Compartir

La colérica guerra imperialista contra Venezuela que los medios de comunicación del sistema han priorizado en su constante difusión anticomunista, ha dejado poco margen para difundir la noticia del referéndum sobre la Constitución que el pueblo de Cuba votó el pasado 24 de febrero.

La contundente participación, y el 86,6% de voto afirmativo ratificando el texto constitucional propuesto, marcan la diferencia entre un proceso realmente democrático y participativo como son las elecciones y este referéndum en la Cuba socialista, y el resto de “comedias” democrático-burguesas que se viven en los países, incluido el nuestro, que están dando permanentemente “lecciones de democracia”.

La importancia de la cifra de participación en el día de la votación no debe ocultar el proceso que se ha desarrollado desde que se aprobó en la Asamblea Nacional del Poder Popular la necesidad de actualizar la Constitución, con el objetivo remarcado por el gobierno cubano y el Partido Comunista de reforzar el Socialismo en la isla. Ya, desde el primer día del anuncio, comenzaron a realizarse asambleas en los centros de trabajo, barrios, aldeas o lugares donde se desarrollan actividades populares. Pero, desde el momento en que se aprueba en la Asamblea Nacional del Poder Popular el borrador original, cerca de 9 millones de cubanos en más de 133.000 reuniones o asambleas han participado en el debate que generaron 783.000 propuestas de modificación del borrador inicial que, devuelto de nuevo a la Asamblea, implicó cambios en 134 artículos y eliminación de 3, lo que supuso 760 modificaciones en total.

Método, participación popular, y retos de la Carta Magna de Cuba, en su proceso por el perfeccionamiento del socialismo en la actual fase de la lucha de clases a nivel internacional, que el imperialismo está abordando desde las posiciones más violentas y crueles. ¿Cuáles son los elementos a destacar de la Constitución?:

  • El artículo 4º ratifica el carácter irrevocable del sistema socialista, con lo que deberían eliminar las esperanzas de la gusanera para regresar al capitalismo.

  • El artículo 84 lo dedica a una nueva y real concepción del matrimonio, con lo que debería alejar la versión anticomunista que se desarrollaba en el ámbito de LGTBI.

  • Los artículos 126 y 127 crean la figura del Presidente de la República de un mandato y una posible reelección.

  • Artículo 15 ratifica el carácter laico del Estado, que para los españoles nos es tan ajeno en lo práctico.

  • Artículo 55 manifiesta la propiedad socialista de los medios de comunicación que salvaguardan la veracidad de la noticia y la información; ¿algo que ver con los de España, por ejemplo?

  • Artículo 72 y 73, ratificando nuevamente la Salud y la Educación como motores del desarrollo social.

  • Y el artículo 86, dedicado a la infancia y la adolescencia como sujetos de pleno derecho.

¿Dónde hay que firmar?

Víctor Lucas