada monopolista de la riqueza generada. En términos históricos la clase obrera ha creado ya la base material para el tránsito a la sociedad socialista, es el régimen de la gran propiedad privada lo que impide que esta base material se ponga al servicio de la mayoría social.

La propuesta del PCPE es un proyecto para la mayoría social:

Modelo productivo que potencie, desde la soberanía, la racional utilización de los recursos del país, en equilibrio con la naturaleza, y orientado al aprovechamiento de las capacidades productivas existentes, evitando la degradación de las tierras productivas.

Desarrollo de un fuerte sector agropecuario, que aproveche las capacidades y garantice los suministros necesarios al pueblo.

Aprovechamiento de los desarrollos tecnológicos en todos los sectores, tanto informático como energético, energías blandas en sustitución de las fósiles.

Desarrollo, desde la soberanía, de las capacidades industriales y ponderación de la economía de servicios. Planes de rehabilitación territorial en las zonas degradadas y/o contaminadas. Atención especial a la subida del nivel del mar como consecuencia del cambio climático.

Plan específico de empleo juvenil, adaptado a las capacidades innovadoras de las nuevas generaciones, que se formarán con los conceptos más avanzados.

  1. TODO EL PODER PARA LA CLASE OBRERA

El viejo proyecto burgués mantiene en el poder a una clase parasitaria que, llevando varios siglos de dominación absoluta, ha demostrado su incompatibilidad con el bienestar de la mayoría social (un alto porcentaje del pueblo en riesgo de pobreza, sobreexplotación especialmente de la mujer y la juventud, pobreza energética, etc). Un bloque histórico de poder, configurado en una reaccionaria alianza entre burguesía y aristocracia bajo el paraguas de la monarquía de los Borbones, La Dictadura del Capital

El PCPE representa un nuevo proyecto social y político que se sustentará en el poder de la mayoría social, de las trabajadoras y de los trabajadores. Creación de Comités Populares en los barrios y pueblos como herramientas de la democracia directa y de base. Control obrero de la producción con la participación vinculante de los Comités Obreros en la toma de decisiones en los procesos productivos. Igualdad de las mujeres trabajadoras con la creación de Comités para la Igualdad, tanto en los territorios como en los centros productivos y de servicios.

Una nueva sociedad, un nuevo poder, que será ejercido por la mayoría social. El Frente Obrero y Popular por el Socialismo define la política de alianzas necesaria para llegar a este objetivo.

  1. POR UNA SOCIEDAD DE PERSONAS LIBRES E IGUALES: EL SOCIALISMO Y EL COMUNISMO

El actual proyecto burgués dominante condena a la clase obrera y a los sectores populares a la explotación y el empobrecimiento, es su dictatorial ley interna. El sistema de dominación monárquico-burgués, que se ha impuesto en España en los últimos siglos, se basa en la represión, la injusticia social, las contrarreformas laborales, los privilegios para los capitalistas, la Iglesia y la aristocracia. Es un proyecto cuyo balance es la desigualdad, el paro, la pobreza, la violencia y la injusticia social.

El PCPE ofrece a la clase obrera, y a los sectores populares, un proyecto de futuro cuyo objetivo central es la construcción de una sociedad de personas libres e iguales.

La propiedad colectiva de los grandes medios de producción y cambio será la base material para la construcción de una sociedad de igualdad y justicia social sin explotación. Sociedad en la que no existirán diferencias vinculadas a la clase social, al género, a la condición migrante, a las opciones personales más diversas, etc.

Esa sociedad futura será posible con el protagonismo de las masas obreras y populares impulsando el gran cambio social histórico que la mayoría de nuestro pueblo necesita para salir de la esclavitud a que la somete el actual sistema capitalista de dominación.

Esa sociedad será, en su primera fase, el socialismo y, posteriormente, el comunismo como etapa superior del desarrollo de la Humanidad, en la que finalmente desaparecerá la división clasista de la sociedad.

 


El programa completo del PCPE lo puedes descargar en este enlace: